Taqués hidráulicos

taqué hidráulico
Ampliar

06 de octubre, 2021

Los taqués hidráulicos son elementos del sistema de distribución del motor que se encargan de transmitir el movimiento de la leva del árbol de levas a las válvulas para accionarlas y que abran o cierren.

El contacto entre la excéntrica del árbol de levas y el vástago de la válvula no se hace directamente, sino que entre ambas partes se coloca otra pieza que se llama taqué. Esto permite cierta tolerancia, necesaria debido a las dilataciones y contracciones que la temperatura genera en los materiales del motor.

Es necesario que exista cierta holgura entre la leva y la válvula para que pueda funcionar correctamente el mecanismo. Cuando el motor está frío y los materiales están contraídos, esa holgura es máxima y hace que se produzca un golpe entre el taqué y la válvula. De hecho, el nombre de taqué es una onomatopeya debido al ruido característico de esta parte mecánica, una especie de taca-taca-taca. Si no se respeta esa holgura entre el taqué y la válvula en frío, cuando los materiales se dilatan, la válvula quedaría pisada y abierta cuando debería estar cerrada, lo que provocaría una pérdida de potencia y fallos graves en el motor.

Cuando el motor alcanza su temperatura de servicio, la dilatación de los materiales hace que esa holgura sea mínima y que no exista apenas separación entre el taqué y la válvula, de modo que ese ruido característico en caliente apenas se oye.

Para reducir el ruido y el desgaste de los taqués se inventaron los taqués hidráulicos. Lo que hace un taqué hidráulico es que una capa de aceite se interponga en esa holgura, de modo que el taqué no golpea ni suena, sino que el golpe lo absorbe una capa de aceite a presión.

Por qué suenan los taqués del coche

Es normal que suenen los taqués del coche cuando el motor está frío. También en el caso de los taqués hidráulicos es normal que suenen nada más arrancar, hasta que la presión de aceite llega correctamente a todos los rincones del motor. Si un taqué suena también en caliente es porque necesita un reglaje, si no es hidráulico. Si un motor con taqués hidráulicos suena a taqué transcurridos unos instantes tras el arranque o incluso en caliente, el problema suele deberse a una baja presión de aceite o a un defecto en los propios taqués.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche