Sobreviraje

Qué es sobreviraje.

3 fotos

Ampliar

10 de diciembre, 2021

Si alguna vez has leído o escuchado la palabra sobreviraje y te has preguntado qué es, aquí tienes la respuesta y cómo evitar este peligro.

Se conoce como sobreviraje de un vehículo a una reacción en curva en la cual la trayectoria descrita por el vehículo es una curva más cerrada que la marcada por la dirección en la que apuntan las ruedas. Si el sobreviraje es muy acusado suele acabar en trompo, con el vehículo girando sobre sí mismo. Para entendernos, el coche sobrevira cuando el eje trasero tiende a adelantar al delantero y a salirse la trasera hacia el exterior de la curva.

Es célebre la definición de subviraje y sobreviraje del piloto Walter Röhrl: «subviraje es cuando ves el árbol contra el que te vas a estrellar, sobreviraje cuando sólo lo sientes».

El sobreviraje se produce por una falta de adherencia en el eje trasero y ésta se puede provocar de diferente manera en un coche de tracción delantera o en uno de propulsión trasera, por lo que los explicaremos por separado.

Conviene leer el reportaje sobre el subviraje ya que en él se explican también conceptos que tienen que ver con las fuerzas que provocan ambas reacciones del vehículo, el subviraje y el sobreviraje.

Es rotundamente falso que un tracción delantera subvira y un tracción trasera sobrevira. Ambas reacciones el vehículo tienen más que ver con los pesos y la adherencia que con el tipo de tracción del vehículo y es posible provocar ambas reacciones en cualquiera de ellos.

Corregir un sobreviraje va contra el instinto natural de un conductor normal, puesto que en muchos casos exige acelerar (cuando el instinto ante cualquier situación de riesgo es frenar) y, además, girar la dirección en sentido contrario al de la curva que queremos trazar. Sólo a base de entrenamiento un conductor consigue reaccionar de manera correcta e instintiva a un sobreviraje, de ahí que los fabricantes de automóviles suelan diseñarlos para que sean algo más subviradores que sobreviradores, para hacerlos más asequibles a la mayoría de conductores.

Por qué se produce sobreviraje y cómo solucionarlo en un tracción delantera

En un tracción delantera el sobreviraje se soluciona siempre con gas y poco contravolante.

3 fotos

Ampliar

El sobreviraje en un tracción delantera sólo se produce por una pérdida de adherencia en el eje trasero que sólo puede estar causada por llevar unos neumáticos de peor calidad o estado que los delanteros o por descargar de peso el eje trasero al frenar con el coche en pleno apoyo. La primera solución es evidente: montar siempre los neumáticos de mejor calidad y en mejor estado en el eje trasero. La segunda, si el problema lo hemos provocado al frenar, es dar la orden contraria y dejar de frenar e incluso acelerar suavemente.

Cuando un coche de tracción delantera sobrevira no es debido nunca a un exceso de aceleración, todo lo contrario, de ahí que la primera solución a un sobreviraje en un tracción delantera sea acelerar. De este modo se transfiere peso al eje trasero y las ruedas traseras recuperan adherencia y el derrape se para. Además de acelerar, como la carrocería del vehículo ha cogido un ángulo más cerrado respecto a la curva, debemos corregir la dirección de las ruedas delanteras y alinearlas con la nueva postura del coche. No siempre es necesario girar las ruedas en sentido contrario a la curva (contravolante), a veces basta con enderezarlas un poco o como mucho ponerlas totalmente rectas. Es mucho más fácil corregir el sobreviraje sólo acelerando que tratando de evitarlo todo a base de contravolante.

En contra de lo que se suele creer, el punto crítico en la corrección de un sobreviraje es el final de la maniobra. Al inicio del derrape la mayoría de los conductores hacen bien la primera parte de girar el volante en el sentido en el que se le escapa la parte trasera, pero suelen hacerlo en exceso y luego tardan demasiado en volver a poner las ruedas en línea recta al final de la curva. El resultado es que el coche acaba dando un latigazo y derrapando en el sentido contrario al inicial, porque el conductor hace demasiado contravolante y lo deshace tarde. En la mayoría de los casos si, por ejemplo, el coche empieza a derrapar en una curva de izquierdas, el conductor gira a tope a la derecha para corregir el derrape, el coche empieza a girar entonces a la derecha y, como no deshace rápido el contravolante, acaban saliéndose con un trompo hacia la derecha. Por este motivo muchas veces ves un coche en sentido contrario en el arcén derecho a la salida de una curva, por un sobreviraje mal corregido.

Es vital evitar un exceso de contravolante, deshacerlo rápido cuando la parte trasera haya recuperado adherencia y siempre acelerar en un tracción delantera para que la transferencia de peso al eje trasero haga que recupere la adherencia lo antes posible.

Como ves, la solución no es sencilla y requiere entrenamiento, por este motivo, lo mejor es evitar en lo posible que suceda la situación de un sobreviraje y esto se hace:

  • Montando siempre las mejores ruedas en el eje trasero.
  • Frenando antes de empezar a girar el volante en la curva para evitar hacerlo con el coche ya apoyado y que se descargue de adherencia el eje trasero en medio del giro.

Por qué se produce sobreviraje y cómo solucionarlo en un tracción trasera

En un tracción trasera el sobreviraje puede deberse a un exceso de gas, no sólo a una mala transferencia de pesos.

3 fotos

Ampliar

En un tracción trasera el sobreviraje se puede producir por el mismo motivo que en un tracción delantera y la solución será la misma, pero también se puede provocar por un exceso de potencia en las ruedas traseras al acelerar demasiado en pleno apoyo. Esto hace que corregir el sobreviraje en un tracción trasera sea muy complicado porque lo primero que tenemos que hacer es analizar cuál es la causa del sobreviraje y reaccionar dando las órdenes contrarias a las que han provocado esa espantada del eje trasero. Además, la cosa se complica más todavía porque, para solucionar el problema provocado por el motivo que describimos en un tracción delantera, a la hora de acelerar para recuperar la adherencia del eje trasero tenemos que tener muchísimo tacto con el acelerador para evitar que pasemos de ir derrapando por un exceso de frenada a que derrapemos por un exceso de aceleración, y el límite es muy fino, porque ya tenemos a las ruedas traseras derrapando.

Si el problema es que nos hemos pasado acelerando, la primera reacción es evidente, dejar de acelerar para que llegue menos potencia a las ruedas y éstas recuperen la adherencia, pero al hacer esto estamos descargando el peso del eje trasero, así que ojo, hay que dejar de acelerar con suavidad pero rápidamente, no soltar el acelerador de golpe, tratando de hacer que se reduzca más rápidamente la potencia en las ruedas que la transferencia de peso hacia el eje delantero.

Al igual que en un tracción delantera, el punto crítico en la corrección de un sobreviraje es el momento en el que conseguimos enderezarlo, hay que deshacer el contravolante en el momento justo para evitar el latigazo y acabar trompeando en sentido contrario.

Normalmente en un tracción trasera sí suele ser necesario llegar a girar las ruedas delanteras en sentido contrario a la curva para que éstas apunten hacia donde realmente debemos dirigirnos.

 

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche