Reserva de dominio en el coche

La subida del impuesto de matriculación se para
Ampliar

06 de octubre, 2021

Una reserva de dominio es un acuerdo comprado entre el comprador y el vendedor de un vehículo por el cual el propietario legítimo del bien seguirá siendo el vendedor mientras el comprador no liquide la deuda del pago de dicho vehículo.

El comprador puede hacer uso del vehículo como si fuese de su propiedad, pero no tiene autorización para venderlo. Es el caso típico que sucede en los casos de financiación o leasing, en los cuales el vehículo es utilizado por el comprador sin límites, pero no puede autorizar un cambio de titular sin antes cumplir con el acuerdo de financiación o leasing.

En la mayoría de los casos la reserva de dominio no se cancela automáticamente al pagar el último plazo de la financiación. Para cancelar la reserva de dominio se debe solicitar ésta, para lo cual podemos:

  1. Solicitar una nota simple en el Registro de Bienes Inmuebles.
  2. Solicitar la carta de pago a la financiera.
  3. Solicitar el levantamiento de la reserva de dominio en el Registro de Bienes Inmuebles.
  4. Acudir a la Dirección General de Tráfico pasados 15 días para certificar que el vehículo está a nuestro nombre.

Mientras no cancelemos la reserva de dominio no podremos transferir el vehículo a un posible comprador. Es importante por ello que, si estás pensando en comprar un coche usado, compruebes primero mediante un suministro de datos si el vehículo está libre de cargas y si carece de algún tipo de reserva de dominio.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche