Híbrido

qué es un coche híbrido
Ampliar

03 de enero, 2022

En la actualidad resulta complicado definir un coche híbrido por la cantidad de tecnologías que existen. Aquí te explicamos de manera sencilla qué es un coche híbrido y los tipos de hibridación que existen para que no te quede ninguna duda.

Un vehículo híbrido, desde el punto de vista de su sistema motriz, es aquel en el cual se combinan varias tecnologías para generar el movimiento del vehículo. Normalmente la palabra híbrido se refiere a coches que combinan un motor eléctrico con uno de combustión, pero también se pueden considerar híbridos los que emplean varios combustibles para funcionar, como es el caso de los modelos de GNC y GLP, que pueden funcionar con gasolina o con gas natural y gas licuado del petróleo respectivamente.

Dependiendo del nivel de electrificación que posean y de cómo interactúen los motores eléctricos y de combustión existen diferentes tipos de coches híbridos, así que vamos a dar un vistazo a cuáles son esos tipos para tenerlo más claro.

Híbrido serie o híbrido en paralelo

Según interactúen los motores de un coche híbrido se pueden diferenciar hibridos-serie e híbridos-paralelo. En un coche con un sistema híbrido-serie el motor de gasolina (muy pocos modelos híbridos son diésel) funciona como generador eléctrico para producir electricidad y las ruedas se mueven gracias al motor eléctrico, que es alimentado por la batería y por el motor de gasolina. No existe una unión directa entre el motor de combustión y las ruedas. Aquí tenemos por ejemplo modelos como el Mitsubishi Outlander PHEV.

En un híbrido paralelo tanto el motor de combustión como el eléctrico pueden mover las ruedas. Ambos motores están unidos a las ruedas de manera mecánica. La mayoría de los híbridos funcionan así y las ruedas se mueven o bien por el motor de combustión, por el eléctrico o por ambos.

Híbrido, micro híbrido e híbrido enchufable

Según los niveles de electrificación, los coches híbridos pueden ser MHEV (mild hybrid, micro híbridos o híbridos ligeros), FHEV (los híbridos tradicionales) o PHEV (híbridos enchufables). Empezamos de menor a mayor grado de electrificación:

  • MHEV: en estos coches el motor eléctrico no es capaz de mover al coche por sí mismo. Lo que tenemos es una máquina denominada BSG o ISG que sustituye al alternador tradicional del coche y que, además de funcionar como alternador, puede trabajar como motor si lo alimentamos con energía eléctrica almacenada en una batería adicional. Este sistema permite dos cosas: que el BSG recargue las baterías principalmente en las frenadas y recuperaciones (a diferencia del alternador que está siempre absorbiendo energía del motor) y luego usar esa energía en las fases de mayor consumo del motor térmico, principalmente en los arranques y aceleraciones. Esto permite reducir los consumos ligeramente, alrededor de un 3%, y permite a los fabricantes ofrecer la etiqueta Eco. El motor eléctrico sólo empuja ligeramente al motor de combustión para reducir su consumo momentáneamente, pero nunca mueve al coche por sí solo.
  • FHEV: aquí tenemos lo mismo que antes pero, además, añadimos un motor eléctrico de mucha más potencia, para lo cual ya es necesario añadir una batería de alta tensión, por encima de los 300 voltios. Este motor es capaz de mover al coche por sí solo, de modo que habrá ocasiones en las que el coche se desplace sólo con el trabajo del motor eléctrico. Es un sistema más eficiente que el anterior, pero también más caro y pesado y también obtiene la etiqueta Eco de la DGT.
  • PHEV: un híbrido enchufable es lo mismo que un FHEV con la diferencia de que el motor eléctrico de tracción es mucho más potente, pensado para mover el coche más kilómetros de manera eléctrica y para ello cuenta con una batería mucho más grande que para poder cargarse necesita que lo enchufemos a la red. En realidad podría decirse que un PHEV es un coche eléctrico y un híbrido a la vez. Son los más complicados y caros de todos, pero permiten aprovechar las ventajas de un coche eléctrico sin las limitaciones de éste a la hora de poder recorrer largas distancias. Si el PHEV es capaz de recorrer más de 40 km en modo exclusivamente eléctrico, obtiene la etiqueta Cero de la DGT, al poder usarse como un coche eléctrico en el día a día.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche