Fusibles del coche

Fusibles
Ampliar

06 de octubre, 2021

Un fusible es un sistema de protección: un punto débil calibrado y hecho a propósito con el fin de que, ante cualquier anomalía, un sistema rompa justo en ese punto. De este modo se protege el resto del sistema y, además, se puede reemplazar fácilmente.

En un circuito eléctrico un fusible es un punto débil de la instalación eléctrica. Su debilidad está calibrada y pensada para que cualquier subida repentina de consumo, por un cortocircuito o un fallo en otro componente, queme el fusible y de esta forma ese pico de tensión no afecte a otros componentes más caros del circuito. 

Para qué sirven los fusibles del coche

Los fusibles del coche están pensados para proteger los principales circuitos que hay en él. En un automóvil hay más de un centenar de circuitos diferentes y los fusibles los protegen fundiéndose ellos antes que, por ejemplo, un módulo de climatización. 

Hay circuitos principales que son completamente independientes y están protegidos por uno o varios fusibles, mientras que otros circuitos secundarios pueden ser comunes y estar todos protegidos por el mismo fusible. Por ejemplo, si nos deja de funcionar la radio y también la luz de cortesía y el mechero a la vez, es probable que el fallo sea el fusible que protege todos esos circuitos simultáneamente.

Cómo se cambia un fusible fundido del coche

Los coches modernos tienen una o varias cajas de fusibles, normalmente a mano y accesibles en el vano motor y en la zona de la columna de dirección. Cada fusible tiene un color y un número que indica el amperaje, es decir, la intensidad que es capaz de soportar sin fundirse.

Como decía al principio, los fusibles están calibrados, deben romper superado un umbral, no antes, ni tampoco permanecer sin quemarse con más intensidad de lo necesario. Poner un fusible de menos amperios de los requeridos hará que se funda constantemente y poner un fusible de más amperios hará que no proteja la instalación correctamente y que se quemen otros elementos mucho más caros, como las centralitas, motores de los elevalunas, faros, etc. Siempre debemos reemplazar un fusible por otro de las mismas características.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche