Cigüeñal

Qué es el cigüeñal
Ampliar

06 de octubre, 2021

Se conoce como cigüeñal a un eje con codos que permite transformar un movimiento rectilíneo alternativo (de sube y baja, por ejemplo) en circular o viceversa. En el caso del automóvil, el cigüeñal es la parte de motor que transforma el movimiento de vaivén de los pistones en el giratorio que se transmite a las ruedas a través del sistema de transmisión.

El cigüeñal consta de un eje principal que se apoya en varios puntos del bloque motor (conocidos como apoyos) y que es el centro de la rotación provocada por el movimiento de los codos (conocidos como muñequillas) sobre los que se realiza la fuerza de empuje del proceso de combustión. Para equilibrar el movimiento, los cigüeñales cuentan con unos contrapesos frente a esos codos (deben compensar la excentricidad del codo y también el peso del pistón y la biela unidos a esa muñequilla)

Qué partes tiene un cigüeñal

El cigüeñal está formado normalmente como una única pieza de fundición forjada y sometida a tratamientos superficiales en las zonas de fricción (apoyos y muñequillas). También existen cigüeñales desmontables, empleados sobre todo en mecánicas de dos tiempos y en motores que emplean rodamientos en lugar de cojinetes de fricción para reducir las pérdidas por rozamientos internos en los apoyos y muñequillas.

Las partes de un cigüeñal son: 

Apoyo: es el punto del eje de rotación donde el cigüeñal está fijado a la bancada del motor. Para reducir el desgaste y permitir el giro, está montado sobre rodamientos o bien sobre casquillos de material antifricción.

Contrapeso: sirve para equilibrar el peso del codo que gira desplazado respecto al eje de rotación del cigüeñal. Tiene que compensar la masa tanto del codo como de los órganos mecánicos que se fijan a éste (biela y pistón).

Muñequilla: es la parte del codo donde se fija la biela. Para reducir la fricción se montan entre la muñequilla y la biela casquillos de material antifricción o rodamientos en el caso de los cigüeñales desmontables.

Orificios de lubricación: el cigüeñal, además de transformar el tipo de movimiento alternativo en giratorio o viceversa, debe servir como canal para transportar el aceite a los puntos de lubricación necesarios. Para ello, en los puntos de fricción (apoyos y muñequillas) existen unos agujeros por donde circula el aceite a presión para mantener una película entre las partes sometidas a desgaste para reducir su desgaste y, además, refrigerar.

Aletas de barboteo: en algunos motores los contrapesos cuentan con unas formas especiales para recoger el aceite del cárter y salpicarlo en las paredes de los cilindros aprovechando su movimiento. Se conoce como lubricación por barboteo y está en desuso en los motores modernos.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche