Carrocería

Ampliar

06 de octubre, 2021

Es el cuerpo exterior del vehículo, la parte que conforma el habitáculo para los pasajeros y para la carga. Si, además de dar forma al cuerpo y contener a los pasajeros y a la carga, forma parte de la estructura del vehículo, entonces se denomina carrocería autoportante y es la propia carrocería la que contiene el chasis del vehículo.

La mayoría de los automóviles modernos tienen este tipo de construcción con carrocerías autoportantes, también conocidas como monocasco. Las carrocerías con un chasis independiente son poco frecuentes actualmente y su uso queda restringido casi en exclusiva a modelos todo terreno, vehículos de transporte pesado o vehículos fabricados de manera artesanal.

Para qué sirve la carrocería de un coche

Aunque la función principal de una carrocería es contener a los pasajeros y la carga, al ser la parte más externa del vehículo también tiene que cumplir otra serie de requisitos como la aerodinámica, la seguridad frente a los atropellos a peatones, la protección de los propios pasajeros… e, indudablemente, el estilo.

La carrocería define la estética de un vehículo, es su piel exterior y lo que perfila su estilo y apariencia y de ella depende en gran medida tanto la clasificación del vehículo como su éxito de ventas.

Qué tipo de carrocerías hay

Si atendemos a su estructura, básicamente hay carrocerías autoportantes y no autoportantes, como se definía al principio. Sin embargo, en función del estilo de la misma se pueden establecer varios tipos de carrocerías: 

  • Monovolumen: el habitáculo, el espacio para la mecánica y el espacio para la carga parecen estar dentro de la misma estructura, no hay una separación evidente entre cada elemento, formando un único bloque estético.
  • Dos volúmenes: la carrocería tiene dos partes bien definidas. La parte frontal, que normalmente está destinada a contener la mecánica, y el resto del vehículo con el habitáculo para los pasajeros y el destinado a la carga (o la mecánica en algunos modelos de motor trasero como el Porsche 911).
  • Tres volúmenes: la carrocería tiene tres elementos perfectamente definidos en tres bloques. La parte delantera, la central con el habitáculo y la trasera. Son bloques independientes. Normalmente el delantero es para la mecánica y el trasero para la carga. 

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche