Carril reversible

carril-reversible
Ampliar

06 de octubre, 2021

Un carril reversible es una solución para descongestionar el tráfico y adaptar la capacidad de una vía a la densidad de circulación del momento.

Los carriles reversibles suelen emplearse en las vías de acceso a las grandes ciudades o puntos de concentración de tráfico como playas de zonas turísticas. 

Los carriles reversibles suelen coincidir en muchas ocasiones con los carriles BUS-VAO que se habilitan en las horas de máxima concentración de vehículos. Este tipo de carriles suele ser reversible para adaptarse a las necesidades del tráfico y, por ejemplo, son en sentido de entrada a la ciudad a las primeras horas de la mañana (cuando la mayoría de la población acude a sus lugares de trabajo) y en sentido salida por la tarde.

Además de los carriles VAO reversibles, también se pueden habilitar carriles que normalmente son en un sentido para ser usados en sentido contrario, para lo cual deben balizarse convenientemente. Por ejemplo, en la operación salida de las vacaciones de verano de una gran ciudad que pose a una vía de acceso de tres carriles en cada sentido, puede que se habilite uno de los carriles de entrada a la ciudad como carril de salida para dar mayor desahogo en el sentido que más circulación de vehículos.

Quién puede usar los carriles reversibles

Los carriles reversibles pueden ser usados por todo tipo de vehículos salvo que, por la causa que sea, se restrinja su uso a determinados vehículos, para lo cual deberá existir una señal que lo especifique en el acceso al carril reversible.

Es obligatorio el uso de la luz de cruce cuando se circula por un carril reversible para hacer más visible nuestra presencia en una vía que habitualmente suele emplearse en el sentido contrario.

También suele reducirse la velocidad máxima permitida en el caso de que la vía en la que se habilita el carril reversible tenga una velocidad genérica superior a los 80 km/h. Por ejemplo, si la vía de entrada a la ciudad es una autovía con una velocidad de 120 km/h, el tráfico en el carril reversible  no puede superar los 80 km/h  en la mayoría de los casos y se advierte siempre con una señal del límite de velocidad permitido en cada caso.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche