Car to X

Coche conectado
Ampliar

16 de noviembre, 2022

La tecnología Car to X es la base necesaria para la evolución de sistemas que permitan implementar la conducción autónoma. Así funciona.

Car to X es la tecnología que permite la comunicación entre los vehículos y lo que les rodea, ya sean otros vehículos o las propias infraestructuras. Esta tecnología requiere de una enorme capacidad de transmisión de datos para que la información fluya en tiempo real y es fundamental como base para el desarrollo de los vehículos completamente autónomos. Mediante la tecnología Car to X, un coche puede advertir a otro de su velocidad, posición e intención de girar o maniobrar hacia un lado concreto para que esté preparado para reaccionar y sincronizar las maniobras de ambos. También permite transmitir información sobre posibles riesgos en determinados tramos (la existencia de hielo o incidencias sobre el asfalto etc.).

La tecnología Car to X ya está presente en varios modelos de alta gama más avanzados tecnológicamente, como la Clase S de Mercedes o las Series 5 y 7 de BMW. Para que esta tecnología sea plenamente operativa, es necesario que una gran masa de coches del tráfico habitual posean estos sistemas.

Comunicación de doble dirección entre vehículos e infraestructuras

Esta información y transmisión de datos es bidireccional (de un vehículo a otro y viceversa) y también debe existir con las infraestructuras. Los semáforos deben advertir a los vehículos de su estado y de cándo van a cambiar de señal, si existen peatones cruzando la calzada, otros vehículos presentes en el cruce, etc.

En este momento el cuello de botella en el desarrollo de esta tecnología está en la capacidad de las redes de comunicación para transmitir y compartir los datos, tanto en volumen como en la velocidad de transmisión, puesto que deben ser tratados en tiempo real mediante los correspondientes algoritmos para garantizar la seguridad. No sirve de nada que un coche reciba el dato de que otro va a llegar al cruce cuando ya ha pasado dicha intersección.

En este campo, el desarrollo de las tecnologías 5G y sucesivas es absolutamente primordial. Existen ya zonas en ciudades que están sirviendo como laboratorio de pruebas para ensayar estas tecnologías en las que el grado de integración de las comunicaciones entre sistemas y vehículos está muy avanzada, pero todavía queda camino por recorrer.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche