Caja de cambios

El cambio manual es uno de los lujos del GTS.
Ampliar

06 de octubre, 2021

La caja de cambios del coche es un sistema mecánico que permite multiplicar o desmultiplicar las revoluciones del motor respecto a las de las ruedas, aumentando así la fuerza o la velocidad del vehículo, o invertir el sentido de la marcha en las maniobras.

Si yo tengo una palanca muy larga y el punto de apoyo está muy cerca del extremo donde está el peso que quiero mover con la palanca, necesito un gran recorrido de la palanca para mover muy poco el peso que quiero elevar, pero lo haré con mucho menos esfuerzo. Es decir, multiplico mi fuerza y reduzco la velocidad. Si la palanca es más corta, un movimiento menor de mi mano implica un mayor desplazamiento del otro extremo de la palanca, pero a costa de un mayor esfuerzo por mi parte.

Las cajas de cambio son necesarias para que los vehículos con motores de combustión puedan moverse a diferentes velocidades y tener fuerza suficiente para iniciar la marcha. Los motores de combustión tienen muy poca potencia al ralentí, de modo que, para iniciar la marcha, necesitamos multiplicar la fuerza de esa palanca. Las marchas cortas son desmultiplicadoras porque, por ejemplo, las ruedas motrices giran a apenas 100 revoluciones por minuto cuando el motor está al menos a 900 rpm. A medida que subimos de marcha reducimos esa desmultiplicación hasta llegar a la “directa” en la cual las revoluciones del motor son las mismas que las de las ruedas y a partir de ahí las marchas son multiplicadoras o supermarchas, pensadas para reducir el consumo al bajar el número de revoluciones del motor respecto a las de las ruedas.

Básicamente existen tres tipos de cajas de cambio: las manuales, las semi automáticas y las automáticas. En las manuales es el conductor el que debe accionar el embrague y el selector del cambio. En las semiautomáticas, el conductor sólo debe accionar el selector del cambio, siendo automático el embrague y en las automáticas el conductor no necesita ni desembragar ni seleccionar la marcha.

Dependiendo de si la caja de cambios se coloca longitudinalmente respecto al eje principal del vehículo o transversal, las cajas de cambios son longitudinales o transversales, respectivamente.

Las cajas de cambio en los coches eléctricos

La mayoría de los coches eléctricos no necesitan caja de cambios debido a que los motores eléctricos tienen toda su potencia disponible ya desde el mismo momento del inicio de la marcha.

Sin embargo, para mejorar el rendimiento y las prestaciones, algunos modelos de alta gama eléctricos emplean cajas de cambios de dos o más velocidades.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche