Vídeo-prueba Mazda CX-5 2.2 Diésel 4×2

Vídeo-prueba Mazda CX-5 2.2 Diésel 4×2

22 octubre, 2012

Pese a su apariencia de todo terrenos, los SUV con tracción a un único eje carecen de la motricidad necesaria para adentrarse en zonas con nieve o escapadas por el campo. El Mazda CX-5 4x2 cuenta con un buen comportamiento en carretera, pero en las pistas, conviene conocer algunos trucos.

Como todos los SUV con tracción a un solo eje, el talón de aquiles del Mazda CX-5 es su motricidad. Su elevada altura acentúa la transferencia de pesos al eje trasero en las pendientes, dejando el delantero sin adherencia. Esto provoca que su tracción no sea capaz de hacerle avanzar en rampas con algo de nieve o barro. Mi consejo, si vives en el típico chalet adosado con una rampa de garaje muy pronunciada, es, que en invierno, salgas de la rampa marcha atrás, pues el peso te proporcionará más motricidad, como puedes ver en el siguiente vídeo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Rubén Fidalgo 22 octubre, 2012

Cuando damos la vuelta en una pendiente, hay que evaluar el riesgo de vuelco cuando estamos en posición transversal al plano inclinado. En una rampa del 45% podemos volcar muy fácilmente.

Eloy 30 octubre, 2012

Porque la gente que se compra un todocaminos cree que es un todoterreno?

juancar 11 diciembre, 2012

bonito entorno!!
🙂

Rubén Fidalgo 11 diciembre, 2012

Gracias Juancar, es la costa que existe entre Caión y Baldaio, en La Coruña. Si algún día os acercáis por Galicia os recomiendo que conozcáis esa zona.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba