Reportaje

Volkswagen SP2: el aire brasileiro arrasado por el Scirocco

17 fotos

Ampliar

18 de octubre, 2022

En 1972 las oficinas de diseño de la sede brasileña de Volkswagen parieron un precioso coupé con motor trasero refrigerado por aire al que el Scirocco europeo le cortó rápido las alas.

Se cumplen 50 años desde que en 1972 la filial de Volkswagen Brasil lanzase al mercado un coupé deportivo de líneas muy llamativas diseñadas íntegramente allí, el Volkswagen SP, siglas que hacían referencia a la sede de Sao Paulo. Fue el primer modelo de la marca alemana en diseñarse por completo fuera de Alemania y es el momento de dedicarle un homenaje.

El Volkswagen SP se comercializaba en dos versiones: el SP1 com un motor 1.6 con una potencia alrededor 55 CV y el SP2 con una cilindrada ampliada a 1.7 litros y una potencia que ya se acercaba a los 70 CV. Las ventas del SP1 fueron muy bajas desde el primer momento, así que desapareció enseguida del catálogo, mientras que el VW SP2 se mantuvo en producción hasta 1976.

El diseño del VW SP2 estaba muy bien hecho. Sus diseñadores consiguieron hacer un Volkswagen completamente distinto a todos los demás, pero utilizando muy pocas piezas exclusivas en él, lo cual acortó mucho el tiempo de desarrollo y el coste del mismo. Aun así, el VW SP2 tenía un precio que duplicaba al de los VW Escarabajo.

VW SP2: un deportivo nacional

El VW SP2 se diseñó íntegramente en Brasil.

17 fotos

Ampliar

En aquellos años, Brasil tenía cerradas sus fronteras a los deportivos de importación, lo cual disparaba los precios y hacía que tener un coche deportivo fuese algo reservado a personajes realmente influyentes y adinerados. Por este motivo VW Brasil pudo sacarse de la chistera algunos modelos derivados de los diseñados en Alemania, como los VW Karmann Ghia TC o los VW Brasilia.

A finales de los años sesenta nace la idea de hacer un coupé completamente nuevo, aunque aprovechando la plataforma del modelo superior de Volkswagen en aquella época, el Tipo 3, una evolución bastante mejorada del Escarabajo (Tipo 1) con un motor también bóxer refrigerado por aire, pero con la turbina de ventilación en la punta del cigüeñal, lo que hacía que fuese completamente plano. Esto permitía una mayor compacidad y dejaba más libertad a los diseñadores, a la vez que bajaba el centro de gravedad de los Tipo 3, que se vendían con 4 tipos de carrocería: sedán (Notchback), coupé (Fastback), familiar (Squareback) y coupé Karmann Ghia T34.

Puede que te interese: 10 curiosidades de Volkswagen que no te esperabas

El Volkswagen SP2 no pudo venderse en Europa o en los EE.UU. debido a que sus faros delanteros estaban más bajos de lo que el reglamento permitía. Esto fue un gran inconveniente que limitó sus ventas. De los apenas oncemil ejemplares fabricados, poco más de seiscientos llegaron a cruzar el océano. En España tenemos la suerte de contar con algunos ejemplares que llegaron gracias a la importadora alemana en las Islas Canarias. Algo parecido sucedio en Portugal, donde consiguieron importar algunos desde Brasil debido a los lazos que todavía unían ambos países.

VW SP2: cordero con piel de lobo

El diseño del SP2 fue todo un acierto estético.

17 fotos

Ampliar

El diseño del VW SP2 (Senor Schiemann) es una obra maestra. Sus líneas son muy equilibradas y atractivas y en su día despertaron pasiones y sus ventas no fueron mal del todo pese a su precio, sus limitados mercados y, sobre todo, las críticas hacia sus prestaciones. Aunque tenía una velocidad punta que no estaba nada mal, alrededor de los 165 km/h, sus aceleraciones eran muy lentas y es que el motor de 4 cilindros refrigerado por aire tenía muy poca potencia. De hecho, pronto empezó a correr el rumor de que el nombre de SP en realidad lo que quería decir era Sin Potencia.

Volkswagen podía haber solucionado el problema, por aquel entonces ya tenía motores con mejores prestaciones, estrenados en el VW Tipo 4 (411 y 412) y también en el VW-Porsche 914, con potencias que llegaban a rondar los 90 CV. Se llegó a hablar incluso de una evolución denominada SP3 con el motor ya refrigerado por agua de la primera generación de los VW Passat, pero en Alemania se estaba gestando un huracán que acabaría por arrasar al SP2 del mercado.

Puede interesarte: Coches excelentes que fueron un fracaso

Exteriormente, el SP2 llamaba mucho la atención, con un frontal muy bajo y afilado en el que destacaban los faros heredados de los VW 412 y Brasilia, un lateral en cuña con una zaga tendida y redondeada y engalanada por las branquias laterales que permitían la entrada de aire al motor trasero y una banda cuádruple reflectante que recorría toda la cintura del coche. El coche se veía proporcinado y muy sport.

VW SP2: buena presencia

El interior del SP2 estaba también muy bien diseñado, con un salpicadero repleto de información y una postura muy deportiva a los mandos.

17 fotos

Ampliar

Si su aspecto exterior era muy llamativo, no lo era menos el interior, con un salpicadero completamente hecho a medida para la ocasión, con seis relojes para controlar el estado de la mecánica, unos asientos y una postura de conducción de lo más sport y un volante deportivo tapizado en piel.

Con una carrocería tan baja, la postura de conducción casi tumbada y una batería de relojes tan seductora ante los ojos, todo predisponía a gozar de la conducción, incluso el sonido del motor refrigerado por aire en la parte trasera y con un sistema de escape deportivo específico diseñado para la ocasión. Todo ese clímax se iba al garete cuando pisabas el acelerador a fondo y aquello parecía no inmutarse.

En realidad, el VW SP2 no era el único deportivo de la época con prestaciones modestas. El propio VW-Porsche 914 en sus versiones básicas no era mucho más rápido que el brasileiro, tampoco lo eran los Saab Sonett II y III ni las versiones más básicas de los Ford Capri, Opel Manta, etc.

VW SP2: arrasado por el viento

El VW SP2 era un concepto anticuado y superado por el Scirocco.

17 fotos

Ampliar

El proyecto del VW SP2 fue en gran medida posible gracias a la fuerza que tenía dentro del grupo alemán el entonces responsable de Volkswagen Brasil, Rudolf Leiding. Este directivo estaba tan bien visto en la compañía que acabaría siendo el máximo responsable de la misma a nivel mundial en 1971, poco después de haber dado luz verde al proyecto del SP2 y antes incluso de que éste llegase al mercado.

Entre los proyectos que lideró Leiding como máximo responsable de VW y Audi estaba el desarrollo de un coupé basado en la nueva plataforma de motor delantero transversal desarrollada para el Golf, el nuevo VW Scirocco presentado en 1974. El nuevo coupé diseñado en Alemania no era más atractivo estéticamente que el SP2, pero sí era un concepto mucho más moderno y racional y, sobre todo, podía venderse en todo el mundo.

Cuando se lanzó al mercado el VW Scirocco, estaba claro que el SP2 estaba sentenciado a muerte y poco más de un año después se ponía fin a la producción del precioso deportivo brasileiro. Aunque hoy nos parezca exótica esa disposición mecánica con el motor colgado detrás del eje trasero y el 911 sea un icono inmortal, lo cierto es que en aquellos años incluso Porsche estaba tratando de desarrollar un modelo que jubilase al anacrónico nueveonce y la decisión de aparcar el SP2 para dar todo el protagonismo al Scirocco fue la más razonable, aunque a los apasionados por los aircooled nos duela tener que reconocerlo.

Ver información de los modelos

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche