Reportaje

VÍDEO| Coches míticos: VW Golf Cabrio MK1, ¿el Golf más rentable?

20 de enero, 2023

El VW Golf de primera generación se ha ganado ya el título de clásico de pleno derecho, y también el siguente e incluso el tercero. En el caso del cabrio, su vida se prolongó hasta 1993, de modo que incluso el más moderno de todos, este año ya es legalmente un Vehículo Histórico y por eso lo traemos a nuestra sección de reportajes y vídeos de clásicos.

La primera generación del VW Golf es un ejemplo de rentabilidad para sus propietarios, un coche que no sólo ha mantenido bastante bien su valor sino que está subiendo sensiblemente. Sin embargo, en su gama se da una paradoja poco frecuente y es que la versión descapotable ha permanecido a la sombra del archiconocido GTi, cuando en realidad la mayoría de los Cabrios que encontrarás a la venta son GTi descapotables.

Mientras que por un Golf GTi MK1 se están pagando cifras que no suelen bajar nunca de los 8.000 euros en la actualidad, los cabrios con el mismo motor y menos años a cuestas se mueven en el entorno de los 6.000 y no suelen superar los 10.000, por debajo de lo que se paga un GTi cerrado.

Es cierto que el Golf Cabrio tiene más peso y menos rigidez torsional que el hatchback, pero, aunque sea menos divertido en un tramo revirado, se le saca muchísimo partido y se disfruta mucho más y con menos riesgo de perder los puntos del carnet.

VW Golf Cabrio: una vida larga

El Golf Cabrio MK1 e mantuvo en el mercado entre 1980 y 1993

30 fotos

Ampliar

En 1980 el VW Golf ya era un modelo que, aunque exitoso, empezaba a oler un poco a rancio pese a que el lanzamiento de los GTi revitalizaron sus ventas y lanzaron al Golf al estrellato. La marca ya estaba trabajando en su relevo, que llegaría en 1983, nueve años después del lanzamiento de la primera generación. Para darle un empujón a la gama en sus últimos años, y de paso jubilar ya al Escarabajo descapotable que seguía fabricándose en las instalaciones de Karmann, Volkswagen lanza en 1980 la versión descapotable del VW Golf, que también fue fabricado por el carrocero de Ösnabruck, quien se ocupaba de las versiones más lúdicas de los modelos de VW como los descapotables o los coupé Karmann-Ghia y posteriormente Scirocco y Corrado.

Aunque el Golf Cabrio nacía tras el lavado de cara llevado a cabo en el Golf, en el que los cambios más visibles estaban en los parachoques má envolventes y los pilotos traseros de mayores dimensiones, el Cabrio conservaba la estética de los primeros con unos grupos ópticos más pequeños para dejar una tapa de acceso al maletero más grande y también mejorar ligeramente la rigidez del travesaño trasero.

Su carrocería llamaba la atención por mantener un arco antivuelco, en parte para entrar mejor por el aro de la seguridad en un mercado importante como era el americano, pero también para garantizar la rigidez torsional necesaria en un chasis concebido tras la crisis del petróleo y en el que el peso y el grosor de las chapas fue reducido al mínimo.

Precisamente esta falta de rigidez natural del chasis original fue una de las posibles causas de que en la segunda generación del Golf se mantuviese la línea del Mk1, que permaneció en el mercado hasta 1993, sobreviviendo al Golf MK2 y ya con la tercera generación a la venta.

Algo parecido sucedería después con el Golf Cabrio III, al que se le haría un lavado de cara bastante ligero para asemejarlo al Golf IV, pero bajo su apariencia seguía siendo el modelo de la generación anterior.

Las ventas del Golf Cabrio fueron bastante exitosas y en su día se valoraba muy positivamente el hecho de que fuese un auténtico 4 plazas pese a su compacidad, la calidad del cierre de la capota y las prestacione de las versiones con el motor del GTi. En el lado negativo de la balanza estaban un acceso al maletero angosto a través de la pequeña portezuela, la rigidez del chasis y un diseño anticuado que hoy en día tal vez sea una de sus principales virtudes, al poder tener un Golf con el diseño del original, pero 10 años más joven y con menos kilómetros a cuestas.

VW Golf Cabrio MK1: con alma de GTi

El interior es el típico de los Golf de primera generación, espartano y al grano.

30 fotos

Ampliar

A lo largo de sus prácticamente 13 años en el mercado, el Golf Cabrio Mk1 recibió pocos cambios. Se le dió un aspecto más musculoso con unos nuevos parachoques integrales que casaban a la perfección con el kit aerodinámico formado por los aletines que ensanchaban los pasos de rueda, las taloneras en los laterales y unas nuevas llantas de aleación cuyo dieño puedes ver en la unidad probada y que fueron todo un icono en los Golf de su época.

Te puede interesar: cómo lavar la capota de un descapotable

Su equipamiento era bastante espartano, aunque se podían montar extras como el aire acondicionado, los elevalunas eléctricos y la capota con accionamiento electro hidráulico, un extra bastante cotizado en la actualidad, aunque lo cierto es que hacerlo manualmente apenas lleva medio minuto y te evitas peso y averías del sistema hidráulico.

Al tratarse de una versión más cara que la del Golf, la mayoría de los cabrios que se comercializaron equipaban la mecánica del Golf GTi, con el motor de 4 cilindros 1.8 de inyección mecánica Bosch K-Jetronic de chorro constante, un sistema muy fiable, pero que odia a los manazas e inventores.

El motor del Golf se ganó a pulso la fama de robustez, aunque tenía un punto débil en las guías y retenes de válvulas, bastante propensos a desgastarse antes de lo debido, lo que implicaba una nube blanco-azulada en la parte trasera del coche, sobre todo en las retenciones. La reparación no es cara y, salvo por las emisiones y el olor del escape, si se tiene la precaución de ir comprobando el nivel de aceite con frecuencia, el motor puede aguantar así años y años.

Las prestaciones son algo más modestas que en los GTi debido a los aproximadamente 100 kg más de peso del cabrio y a su peor aerodinámica, pero es un coche que se mueve con alegría y que da muchas satisfacciones cuando se conduce al aire libre, por eso no deja de sorprender que siga sin cotizarse tanto como los hatchback… y aquí es donde queda claro que el mito muchas veces no nos deja ver la realidad.

Sí, el VW Golf GTi MK1 es divertido y una delicia en un tramo revirado, pero a estas alturas ya no estamos para luchar contra el cronómetro y, además, cualquier utilitario de 3 cilindros nos puede humillar si caemos en la estupidez del pique… en un cabrio también podemos disfrutar apurándolo un poco, pero es que paseando también la vamos a gozar.

VW Golf Cabrio MK1: atemporal

El diseño del primer Golf fue todo un acierto de Giugiaro.

30 fotos

Ampliar

Conduciendo este Golf Cabrio se agradece su simplicidad y la sensación real de ir en un descapotable. Muchos de los cabrios actuales tienen un parabrisas muy inclinado y largo que hace que llevemos la cabeza prácticamente debajo del marco superior del cristal. Esto hace que perdamos la sensación de ir en un auténtico coche sin techo, porque sobre nuestra cabeza tenemos prácticamente el parabrisas. Aquí la sensación de estar al aire libre es total, y a los que nos gustan los cabrios, eso nos encanta.

La calidad de fabricación es buena, una fama merecida que llevó a Karmann a fabricar muchos modelos descapotables para otras marcas, como por ejemplo, el Renault Mégane Coupé Cabrio de techo rígido escamoteable.

Personalmente me gustan más estas versiones con los parachoques más envolventes y los pasos de rueda ensanchados, les veo un aire más serio, en parte porque con el arco antivuelco las primeras versiones tienen un aspecto como de cesta de picnic, algo más delicado. Esta solución del arco no fue exclusiva del Golf, también la llevaron los Ford Escort descapotables, que fueron los principales rivales del Golf en su época, llegando más tarde los elegantísimos Peugeot 306 cabrio creados por Pininfarina.

En el interior abundan los plásticos rígidos y las formas rectas. El cuadro de instrumentos y el salpicadero no pueden ser más aburridos, pero también son funcionales y han aguantado bien el paso de los años, así que su calidad es buena.

Los asientos tienen una buena ergonomía y sorprende que en un coche de apenas 4 metros y descapotable puedan viajar 4 adultos sin apreturas.

En cuanto a la capota, su cierre es muy bueno y su calidad es buena. La unidad de prueba monta la capota de serie, una buena prueba de su resistencia al tiempo. Su cierre y ajuste es bueno, mejor que en la media de la época, y esto también convierte a los Golf Cabrio en coches muy utilizables todo el año, con una luneta trasera de vidrio y desempañado eléctrico, algo que, por ejemplo, no podía decir todo un BMW E30 Cabrio mucho más caro que el Golf.

VW Golf Cabrio MKI: una compra recomendable

El Golf Cabrio es un coche que es divertido, fácil de mantener y a precios razonables.

30 fotos

Ampliar

El último Golf Cabrio MK1 salió de la fábrica en 1993, de modo que este año el más nuevo de todos cumple 30 años y ya se puede catalogar como vehículo histórico, lo cual añade algo de valor e interés por el modelo.

Con más posibilidades de diversión que el Golf GTi, el Golf Cabrio es un clásico muy apetecible. Tiene un diseño que se ha convertido en un icono y ha sobrevivido al tiempo, es fácil de mantener, hay abundantes recambios, es fiable, divertido y tiene personalidad… y todo esto por menos de lo que cuesta un utilitario low cost en la actualidad.

En los últimos 10 años los Golf Cabrio MK1 han estado cambiado de manos sin hacer perder dinero a sus amos. No han tenido plusvalías importantes y mas o menos su precio ha estado estancado entre los 4 y 6 mil euros durante todo este tiempo, pero ahora ya empieza a ser difícil encontrar ejemplares en buen estado que bajen de los 6.000 euros y los precios están claramente al alza.

En este momento el Golf Cabrio MK1 es uno de los últimos y pocos caprichos más o menos asequibles, así que no esperes demasiado para probar la experiencia de tener un descapotable. Sí, todavía hay cochazos por menos de 10.000 euros. No tengas miedo, si no te gusta, lo podrás vender rápido sin perderle dinero, pero lo más seguro es que sí que te guste.

Ver información de los modelos

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche