Vidrio para el automóvil

21 Julio, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

Los fabricantes de vidrios están en continúa evolución para adaptar sus productos a los nuevos diseños de los automóviles.

Superficies acristaladas progresivamente más grandes, mayor uso de vidrios laminados, opción a lunas tintadas oscuras… Estas son las tendencias que muestra el marcado del vidrio del automóvil en los últimos tiempos, y a las que los fabricantes responden mediante una mejora continua y una evolución permanente en investigación y desarrollo.


Las lunas de los automóviles pueden parecer elementos sencillos, pero como el resto de componentes del vehículo han evolucionado con el tiempo y el desarrollo de la técnica. Los consumidores demandan cada día más confort y seguridad, así como diseños más vanguardistas que a manudo implican cúpulas envolventes totalmente acristaladas.
Los fabricantes se adaptan a las exigencias del mercado ofreciendo vidrios de mayor calidad y prestaciones, con formas cada vez más envolventes y criterios de seguridad mayores. Las tolerancias cada vez más ajustadas y curvas todavía más pronunciadas obligan a controlar rigurosamente las temperaturas del vidrio durante el proceso de fabricación, si se quiere llegar a formas con una calidad óptica y unos niveles de tensión consistentes.


Los constructores de vehículos solicitan vidrios con nuevas formas, más delgados, de bajo peso y con buenas características solares y acústicas. Gracias a las técnicas de simulación aplicadas al proceso de fabricación del vidrio, los fabricantes pueden hacer frente a formas cada vez más complejas. Las técnicas de diseño por ordenador basadas en elementos finitos pueden predecir propiedades ópticas de una forma particular, ayudando a identificar posibles problemas de fabricación o a evitar rediseños de formas ópticamente inviables.


Tendencias
El aumento de zonas visibles acristaladas en los diseños de vehículos es un hecho. Los nuevos monovolúmenes y berlinas familiares aparecen con grandes superficies acristaladas que abarcan hasta el techo. Esta tendencia, en pleno desarrollo, responde a las necesidades de espacio y luminosidad que demandan los consumidores, y tal vez a la sensación de libertad que provocan diseños así.


En el polo opuesto hay otra tendencia, opuesta a la anterior: los vidrios tintados en oscuro para la parte trasera de los vehículos. La necesidad de aislamiento térmico y privacidad responde a está tendencia. Son también los monovolúmenes, berlinas familiares y todoterrenos los en los que se hace notar esta demanda. Automóviles como los Peugeot 407 SW, Porsche Cayenne, o Volvo XC70 y XC90 disponen como opción de vidrios tintados en oscuro para la trasera.


Otra de las tendencias percibidas es la mayor utilización de vidrios laminados. Inicialmente sólo se usaban en el parabrisas, pero debido a las buenas características que presentan se están incorporando al resto de lunas -laterales y techo-. Entre sus ventajas, la seguridad, sin olvidar el confort térmico y acústico que aportan. Como vehículos a los que se han incorporado vidrios laminados en las lunas laterales se pueden citar los Peugeot 407, Citroën C4, Skoda Octavia, Audi A4 y otros.


Para los fabricantes, los aspectos fundamentales en el diseño de las lunas han sido ofrecer una visión óptima y un mayor confort y seguridad. Cobra importancia el aspecto medioambiental, dirigiendo sus esfuerzos a conseguir vidrios menos pesados para limitar consumos, vidrios que reduzcan el factor térmico ayudando a una menor utilización de la climatización del vehículo, lunas fáciles de reciclar…


Para conseguir estas propiedades se aplican diferentes métodos de fabricación, materiales y revestimientos.


Vidrio laminado y templado
En el automóvil no se puede utilizar el mismo tipo de vidrio que el usado enLa luna templada rompe en fragmentos edificios, puesto que al romperse las aristas cortantes podrían herir a los pasajeros. Para evitar la rotura de la luna de este modo el vidrio del automóvil se fabrica conforme a 2 técnicas que dan lugar a otros tantos tipos de vidrio: el templado y el laminado. Una luna fabricada con vidrio templado está formada por una lámina de vidrio endurecida mediante un tratamiento térmico, para luego enfriarla bruscamente de forma que adquiere propiedades mecánicas que le dan mayor resistencia a los golpes. El vidrio templado, al romperse, se transforma en pequeños fragmentos.


Una luna fabricaEjemplo de vidrio laminado con impactoda con vidrio laminado está configurada por dos láminas de vidrio entre las que se insertan una o dos láminas plásticas de polivinilbutiral (PVB). Por la acción del calor y la presión, los depósitos de aire son eliminados, de manera que visualmente se muestra como una única lámina de cristal. En caso de rotura, los fragmentos quedan unidos a la lámina de plástico ofreciendo resistencia a la entrada de objetos -seguridad de bienes y personas-.

Otros vidrios
Existen otros tipos de vidrios o de sistemas aplicados que mejoran sus características hacia ciertos elementos exteriores, como la radiación solar, la lluvia, el sonido, etc.


Vidrio tintado. El vidrio se colorea para reducir los efectos de la radiación solar -infrarroja y ultravioleta-. El tintado aporta una disminución del calor transferido hacia el interior del vehículo y mantiene un elevado nivel de transmisión luminosa. Se aplica a todas las lunas, parabrisas, laterales y posterior. El vidrio templado tintado se usa con frecuencia. Se obtiene mediante la incorporación de agentes coloreantes añadidos a la composición del vidrio. No obstante, el vidrio laminado tintado se desarrolla cada día más; se obtiene mediante el uso de tintes interlaminados de PVB. 


Vidrio tintado en oscuro. La extensión de la tecnología anterior ha llevado a colorear los vidrios con un tinte más profundo que aporte sensación de privacidad. Se aplica en techos solares y lunas traseras.


Vidrio térmico. Aplica un conductor de calor metálico adherido al vidVidrio calefactadorio conectado mediante terminales al sistema eléctrico. Calienta la superficie logrando desempañarlo para permitir la visibilidad. El conductor de calor forma una especie de red sobre el vidrio en forma de hilos.  Otra forma de desempañar es a través de un revestimiento electroconductor transparente sobre el vidrio que aporta calor y en toda la superficie.


Vidrio con antena integrada. Mediante serigrafía se pueden incorporar diversas antenas -AM/FM, GSM, TV, sistemas de seguridad…- al vidrio. Evita los robos de antenas de varilla.


Vidrio con control solar. Permite oscurecer o iluminar el matiz mediante tecnología Vidrio con control solar y filtro UVelectrocrómica, impidiendo el paso al interior del vehículo de un alto porcentaje de energía solar. Este sistema adapta rápidamente y a voluntad la intensidad de filtrado.
Vidrio con filtro de rayos UV. La luna suma un revestimiento que actúa de filtro de la radiación ultravioleta, protegiendo a pasaje y materiales interiores de rayos UV.


Vidrio hidrófobo. Luna incorpora un revestimiento que repele el agua con Vidrio hidrófoboel fin de mejorar el confort visual en condiciones lluviosas. Sobre todo see aplica en parabrisas y lunas laterales delanteras. Otra forma de facilitar la conducción bajo la lluvia es sumar un sensor al parabrisas que detecta la humedad en la superficie y activa automáticamente los limpiaparabrisas. 
Vidrio reflectante. Con propiedades que reducen la reflexión de la luz sobre la superficie de la luna. Se obtiene a través de capas o revestimientos incorporados al vidrio.


Vidrio acústico. Se fabrican lunas laminadas con capas de PVB especialmente diseñadas para que el viConfort acústicodrio ofrezca mayor reducción de ruido que los vidrios laminados estándar.
Las prestaciones y confort que ofrecen los vidrios aumenta gracias al avance de la técnica y el esfuerzo de los fabricantes de vidrio por ofrecer nuevos y mejores productos. Por ello, las lunas pasan a ser elementos a tener en cuenta por los consumidores puestos a adquirir un vehículo.

Te puede interesar...

1 Comentario

Cristales laminados para alargar la autonomía de los coches eléctricos | Hoy Motor 22 Junio, 2011

[…] de los usuarios a un posible agotamiento de la autonomía de sus coches eléctricos, ya que este tipo de cristales de control solar aumentaría su autosuficiencia hasta un […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba