VÍDEO | 5 motivos para comprar un SUV “tradicional”

VÍDEO | 5 motivos para comprar un SUV “tradicional”

Los SUV, en cualquiera de sus tamaños y variantes, están de moda, acaparando cada vez más cuota de mercado y arrinconando a los monovolúmenes y berlinas. Te damos las claves de su éxito, fijándonos especialmente en los más “tradicionales”, lo que más se acercan a esa especie en peligro de extinción que son los 4x4.

La moda SUV está arrasando con todo y no hace prisioneros. Los monovolúmenes, otrora coche ideales para transportar a la familia y todos sus bártulos, han sido uno de los principales damnificados, y es que la línea de sus carrocerías, a pesar de ser muy prácticos, no se puede comparar con el diseño potente y musculoso de los SUV. Las berlinas, que cada año pierden cuota de mercado, también se han visto perjudicadas por la avalancha todocamino. El éxito de este tipo de carrocerías elevadas y de líneas contundentes es incuestionable y los fabricantes están extendiendo su oferta a todas las categorías. Sin embargo, a medida que crece la oferta se pierde también una de las características originales de estos vehículos, que no era otra que su capacidad fuera del asfalto, siendo ya más que habitual ver modelos que ni si quiera ofrecen una versión con tracción integral. Por esta y otras razones, te damos los 5 motivos para comprar un SUV “tradicional”.

1.- Diseño

Uno de los factores principales de compra es el diseño y los SUV tradicionales cuentan con un aspecto robusto, poderoso y contundente que suele encandilar al público.

2.-Amplitud interior

Los SUV con más solera del mercado suelen ser modelos que se acercan a los 5 metros de longitud, lo que se traduce en un gran espacio interior. Esta medida va en consonancia con, por ejemplo, los 1,9 metros de alto del SsangYong Rexton, que dan como resultado un puesto de conducción elevado y dominante que nos ofrece una gran visibilidad. Además, son los vehículos mejor preparados para incorporar una tercera fila de asientos y llegar a las 7 plazas, pero contando todavía con un buen espacio en el maletero. El Rexton, por ejemplo, ofrece 641 litros de capacidad y, con todas las plazas ocupadas, aún nos quedan unos 200 litros para el equipaje.

3.-Capacidades “off-road” y motores potentes

Hay tres factores que son claves para la conducción fuera del asfalto: altura libre al suelo, sistema de tracción total 4×4 y caja de cambios con reductora. Esto último es clave para afrontar tramos complicados y, sin embargo, cada vez son menos los modelos que lo ofrecen.

Además, los SUV tradicionales como el SsanYong Rexton ofrecen motores potentes y eficientes que nos permitirán contar con una enorme capacidad de remolque. De esta manera, son coches perfectos para usarlos como vehículo de trabajo, como coche de arrastre de una caravana sin que sufra o como una ayuda inestimable a la hora de llegar con un barco al agua.

4.- Tecnología a bordo

Tradicionales, sí, pero a la última en cuanto a tecnología y confort. El SsangYong Rexton, por ejemplo, ofrece cámara de visión trasera, sensores de aparcamiento, encendido automático de luces y parabrisas y sistema multimedia que nos permite conectar nuestro smartphone al coche y replicar la información del móvil en la pantalla táctil colocada en el salpicadero.

5.- Seguridad

Los SUV tradicionales ofrece, como cualquier otro turismo, un alto grado de seguridad. Con los últimos asistentes a la conducción y unas carrocerías con estructura de deformación programada, estos modelos superan las pruebas de choque más severas realizadas por el instituto independiente Euro EuroNcap.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Josep Miquel 8 noviembre, 2018

Son más altos, más inestables, más gastones, más pesados y mejor no sacarlos del asfalto porque de garantías pocas. En cuanto espacio interior, si no se trata de un mastodonte como el ssangyong del video, poco, cualquier berlina media de a partir de dos volúmenes y medio tiene mucho más, y más accesible por ser en horizontal y no en vertical, que te obliga a amontonar las cosas una encima de otra. Vamos que ni chicha ni limoná, cada uno para lo suyo: para asfalto turismos y para pistas, 4×4, porque un badén, un barrizal, desprendimientos de la noche anterior, hielo o cualquier otra incidencia imprevista en cualquier pista aparentemente inofensiva son fáciles de encontrar y un suv no las supera.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba