Reportaje

Vacaciones en la era Covid: 5 consejos para viajar en una camper

7 fotos

Ampliar

10 de agosto, 2020

Cada vez está más de moda pasar las vacaciones en familia o con amigos en una camper. Es un segmento en pleno auge, así que no está de más ver estos consejos prácticos con cosas a tener en cuenta para los neófitos.

Aunque con la crisis del Coronavirus se ha revelado como una alternativa ideal para las vacaciones, el mundo camper ya llevaba varios años en pleno apogeo y con cada vez más adeptos. Para los más veteranos puede que estos temas sean obvios, pero hay muchos neófitos a los que estos consejos para viajar en una camper les vendrán muy bien.

Lo más importante es aplicar las normas básicas del sentido común, pero hay cosas que puede que no tengamos en cuenta, simplemente porque nunca nos hemos visto antes en esta situación ni hemos viajado en una camper ni dormido y hecho vida en ellas.

Lo primero que debemos tener en cuenta son las limitaciones más importantes con las que tendremos que convivir:

  • El espacio es limitado
  • El aseo
  • La intendencia
  • La seguridad
  • La temperatura

Con esto en mente, vamos a ver unos sencillos consejos para que nuestras primeras experiencias en una camper no acaben siendo un mal recuerdo.

Consejos para unas vacaciones en camper: optimizar espacios

El espacio es un recurso preciado, así que aprovéchalo bien.

7 fotos

Ampliar

Tenemos que asumir que vamos a hacer nuestra vida en un espacio que es más pequeño que una habitación. Las camper suelen venir equipadas con muchos huecos donde dejar las cosas, pero no serán suficientes si no priorizamos. Hay que ser prácticos y dejar en casa las cosas que sean más voluminosas o que ocupen mucho espacio. Debemos elegir muy bien la ropa que vamos a llevar, el calzado y, sobre todo, los cacharros, platos, cubertería… que vamos a utilizar.

Puede que te interese: Viajo en coche al extranjero, ¿qué documentación debo llevar?

Ten en cuenta que es un vehículo que se mueve, así que evita llevar objetos que se puedan romper o que pesen demasiado. Mejor platos, vasos y fuentes de plástico o metálicos que de cristal o cerámica que se nos pueden romper o ser lanzados si se abre un armario en una curva. Por cierto, la regla de oro es que las cosas más pesadas debemos guardarlas siempre lo más abajo posible.

Consejos para unas vacaciones en camper: el aseo

La mayoría de las camper carecen de aseo.

7 fotos

Ampliar

Otro punto importante al convivir en una camper es el aseo. Hay modelos maxi-camper que son casi una autocaravana y poseen un baño químico en el que hacer nuestras necesidades, pero la mayoría tienen como mucho una ducha portátil y dos depósitos, uno para agua limpia y otro para recoger la sucia.

Te interesa: Prueba de la VW California Beach

Es importante llevar con nosotros un barreño que nos será muy útil para asearnos cuando no tengamos acceso a unos baños de un camping.

Sin duda, lo más peliagudo es el tema de las necesidades fisiológicas. Sin un inodoro en la camper tendremos que acostumbrarnos a aprovechar los momentos en los que estemos en una cafetería, estación de servicio, etc. En el caso de extrema necesidad, tenemos que procurar ser lo más respetuosos posible y evitar dejar nuestra firma allá donde fuéramos. Evita el uso de toallitas húmedas que tardan muchísimo en descomponerse y, si las usas, mételas en una bolsa que cierre bien y llévatelas contigo para tirarlas en un contenedor.

Hay retretes portátiles que son muy prácticos y recomendables, así evitaremos este tipo de problemas.

Consejos para unas vacaciones en camper: la intendencia

Citroën Jumper camperizada.

7 fotos

Ampliar

La intendencia es otro apartado importante y debemos tenerlo en cuenta especialmente por el tema del espacio. Cuando nos vamos de vacaciones llenamos el coche de maletas con ropa, pero no llevamos con nosotros la comida. En una camper el espacio lo tendremos que repartir para lo que vamos a ponernos y para lo que vamos a comernos.

Hay quien se plantea que viajará y dormirá en la camper pero comerá en restaurantes o chiringuitos. La realidad es que después encontrarás mágico cenar viendo la puesta de sol o desayunar al amanecer al lado de la camper, así que hay que llevar un mínimo con nosotros, especialmente agua, bebidas, galletas, fruta, conservas… evita llevar demasiadas cosas que necesiten ir refrigeradas, porque la nevera, si la tienes, no será muy grande.

Si la camper tiene un mueble con cocina, es mejor que lo saques fuera y cocines en el exterior. Así evitas riesgos de incendio, manchar y, sobre todo, dejar olores dentro de la furgoneta.

Consejos para unas vacaciones en camper: la seguridad

Debemos ser muy precavidos con la seguridad, tanto del vehículo como de las personas.

7 fotos

Ampliar

La seguridad es importantísima cuando vamos en una camper. Son muy tentadoras las fotos de los catálogos con la furgoneta aparcada en un acantilado y una puesta de sol espectacular, pero hay que tener un poco de sentido común. No es el primero ni el último que acaba teniendo que llamar a la asistencia para sacar la furgoneta de la arena o que acabe en el fondo de un terraplen.

Te interesa: Prueba de la Peugeot by Tinkervan

Busca un sitio con una superficie estable y segura y no corras riesgos. Es importante que la aparques lo más horizontal posible. Es incomodísmo dormir en una cama inclinada, por no hablar de que al abrir los armarios te puede caer todo encima.

El otro aspecto de la seguridad es el referente a los posibles robos. Un lugar inhóspito puede ser muy seguro si realmente no hay nadie, pero basta con que haya uno con malas intenciones. Es menos romántico pero más seguro parar en un lugar donde haya más autocaravanas y campers.

Consejos para unas vacaciones en camper: la temperatura

Este mando de la climatización debería estar accesible también desde la litera superior.

7 fotos

Ampliar

La mayoría de las camper disponen de un sistema de climatización que puede funcionar independiente del motor, de forma que podemos caldear el habitáculo si hace frío sin tener el motor encendido. Lo que ya no es tan frecuente es que también podamos enfriarla.

De cualquier modo, es mejor no tener que recurrir a estos sistemas de climatización y tenerlo en cuenta y optimizar nuestra temperatura. En verano si elegimos bien el sitio y ventilamos al anochecer cuando ha bajado la temperatura podemos dormir con mucho confort. Por el contrario, si hemos dejado el vehículo al sol y ha acumulado mucho calor (no sólo se calienta el aire del habitáculo, también el salpicadero, los asientos… que luego emiten ese calor almacenado), costará estar cómodos.

Normalmente estaremos más tiempo en la camper por la noche, así que más que el calor, el problema será el frío. En algunas zonas, especialmente en la montaña, las noches de verano son frescas y podemos estar por debajo de 10ºC en pleno agosto. Lleva ropa de abrigo porque el frío es difícil de quitar y las camper pierden enseguida el calor a través de las carrocerías metálicas y los cristales.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche