Reportaje

Todo sobre el fraude medioambiental de Volkswagen en EE.UU.

9 fotos

Ampliar

22 de septiembre, 2015

El escándalo del fraude en las pruebas de homologación de Volkswagen en los EE.UU. está removiendo los cimientos de la industria automovilística alemana. El propio gobierno de Alemania ha tomado cartas en el asunto para defender el marchamo de "Made in Germany", salpicado por esta noticia.

La publicación de la noticia sobre el fraude cometido por Volkswagen en la homologación de las emisiones contaminantes de sus motores diésel de 4 cilindros en EE.UU. está provocando un verdadero terremoto con varias réplicas a su paso.

No es la primera vez que la Agencia Estatal de Protección Medioambiental (EPA) detecta este tipo de fraudes. En 1998 la EPA ya impuso una sanción por trucar las emisiones contaminantes en los procesos de homologación a los mayores fabricantes de motores diésel para el transporte pesado americanos (Caterpillar, Cummis, Detroit Diesel, Mack…).

Desde entonces hasta hoy, los ingresos por sanciones impuestas por la Agencia americana por las emisiones contaminantes de motores de combustión ascienden a mil millones de euros.

La liebre respecto al software manipulado de los modelos de Volkswagen saltó tras ser encargado por el International Council on Clean Transportation (Consejo Internacional para Transporte Limpio) a la Universidad de West Virginia un estudio sobre las emisiones contaminantes de tres vehículos (VW Jetta, VW Passat y BMW X5) en condiciones de tráfico real. En los resultados del ensayo, las desviaciones detectadas en los motores diésel de 4 cilindros del grupo VW pusieron en alerta a las autoridades, que han acabado por destapar el fraude.

En qué consiste el fraude de Volkswagen

Los motores diésel de 4 cilindros de VW en el punto de mira.

9 fotos

Ampliar

Para homologar un vehículo es necesario que las autoridades gubernamentales pertinentes den su visto bueno a una serie de parámetros, principalmente de seguridad y de emisiones contaminantes. Unas normas cada vez más severas en este último apartado están siendo un auténtico calvario para los fabricantes e ingenieros, que deben desarrollar e implantar tecnologías cada vez más caras en sus automóviles (como el filtro anti partículas o el AdBlue).

Todo parece indicar que, en lugar de invertir estas sumas millonarias en el desarrollo de motores más limpios, Volkswagen introducía en sus modelos diésel de 4 cilindros un programa informático en sus unidades de control. Este software era capaz de identificar si el coche se encontraba en un banco de pruebas de homologación o en tráfico normal. En el momento en el que detectaba que el vehículo se ubicaba en un banco de pruebas, la unidad de mando que gestiona el motor recibía la orden de funcionar con un programa alternativo al normal. Este software específico reducía las prestaciones y las emisiones contaminantes, especialmente los peligrosos NOx, para superar las pruebas de homologación, volviendo al modo de funcionamiento normal en cuanto el vehículo abandonaba las instalaciones.

Según las autoridades estadounidenses, las emisiones reales de los modelos de la marca pueden llegar a ser 40 veces más elevadas que las homologadas, lo cual constituye un delito federal contra la salud pública en los EE.UU.

Qué dice Volkswagen respecto a esta denuncia

Volkswagen no se esconde y promete la máxima colaboración para esclarecer todo el problema.

9 fotos

Ampliar

La gravedad de los hechos ha forzado la dimisión de Martin Winterkorn, máximo responsable de la compañía, quien nada más conocerse la polémica afirmó que haría todo lo necesario para restaurar la confianza en la honorabilidad y la calidad de los productos de la marca, asumiendo las responsabilidades que sean necesarias e iniciando una investigación independiente externa para esclarecer hasta el último resquicio de este asunto. Además, pidió disculpas a los clientes, a las autoridades y al público en general por esta «mala conducta». «Millones de personas en todo el mundo confían en nuestras marcas, nuestros coches y nuestras tecnologías. Lamento profundamente que hayamos roto esta confianza», declaró Winterkorn en un vídeo publicado un día antes de su dimisión.

Vídeo con la declaración de Martin Winterkorn:

Aquí encontrarás la traducción a las palabras de Winterkorn.

Por su parte, las autoridades alemanas también han declarado querer llegar hasta el fondo de esta desafortunada situación. La marca «Made in Germany” es un símbolo de calidad y de fiabilidad que no están dispuestos a perder.

Tras solicitar información al respecto a la importadora en España de Volkswagen, ésta nos comunica que el alcance y las consecuencias de este problema tienen una repercusión mundial, por lo que se remiten a los comunicados que desde la cúpula de la compañía en Alemania se emitan.

Por lo pronto, Volkswagen ha hecho un aprovisionamiento de fondos de 6.500 millones de euros para hacer frente a las posibles consecuencias legales.

La compañía alemana desmiente los rumores de que Martin Winterkorn haya sido cesado y que su puesto haya sido asumido por Matthias Mueller (CEO de Porsche).

Qué modelos de Volkswagen están afectados por el fraude

El Passat es uno de los modelos implicados en el escándalo.

9 fotos

Ampliar

En un principio, la EPA realizará un control exhaustivo en 492.000 vehículos equipados con motores diésel de 4 cilindros de las gamas Beetle, Golf, Jetta y Passat de la marca Volkswagen, así como al A3 de Audi.

Este estudio se iniciará lo antes posible y se espera que la EPA emita un veredicto antes de final de año, probablemente en diciembre.

Volkswagen aclara que los modelos equipados con mecánicas Euro 6 (todos aquellos matriculados con fecha posterior al 1 de septiembre de 2015 y algunos anteriores) están fuera de toda sospecha y cumplen escrupulosamente con las normativas legales en la actualidad tanto en Europa como en los EE.UU.

Qué consecuencias tendrá el fraude en las emisiones de Volkswagen

Los motores diésel parecen no ser tan limpios como anuncian.

9 fotos

Ampliar

Además de la multa por un delito ecológico, que puede llegar a ascender hasta los 16.000 millones de euros, las consecuencias legales pueden ser aún mucho más severas. En algunos estados, como California, este fraude puede ser considerado como un delito contra la salud pública, por lo que la compañía podría enfrentarse a miles de demandas individuales por parte de sus clientes particulares.

Por ahora el golpe más fuerte y llamativo es el económico, con unas pérdidas en la cotización de las acciones de la compañía alrededor del 35%, lo que supone volver a niveles financieros de 2007.

Repercusiones políticas

Las consecuencias no quedan ahí. El terremoto iniciado por la denuncia de la agencia estadounidense está provocando numerosas réplicas. Asia se suma al problema y Corea del Sur acaba de anunciar que también realizará un control exhaustivo de las emisiones de los vehículos del grupo Volkswagen.

Por su parte, el gobierno alemán- en un intento de devolver la confianza respecto al marchamo  “Made in Germany”- ha anunciado su intención de abrir una investigación sobre varias compañías automovilísticas nacionales para depurar responsabilidades y limpiar su imagen.

El Ministro de Transporte alemán, Alexander Dobrind, ha puesto en marcha una comisión de investigación que visitará la sede de Volkswagen en Wolfsburgo esta semana, y tratará de averiguar si el fabricante se ajustaba a las normas europeas y alemanas. Los investigadores recopilarán documentos y se entrevistaran con distintos ejecutivos de la compañía. Respecto a otros fabricantes, ha declarado que no existen indicios de que estuvieran llevando a cabo prácticas ilícitas similares.

La cabeza visible de la mayor potencia europea, Angela Merkel, ha dicho que los directivos de VW deben tomar medidas de manera inmediata. «Teniendo en cuenta la dificultad de la situación, tiene que haber una total transparencia y un esfuerzo para aclarar todo el asunto», dijo la Canciller alemana en el transcurso de una rueda de prensa en Berlín, y añadió: «espero que los hechos se pongan sobre la mesa lo más rápido posible”.

El clamor en Alemania es unánime, no se puede poner en entredicho la reputación de los productos alemanes. «Me parece impactante lo que estamos viendo actualmente en Volkswagen»,  ha dicho Thomas Oppermann, el líder de los socialdemócratas alemanes. «La industria automotriz es la abanderada de las exportaciones alemanas y no podemos permitir que se dañe su imagen», añadió.

«La marca Made in Germany y la fuerza de las exportaciones de la industria automotriz alemana se ha dañado gravemente» según ha declarado Martin Burkert, un legislador socialdemócrata que forma parte del comité de transporte de la cámara baja.  «Tenemos que tomar una acción política con decisión para que toda la industria del automóvil no se vea arrastrada por este escándalo». Sin embargo, Michael Fuchs, que dio su apoyo para la investidura de Merkel, piensa que la preocupación es exagerada, “Alemania fabrica productos fabulosos” ha declarado, y añadió que «esos productos están bien y la mayoría de los vehículos de VW están bien también.»

11 millones de vehículos afectados.

9 fotos

Ampliar

¿Solo Volkswagen?

Las raíces del problema parecen ser muy profundas y esto no es más que la punta del iceberg. Por ahora la pelota está en el tejado de la EPA y habrá que esperar a conocer los resultados de las pruebas que están iniciando sobre casi medio millón de vehículos, cuyas conclusiones esperan poder publicar antes de diciembre.

A pesar de que todo el escándalo se ha desatado tras la información hecha pública por la EPA, un informe realizado por la Agencia Europea de Medioambiente y publicado el 10 septiembre ya planteaba dudas sobre la veracidad de las pruebas de emisiones en Europa y sugería que otros fabricantes podían haber utilizado métodos similares para mejorar las lecturas de emisiones.

Según la agencia europea, existen discrepancias entre los datos obtenidos en laboratorio y los reales en automóviles de varios fabricantes como BMW, Mercedes y Opel. “Existe la evidencia de que los coches detectan cuando están siendo sometidos a pruebas, y activan un ciclo de funcionamiento que despliega una serie de técnicas con el objetivo de reducir emisiones y pasar el test”, declaró en su informe la agencia.

«Otros fabricantes siguen, básicamente, la misma línea que Volkswagen”, ha declarado Francois Cuenot, miembro del organismo europeo.

Por su parte, Nico Muzi, el portavoz de la agencia, fue más allá diciendo que Volkswagen es «sólo la punta del iceberg.»

Un portavoz de BMW ha afirmado que los vehículos de la compañía bávara cumplen los requisitos de emisiones tanto en pruebas de laboratorio como en su uso normal, y señaló que el ICCT (organismo que se encargó de la investigación sobre las emisiones de VW)  también llegó a esa conclusión en su estudio. Además, agregó que la EPA no ha trasladado a BMW ninguna sospecha por incorporar un “dispositivo de desactivación».

Por su parte, Daimler AG, matriz de Mercedes, no ha hecho ningún comentario al respecto del informe de la Agencia Europea de Medioambiente, y se ha limitado a comunicar, a raíz de los informes sobre VW, que Daimler no tiene conocimiento de que se haya efectuado una investigación de vehículos Mercedes en los EE.UU. «Hemos conocido las acusaciones de la EPA contra VW de la prensa», dijo la firma en un comunicado, y añadió que «el problema descrito por la prensa no se aplica a los automóviles de Mercedes-Benz.»

General Motors, propietaria de Opel, no ha hecho ningún comunicado ni declaración.

Primeras reacciones en España

El Ministro de Industria ha comunicado a Volkswagen la preocupación de España en este asunto.

9 fotos

Ampliar

La asociación FACUA-Consumidores en Acción ha reclamado al gobierno la creación de una Comisión de Investigación en el Congreso de los Diputados que evalué todo el sector del automóvil «para determinar o descartar si más fabricantes vienen cometiendo irregularidades similares para falsear los niveles de emisiones contaminantes».

Asimismo, ha criticado el «servilismo» del Ministro de Industria, Jose Manuel Soria, ante los intereses de la multinacional alemana y ha calificado su reacción de «bochornosa y lamentable».. Según la asociación, las declaraciones del ministro en las que afirmaba no tener «ninguna noticia de problemas» en la homologación de los vehículos de Volkswagen son propias de una república bananera.

Desde el Ministerio de Industria, aseguran que el ministro se ha puesto en contacto con el vicepresidente mundial de Volkswagen, Francisco Javier García Sanz, y con la comisaria europea de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y de la PYME, Elzbieta Bienkowska, para expresar «la gravedad que revierte este asunto para España y para Europa, y ha solicitado al grupo industrial que suministre lo antes posible toda la información necesaria para determinar el alcance del problema en general y de manera específica en nuestro país».

Jose Manuel Soria ha recordado que las homologaciones de Seat, que pertenece a Volkswagen, han sido concedidas por su ministerio, por lo que es necesario «conocer detalles claros, precisos y concretos del problema».

Asimismo, José Manuel Soria  ha solicitado que todos los Estados miembros y la Comisión correspondiene se reunan con caracter de urgencia para «analizar la información disponible y valorar las posibles acciones», ya que este tipo de situaciones «pueden afectar a la recuperación de toda la zona europea.»

Comentarios

  • Rubén Fidalgo

    El problema se soluciona fácilmente, instalando el sistema de tratamiento de gases de escape que no quisieron montar para ahorrar dinero. Tendrán que instalarlo y reprogramar la gestión del motor, así de sencillo.

  • manuel Suguru

    Estoy de acuerdo contigo Juan Manuel . El problema es el motor,que contamina.El software es para simular que no.Cambian el soft,pero el problema sigue.
    Yo creo que como no cambien el motor por otro más eficiente,nos la van a dar de nuevo.
    Dificil arreglo tiene el asunto este

  • juan manuel vicente

    Vale.Nos cambian en software y..listo.Pero.. el coche sigue contaminando por encima de lo permitido.Pasas la ITV y te lo tiran para atrás.¿Solución?.
    ???…¡¡¡

  • Marcos de Diego

    Efectivamente. En la I.T.V no miden las emisiones de NOx, así que no tendras problemas. En cualquier caso, ¿has valorado la posibilidad de apuntarte a la platafoma de afectados puesta en marcha por Facua?
    Un saludo y esperamos que todo vaya bien.

  • Pablo

    Hola [email protected], Rubén y Nacho900 comentaron el día 28 de septiembre que en la ITV no miden las emisiones de NOx, que son las que no cumplen los motores de VW, seat, skoda… Por ello creo que no tendrás problemas para pasar la ITV. Saludos.

Aquí está tu coche