Reportaje

Todas las fotos del Centenario Citroën en Retromobile Paris 2019

128 fotos

Ampliar

07 de febrero, 2019

No te pierdas este montaje que sólo se da una vez cada 100 años para conmemorar el primer centenario de historia de Citroën en el homenaje que la marca ha llevado a cabo en el Salón Retromobile de París 2019.

Este año es muy especial para Citroën al celebrarse 100 años desde su fundación en 1919. Aunque a lo largo de todo el 2019 tendrán varios eventos y sorpresas, el stand especial de Citroën en el Salón Retromobile de París 2019 es uno de los más representativos por varios motivos:

  • Se celebra en París, la ciudad donde nació la compañía
  • Es uno de los primeros del año
  • Retromobile París es uno de los salones de coches clásicos más importantes del mundo

Desde ayer hasta este domingo, se espera que casi doscientas mil personas deambulen por las estancias del Recinto ferial de Porte de Versailles de París, más repleto de coches que cuando se celebra el Salón del Automóvil de París.

En el stand de Citroën Origins se puede ver una selección de la mayoría de los Citroën más emblemáticos, tanto de los modelos de calle como prototipos, vehículos de competición y ediciones especiales. Puedes verlos todos en esta galería con más de un centenar de imágenes.

Los Citroën más destacados en Retromobile 2019

Este Rosalie recorrió más de 300.000 km sin detenerse en poco más de cien días.

128 fotos

Ampliar

Aunque se echan de menos algunos modelos míticos de la marca (me imagino que guardarán algunos tesoros para otros eventos) como el peculiar Citroën M35, en Retromobile París se han congregado la mayoría de los grandes coches de la compañía.

El stand del centenario de Citroën permite ver la mayoría de los grandes hitos de la marca, desde los primeros modelos hasta los prototipos del futuro y los que pretendían avanzar lo que sería el futuro hace varias décadas, como el espectacular Citroën GS Camargue Coupé.

Entre los modelos más llamativos que se pueden ver están varios ejemplares del Citroën más importante de todos, el DS, considerado casi con unanimidad como el automóvil más revolucionario de todos los tiempos.

Otro de los Citroën más emblemáticos es el Petite Rosalie (el que ves encabezando este apartado en el centro de la imagen) que en los albores de los años treinta estableció un récord que permanece imbatido: recorrer 300.000 km sin detenerse en sólo 134 días, todo un prodigio de velocidad, fiabilidad y originalidad.

Entre los prototipos históricos llama la atención el Citroën Coccinelle o Prototype C, que pretendía ser una especie de evolución del 2CV, un coche aerodinámico pensado para reducir al mínimo el consumo de combustible gracias a su aerodinámica extrema, pero manteniendo la practicidad de un utitilitario. Se avanzó varias décadas al concepto de monovolumen. Citroën GS, CX, AX, XM, Traction, Rosalie, “culo de pollo”, modelos de competición, prototipos… la lista es casi interminable.

Un Citroën único que abandonó España

El Citroën SM MyLord expuesto en el Stand de la marca tuvo un hermano todavía más exclusivo por nuestras carreteras.

128 fotos

Ampliar

Uno de los modelos que más llama la atención en el stand tiene una historia española. Se trata del formidable ejemplar del Citroën SM MyLord carrozado por Henri Chapron. La unidad expuesta en Retromobile París pertenece a la colección del Museo Citroën y es casi idéntico a un modelo que hace pocos meses fue galardonado en el Pebble Beach y que tiene una historia muy particular.

El Citroën SM cabrio era un automóvil que se fabricaba poco menos que por encargo en los talleres de Henri Chapron. De los casi 13.000 SM fabricados, apenas una decena fueron carrozados por este especialista y de ellos, muy pocos fueron Cabrio.

El ejemplar expuesto es uno de los dos de color blanco que se fabricaron, el otro se vendió nuevo en España. Cruzó los pirineos para ser expuesto en el Salón de Barcelona de 1971 y aquí se quedó. Su característica única es que la tapicería interior es de color verde y que es el único SM MyLord que, además de la capota de lona, cuenta con un hard top desmontable.

Durante años permaneció poco menos que oculto en una nave de un conocido coleccionista en la capital de España, donde su propietario falleció mientras disfrutaba de su excelente colección al parecer por un infarto. Los herederos pusieron a la venta la mayoría de los coches de la colección y un especialista belga se hizo con esta unidad cuya cotización en la actualidad está por encima de los 300.000 euros, lo que lo convierte en uno de los Citroën más caros de la historia.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche