Semáforos para todos los gustos (y sexos)

15 marzo, 2017, modificada el 7 junio, 2017 por

En los últimos años, España ha experimentado algunos cambios en las señales de tráfico con motivo de fomentar la igualdad social, pero este concepto no es exclusivo de nuestro país. Aquí te contamos más detalles de los semáforos peatonales y sus contornos antidiscriminación.

Semáforos para todos los gustos (y sexos)33

Los semáforos son elementos esenciales para configurar, controlar y regular el tráfico en zonas urbanas con tránsito continuo e intersecciones en la travesía. Todo conductor relaciona un semáforo directamente con los tres colores que lo constituyen -rojo, ámbar y verde-. Del mismo modo que organizan la marcha de los vehículos, los semáforos permiten el paso de peatones de un lado a otro de la vía cuando los coches se encuentran detenidos.

Las siluetas que plasman a los peatones también indican su función en los colores rojo -sin acceso a la vía- y verde -que da permiso para cruzar-. Sin embargo, en los últimos años, esas representaciones de los peatones han sido modificadas en muchas ciudades europeas y de resto del mundo con el fin de fomentar la igualdad y el respeto entre los distintos sexos y sexualidades, además de introducir elementos creativos que los hagan más simpáticos para viandantes y conductores, y que eso promueva el respeto a sus indicaciones.

Un repaso a la historia de los semáforos

Es cierto que, desde siempre, la representación del peatón en los semáforos ha sido una figura masculina, lo que ha provocado protestas en diversos momentos por parte de sectores feministas y promotores de la visibilidad social de todas las opciones sexuales. La historia de estos semáforos de la igualdad se remonta a algunos decenios atrás y tiene a Europa como tierra madre.

Sin embargo, la evolución de estas figuras peatonales ha sido bastante profunda desde que se inventaron e instalaron en las calles los propios semáforos tricolores para coches. El primero de ellos fue instalado en Londres en 1868 por su inventor, John Peake Night. Tuvieron que pasar algunos años más para que la señal se extendiese y en ello tuvo mucho que ver el auge del automóvil Ford  T -el primer vehículo comercializado de forma masiva- que provocó que creciese la densidad del tráfico rodado y, por tanto, también la necesidad de regular el paso de vehículos y de peatones por las calles.

Así, en el verano de 1914 se instaló el primer semáforo moderno (con luz) en Cleveland (Estados Unidos), debido efectivamente a la influencia del vehículo fabricado por Henry Ford y su importante acogida social; 12 años después se establecía el primero en Madrid, ubicado en la intersección de la calle Barquillo con Alcalá -muy cerca de la fuente de Cibeles-.

Distintas figuras peatonales según la ciudad.33
Distintas figuras peatonales según la ciudad.

No obstante, el semáforo peatonal cobró más importancia a principios de la década de los 60, cuando se crearon, en la extinta República Democrática Alemana, los Ampelmännchen u “hombrecillos de los semáforos”, que representaban la figura del humano que cruzaba o esperaba cruzar la vía. Se trataba de un hombre con sombrero y traje, que resultaba más atractivo que la figura más esquemática conocida hasta entonces. Con la reunificación germana en 1989, este concepto se convirtió en un icono turístico del país.

A partir de estas imágenes, hasta llegar a nuestros días, algunas figuras han cambiado de diferente manera y con una base en común: fomentar el respeto hacia ellas y lo que indican.

Los semáforos peatonales de la igualdad

Semáforo por la igualdad en Berlín.33
Semáforo por la igualdad en Berlín.

Como decimos, los Ampelmännchen han evolucionado a distintas formas de ver y comprender el paso peatonal en la calzada. En la mayoría de lugares, estas luces se componen de una sola silueta de cuerpo humano parado y en color rojo -que indica prohibición de cruzar- y en movimiento en color verde -que indica permiso de cruzar-.

Pero no todos los lugares comparten la misma representación. Por ejemplo, en Japón, algunos semáforos peatonales tienen la forma del Astroboy -un personaje de manga y animación-, algo acorde a su cultura. Del mismo modo, otras ciudades han optado por instalar semáforos peatonales con una temática igualitaria y respetuosa hacia el ámbito de los homosexuales y del no sexismo. Así, Jaén quiso ser pionero en nuestro país y dar ese paso por la igualdad, cambiando en 2008 los tradicionales pantalones de la figura andante por una falda femenina. Esta primera señal se encuentra en el Paseo de la Estación con la Plaza de Jaén por la Paz. Algo muy parecido se llevó a cabo en la ciudad argentina de Córdoba, con un proyecto aprobado en 2014.

Semáforo con soldado en Fredericia, Dinamarca.33
Semáforo con soldado en Fredericia, Dinamarca.

Nuestro país, como vemos, no es ajeno a este modo de concienciación social y por eso algunas ciudades españolas también han querido ceder el protagonismo a la igualdad en los semáforos -quizá aprovechando que son uno de los elementos más vistos y tenidos en cuenta de las personas que circulan por la calle-. Valencia, a partir del Día Internacional de la Mujer, en marzo de 2016, tomó la misma iniciativa que la Córdoba transatlántica. Viena, con motivo del Festival de Eurovisión de 2015,  modificó los semáforos peatonales incluyendo parejas homosexuales con corazones y un claro guiño gayfriendly. A imagen de la capital austriaca y coincidiendo con el pasado Día de San Valentín (14 de febrero), el municipio gaditano de San Fernando ha calcado la idea, y lo mismo ha hecho la alemana Hamburgo.

Un ejemplo más de tolerancia es la ciudad islandesa de Akureyri, cuyos semáforos están compuestos por símbolos lumínicos en forma de corazones.

Es probable que en los próximos meses o años veamos este tipo de iniciativas en otras ciudades españolas e internacionales. Desde luego, si sirven para mejorar el respeto, la convivencia y la equidad entre todos los sexos y tipos de sexualidades, bienvenidas sean.

Te puede interesar...

Christian García

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba