Reportaje

Tesla copió el Cybertruck de estos coches de los años setenta

10 fotos

Ampliar

24 de abril, 2020

Aunque el Cybertruck parece un coche futurista, en realidad está basado en concept cars que fueron muy populares hace nada menos que 50 años. En la década de los 70, muchos diseñadores veían en las formas angulosas el futuro del automóvil. Aquí van algunos de los modelos en los que se ha inspirado Tesla.

La línea que separa a un visionario de un oportunista es muy delgada. Tal y como comentaba en el reportaje anterior sobre si Tesla era un visionario o un oportunista, hay que rendirse a la evidencia de que Elon Musk sabe cuándo subirse a un carro.

El nuevo Tesla Cybertruck, después del fiasco de su presentación, está rompiendo todas las previsiones y se ha convertido ya en un fenómeno de masas. Sus formas angulosas provocaron todo tipo de comentarios, desde los que lo veían ridículo hasta los que desde el principio declararon su devoción. El caso es que el diseño del Tesla Cybertruck, que pretende ser futurista, en realidad tiene medio siglo.

Puede que te interese: el ridículo del Tesla Cybertruck y sus cristales irrompibles

En la década de los setenta la mayoría de los diseñadores veían el coche del futuro con unos rasgos que están presentes en el Tesla Cybertruck. En algunos casos es sólo su silueta o la forma general, pero es que hay un caso de los que veremos a continuación en el que las coincidencias son tantas que no pueden ser casualidad.

Los diseños más locos de Franco Sbarro

La verdadera genialidad es que, mientras que estos concepts no pasaron de eso, Tesla ha conseguido convencer y llevar a la serie la fabricación de un coche que hace más de 40 años parecía un disparate. Los años setenta estuvieron dominados por los diseños angulosos y los concept cars (incluso algunos que llegaron a la serie como el Lamborghini Countach o el Lancia Stratos) y los prototipos «hechos a escuadra» se cuentan por decenas, así que vamos a ver los más significativos.

Aston Martin Bulldog (1979): un Tesla Cybertruck de altos vuelos

Los faros quedaban ocultos tras una trampilla escamoteable.

10 fotos

Ampliar

El Aston Martin Bulldog fue un verdadero delirio de coche. Estaba previsto fabricarlo en una serie limitada de 25 unidades y ser el automóvil más potente del mundo en su día, entregando 600 CV gracias a los dos turbos soplando en el V8 de Aston Martin. El proyecto, que se desarrolló durante 1979 y estuvo listo en 1980, no llegó a convencer lo suficiente como para producirse la serie completa, además de que la compañía atravesaba unos momentos financieros complicados.

Con sólo 1,1 m de distancia desde el asfalto hasta el techo, el Aston Martin Bulldog era capaz de alcanzar los 381 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 5 segundos, unas cifras que siguen quitando el hipo cuarenta años después.

En su diseño eran especialmente llamativas sus puertas de tipo alas de gaviota y la batería de faros oculta tras una trampilla plegable en el frontal. El interior contaba con una instrumentación digital similar a la del Aston Martin Lagonda.

Tal vez te interese: los salpicaderos más locos 

Citroen Karin (1979): la pirámide del Cybertruck

El Karin recurría a una forma piramidal muy acusada.

10 fotos

Ampliar

Trevor Fiore empezaba con los bocetos del Citroën Karin en 1979 para presentarlo en el Salón de París en 1980. Se trataba de un coche muy compacto y de tres plazas colocadas en una única banqueta. El conductor iba situado en el centro y la forma piramidal de su carrocería era tan acusada que el techo tiene el mismo tamaño que un DIN A3.

10 curiosidades de Citroën que no te esperabas

Este prototipo se elaboró en colaboración entre el centro de diseño de Citroën y los italianos de Carrozeria Coggiola y hacía guiños a modelos pretéritos de Citroën, como los faros delanteros evocando al SM o la diferencia de anchura entre el eje delantero y el trasero del Citroën DS.

La idea era la de un diseño futurista en el que la habitabilidad y la aerodinámica fuesen extremas en proporción al tamaño del vehículo.

Lancia Sibilo by Bertone (1978): el Cybertruck italiano

El Lancia Sibilo tampoco pasó de ser un Concept.

10 fotos

Ampliar

Partiendo de un Lancia Stratos, Bertone preparó para el Salón de Turín de 1978 este concept de formas angulosas y a medio camino entre un coupé y un monovolumen. El Lancia Sibilo de Bertone llamaba mucho la atención y era plenamente operativo.

Exteriormente, además de las formas generales muy llamativas, era especialmente peculiar el tintado de las ventanas laterales de plástico, que quedaban disimuladas con el resto de la carrocería. Sólo se podía abrir una pequeña porción redonda del cristal para ventilar el habitáculo, mientras que todos los cristales quedaban perfectamente enrasados para mejorar la aerodinámica.

El habitáculo era especialmente llamativo con un volante y un cuadro de instrumentos todavía más futurista que el exterior del coche. El aro del volante estaba diseñado para ser perfectamente anatómico y la instrumentación digital se trasladaba a la base del parabrisas. Podría decirse que el Lancia Sibilo se anticipó cuatro décadas al i-Cockpit de Peugeot.

El futurista coche de Curtis Brubaker: no puede ser casualidad

El parecido con el Cybertruck no puede ser casualidad.

10 fotos

Ampliar

Por fin llegamos al diseño que claramente más recuerda al Cybertruck. Se trata de un boceto que el diseñador Curtis Brubaker había realizado y que apareció únicamente en la popular revista Penthouse de 1978.

Brubaker había logrado cierta relevancia en 1972 con unos diseños muy llamativos (también muy angulosos) para producir una especie de camper van sobre el chasis de los VW Escarabajo. Aunque el proyecto era plenamente viable, no consiguió el apoyo de Volkswagen ni de otros inversores, de modo que sólo pudo fabricar 3 unidades de su Brubaker Box.

En el número de 1978 de Penthouse, la revista se puso en contacto con algunos de los diseñadores más mediáticos de la época, como el mismísimo Giugiaro y les pidieron que bocetasen lo que creían que sería el coche del año 2001.

El boceto presentado por Brubaker tiene un parecido asombroso con el Cybertruck, no sólo por sus líneas, también por la solución de la rampa de carga trasera.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche