Qué significa el logo de SsangYong

3 Marzo, 2017 por

¿Que significa el logo de SsangYong? El logo de SsanYong es uno de los más peculiares que hay en el mercado y de los más desconocidos. Si quieres saber qué es y qué significa el nombre de SsangYong, sigue leyendo.

Qué significa el logo de SsangYong39

Aunque en España la conocemos desde hace poco más de 2 décadas, SsangYong es la marca de automóviles más antigua de Corea y una de las más respetadas en su país.

Su logotipo actual no tiene mucho que ver con el primero que conocimos en modelos como el Musso o el Korando 2. En ellos, la coraza delantera estaba presidida por dos elipses entrelazadas, mientras que en la actualidad se asemeja más a la cabeza de un antílope con su cornamenta. Sin embargo, hay algo común entre estos dos logotipos y es su simetría.

El motivo es que, en coreano, SsangYong significa “el doble dragón”, de ahí que se muestre siempre una “imagen doble” en sus emblemas.

El dragón es un ser mitológico que tiene una simbología muy diferente dependiendo de las distintas culturas. Mientras que en la occidental, especialmente en Europa, suele ir asociada a la idea de una bestia que escupe fuego, vengativo, asesino de guerreros o cruel custodio de princesas secuestradas, en oriente -especialmente en las culturas china y coreana- el dragón es todo lo contrario: un ser benévolo, símbolo de buena fortuna, de conocimiento y de salud. Podría decirse que es uno de los símbolos más positivos que hay en la cultura oriental.

Aunque en España los conocemos desde los primeros años de los noventa, SsangYong nació mucho antes, en 1954, pero con otro nombre: Ha Dong-hwan. En 1977 la compañía pasaría a denominarse Dong A Motor y, por fin, en 1986 se bautiza con el nombre actual.

Desde sus  orígenes, su “producto estrella” han sido los vehículos todo terreno, hasta el punto de que no sería hasta la llegada del SsangYong Korando 3 en 2011 cuando contasen con un modelo que no fuese de tracción total en su gama.

Powered by Mercedes-Benz

El SsangYong Musso supuso el desembarco de la marca en España.39
El SsangYong Musso supuso el desembarco de la marca en España.

En 1992 Mercedes-Benz ve interesante el hacerse con parte del capital de SsangYong y sacar partido de su red comercial en Asia a la vez que colabora con ella para el desarrollo de mecánicas diésel y nuevos modelos. El primer fruto de esta colaboración sería el SsangYong Musso lanzado en 1993 y con el que llegó por primera vez a España la marca coreana, en 1994.

Enfocado como un 4×4 con ciertas pretensiones premium (equipamiento muy completo para su época, interiores con acabados en cuero y madera), uno de sus principales reclamos era la inscripción “powered by Mercedes-Benz” o “Enginered by Mercedes-Benz”, algo así como “motorizado por Mercedes-Benz”.

En el momento en el que llegó el Musso al mercado español, no había demasiados rivales con este enfoque. Apenas el Nissan Patrol GR y las versiones largas del Montero. Su precio era muy competitivo y sus ventas fueron relativamente buenas para un mercado en el que los 4×4 y SUV empezaban a llamar la atención -en parte porque iban siendo más confortables que los rudos Land Rover que todos conocíamos hasta entonces-, pero no con el brutal empuje de la moda actual.

La colaboración con Mercedes no se quedó sólo en las motorizaciones del Musso y el Korando. En 2001 se presentó el SsangYong Rexton. Este modelo contaba con la plataforma del Mercedes ML presentado en 1997 que se hizo famoso como protagonista de la película Jurassic Park.

Korando 3: salvados por Mahindra y el diseño italiano

La nueva generación del Korando supuso un cambio radical para la marca.39
La nueva generación del Korando supuso un cambio radical para la marca.

Los primeros años del nuevo milenio fueron muy duros con SsangYong, con problemas financieros y entradas y salidas de capitales inversores. La crisis económica de 2008 estuvo a punto de echar el cerrojo definitivamente a la compañía, pero el gigante hindú Mahindra & Mahindra vio una oportunidad de hacerse con una marca que, aunque en momentos financieros bajos, mantenía su prestigio en Asia y tenía potencial para crecer.

La inyección económica recibida gracias a Mahindra y un modelo con mucho carisma para la marca y un nombre que le venía que ni pintado lograron el milagro y SsangYong no sólo resurgió, sino que además lo hizo con más éxito que nunca. El nuevo Korando presentado en 2010 fue un auténtico bombazo de ventas e hizo honor al significado de su nombre “Korean Can Do” (los coreanos pueden hacerlo). ¿Cual fue el truco? Pues, además de un precio interesante y un producto muy honesto, el secreto del SsangYong Korando estaba en su diseño europeo. No en vano Mahindra es en la actualidad la propietaria del carrocero de más prestigio del mundo: Pininfarina.

El primer Korando era un vehículo muy rudo, prácticamente calcado del Jeep americano, y no mucho más sofisticado que el que participó en la Segunda Guerra Mundial.

La segunda generación del Korando añadió el saber hacer de Mercedes-Benz, con unas mecánicas diésel más robustas y, aunque su imagen seguía recordando a la del Jeep, especialmente en el frontal, el salto adelante en cuanto a sofisticación, seguridad y confort era evidente.

La tercera generación presentada en 2010 ha roto por completo con esa imagen de 4×4 y se ha enfocado más hacia la del segmento SUV, que es el de mayor crecimiento en el mercado actual. Sin embargo, la marca coreana podría sorprendernos en breve con un modelo inspirado en el Korando original, tal y como nos anticipó con el SsangYong SAV Adventure Concept presentado en Frankfurt en 2015.

El diseño italiano es en la actualidad uno de los principales activos de la compañía, algo que ha quedado patente con el SsangYong Tivoli, un vehículo  que destaca en este apartado y que hace que la gente vea con otros ojos a los modelos de la marca coreana.

SsangYong monovolúmenes: el otro pilar

El SsangYong Rodius abrió una puerta en el mercado de monovolúmenes a la marca coreana.39
El SsangYong Rodius abrió una puerta en el mercado de monovolúmenes a la marca coreana.

Al principio, decíamos que SsangYong es uno de los fabricantes de 4×4 con más experiencia del mundo. Esto era así hasta el punto de que sólo con el lanzamiento en 2016 del SsangYong XLV se lanzó al mercado un SsangYong que no cuenta con tracción total en ninguna de sus versiones. Hasta la fecha, todos los modelos de la marca estaban disponibles con este tipo de transmisión, al menos con alguna de las motorizaciones.

El SsangYong Rodius “abrió la veda” de los monovolúmenes, una nueva puerta que ha sido muy rentable para la compañía, que, gracias a su buena relación precio/producto, ha conseguido comercializar un importante número de unidades del SsangYong Rodius, el monovolumen con más capacidad que se comercializa en España.

Tras él han llegado modelos como el XLV y no se descartan futuras incorporaciones.

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba