Qué significa el logo de Seat

19 Diciembre, 2016, modificada el 27 Febrero, 2017 por

¿Qué significa el logo de Seat? El logo de Seat (Sociedad Española de Automóviles de Turismo) se fundó en 1950. Aquí te contamos qué significa y cómo fueron sus comienzos.

Qué significa el logo de Seat35

Sociedad Española de Automóviles Turismo, eso es lo que significa la marca Seat, fundada por el INI (Instituto Nacional de Industria) el 9 de mayo de 1950. En un país como España, aislado y claramente descolgado del resto de Europa en aquellos años, una de las prioridades era industrializar la nación. La nueva compañía tendría como misión fabricar automóviles (ENASA-Pegaso se encargaría de los vehículos industriales) para motorizar el país y para ello se llegó a un acuerdo con la italiana Fiat (ver historia del logo de Fiat)  para producir sus modelos en España bajo licencia.

Aunque en nuestro país en aquellos años lo que se necesitaba era un modelo barato y accesible, el primer modelo que se decide fabricar por Seat es una berlina casi de lujo (para los estándares de la época): el Fiat 1400, denominado Seat 1400 en España. Aunque esta decisión pueda parecer ilógica, en realidad estuvo muy madurada y fue un acierto. Con una fábrica recién estrenada, lo lógico era producir un automóvil que no tuviese demasiada demanda hasta que la productividad de la factoría no fuese la apropiada para asumir una producción masiva que tuviese que atender un volumen de ventas inasumible en un principio.

Tres años después de la constitución de la socidedad Seat, sale por las puertas de su fábrica de Zona Franca el primer Seat 1400 en mayo de 1953. Habría que esperar todavía algo más de 4 años hasta que llegase el esperado Seat 600 en junio de 1957. Queda claro que, pese a lo que la mayoría de la sociedad española opina, no fue el emblemático “pelotilla” el primer modelo fabricado por Seat, aunque sí fue el primero de gran difusión.

A lo largo de estos 66 años de historia, el logotipo de Seat ha cambiado muchas veces sus formas. En un principio simplemente era un reflejo del logo de Fiat de la época, pero con dos letras diferentes y la leyenda “Licencia Fiat” bajo su nombre. De una forma de escudo pasó a ser rectangular con fondo rojo, más tarde redonda con fondo negro y rodeada por una corona de laureles, hasta simplificarse en una sencilla “S” tras la ruptura del acuerdo con Fiat a finales de 1980.

Desde esa fecha hasta ahora, los frontales de los modelos Seat han estado presididos por una S que también se ha ido modernizando con los años, adaptando sus trazos para darle una imagen acorde con los tiempos en cada etapa.

Como ves, no hay mucho misterio tras la historia del logo de Seat, pero eso no quiere decir que no sea una marca con muchas cosas que contar. Vamos a ver algunas.

Nueva imagen corporativa de Seat en 2016

Nueva imagen corporativa de Seat35
El concesionario de Catalunya Motor en Barcelona inaugura la nueva imagen corporativa de la red Seat.

El último cambio de imagen corporativa de Seat se ha llevado a cabo hace apenas una semana, tras la inauguración de  las instalaciones del concesionario de Seat Catalunya Motor en Barcelona.

Ubicadas en un enclave histórico para la marca, las nuevas instalaciones de Catalunya Motor destacan por su diseño vanguardista, de calidad y con una gran cantidad de servicios a disposición del cliente. Este nuevo concesionario cuenta con dos plantas con una superficie total de 1.230 m2, distribuidos entre la exposición de vehículos nuevos y de ocasión, a través de la marca Das WeltAuto. La nueva identidad realza el valor de marca, combinando una distribución intuitiva y una alta visibilidad para proporcionar al cliente la mejor experiencia de compra.

El Seat Ronda que ganó el juicio

Qué significa el logo de Seat, Rubén Fidalgo35
Este Seat Ronda de colores chillones permitió que Seat continuase fabricando coches tras su escisión de Fiat.

Esta unidad de Seat Ronda pintada en un chillón color amarillo en claro contraste con el resto del coche oscuro salvó a la marca española en su día y se podría decir que hoy en día sigue viva gracias a ella.

Se encuentra resguardada en la famosa Nave 122 de Seat, refugio real de los modelos del nuevo Museo Digital de Seat, y está custodiada por un Seat Ritmo y un Seat Ronda perfectamente normales.

Tras la rotura del acuerdo entre Seat y Fiat en 1980, la marca española tuvo que tirarse del nido y volar sola. Lanzar una nueva gama completamente desde cero habría sido un suicidio, de modo que introdujo cambios en el Seat Ritmo, lo evolucionó y cambió su nombre por el de Ronda y lo lanzó al mercado en 1982, empezando la saga de modelos denominados con el nombre de ciudades españolas. No habría pasado nada de no haber salido de nuestras fronteras, pero el Seat Ronda se exportó a algunos países y Fiat plantó cara ante la Oficina de Comercio Internacional, alegando que se trataba de un plagio de su Ritmo.

La estrategia de Seat fue todo un acierto y zanjó la disputa a favor de la marca española, lo que permitió que continuase fabricando, exportando y vendiendo modelos propios. Para demostrar que no se trataba del mismo coche, la marca española acudió al jucio con esta unidad de Seat Ronda pintada de forma tan llamativa. Todo lo que ves en color amarillo es diferente al Fiat Ritmo. Con un simple golpe de vista quedaba claro que los cambios llevados a cabo eran más de los que parecían, incluso fueron necesarios refuerzos en el propio monocasco para evitar problemas de rigidez estructural con las nuevas formas.

Tras el Ronda llegarían los Seat Málaga, Seat Ibiza, Seat Marbella y, pocos años después, en 1986, empezarían los acuerdos para entrar a formar parte del gigante alemán Volkswagen.

Seat 600 y Seat Ateca: los salvavidas

Nueva imagen corporativa de Seat35
El Seat Ateca tiene la misión de hacer rentable de nuevo a la marca española.

En 1957, la sociedad española necesitaba un modelo utilitario, barato de adquirir y mantener. La llegada al mercado del Seat 600 fue todo un boom y sus ventas lograron que Seat fuese una empresa rentable. Casi sesenta años más tarde, no es un utilitario el modelo estratégico que la marca necesita para volver a ser rentable, sino un SUV. Aunque la última generación del Seat León es todo un éxito desde su lanzamiento en 2012 (gracias a él es la primera vez en la historia de la marca en la que el primer mercado de ventas no es España, sino Alemania), no es suficiente como para lograr que Seat sea una compañía con un volumen de producción suficiente como para que gane dinero.

En la actualidad, el sector de mercado que más crece es el de los SUV o crossovers y Seat lleva años tratando de lanzar su propio modelo en este segmento. Por fin ha llegado el momento y se ha presentado en el Salón de Ginebra 2016 el nuevo Seat Ateca, el primer SUV de la marca española (el Altea Freetrack derivaba de un monovolumen, al igual que el León X-Perience procede de un compacto).

Las expectativas son muy altas para el nuevo Seat Ateca y viene decidido a cumplirlas.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba