Qué significa el logo de Lamborghini

20 junio, 2016, modificada el 8 febrero, 2017 por

¿Qué significa el logo de Lamborghini? El logo de Lamborghini es elegido por su fundador, Ferrucio, por su símbolo del zodíaco. Pocas veces se dan la mano dos líneas de producción tan antagónicas bajo el mismo nombre: maquinaria agrícola y superdeportivos. Aquí tienes la historia de cómo Lamborghini decidió plantar cara a Ferrari y por qué eligió un toro de lidia para presidir sus frontales.

Qué significa el logo de Lamborghini37

Aunque lo dejamos entrever cuando te contamos la historia del logo de Ferrari, ahora llega el momento de contar la interesante historia que se esconde tras una de las marcas de deportivos más emblemáticas del mundo: Lamborghini.

Si todos los clientes insatisfechos hiciésemos lo mismo, el mundo sería mejor. En lugar de empecinarse en juicios, reclamaciones, pataletas… Ferruccio Lamborghini decidió que era capaz de hacer algo mejor que quien le había provocado el descontento, y lo hizo.

Es justo reconocer que Ferruccio tenía mucho dinero y un imperio industrial detrás de él para soportar su bravuconada, no era alguien cualquiera. Lamborghini era una próspera fábrica de tractores, maquinaria agrícola y sistemas de climatización y calefacción que facturaba millones cuando decidió plantar cara a Don Enzo.

Esta boyante situación financiera de Ferruccio fue la que le permitió comprarse un Ferrari nuevo, uno de los coches más caros de la época. Lamborghini no estaba demasiado contento con su flamante deportivo, que solía darle problemas con la transmisión.

Harto de padecer el problema, que en Maranello achacaban a un mal uso del embrague por parte de Ferruccio, Lamborghini ordenó a sus ingenieros que modificasen esta pieza de la transmisión de su coche, y así lo hicieron. Emplearon algunos componentes de sus propios tractores y el Ferrari del patrón mejoró de manera notable.

Ferruccio acudió a Enzo Ferrari a exponerle los hechos y éste le espetó con vehemencia: “Un fabricante de tractores no me va a enseñar a mí a hacer deportivos“. Enzo acababa de poner la primera piedra de la nueva factoría de deportivos Lamborghini.

Por supuesto, no es fácil pasar de tractores a coches, pero Ferruccio era un tipo inteligente y rápidamente se llevó consigo a dos importantes ingenieros de Ferrari: Gian Paolo Dallara y Robert Wallace. Esta táctica la ha copiado Elon Musk, el fundador de Tesla, que basa gran parte de su éxito en haber sabido fichar a colaboradores que habían sido despedidos de otras marcas rivales.

El capricho le salió caro a Ferruccio Lamborghini, que enterraba casi todos los millones que ganaba con sus tractores y calderas en fabricar unos automóviles fuera de lo común. Esta realidad financiera hizo que la compañía atravesase varias etapas muy duras, pasando a formar parte del imperio Volkswagen en 1998 tras comprársela a la familia Suharto.

Por qué un toro en el logo de Lamborghini

Qué significa el logo de Lamborghini, Rubén Fidalgo37
La firma de Ferruccio y su toro, juntos.

Aunque Ferruccio Lamborghini era un gran apasionado de los toros, no fue éste el motivo por el que eligió al secuestrador de la Europa mitológica en el logotipo de su compañía. La razón es mucho más simple, y es que Ferruccio nació el 28 de abril de 1916 y su signo zodiacal era Tauro.

Su afición por la tauromaquia influyó más en los nombres de sus modelos deportivos que en el logotipo de la empresa. Nombres como Islero, Miura, Espada o Jarama (además de por el circuito, esta región posee también cierto renombre en el mundo de los toros) están directamente relacionados con los toros de lidia.

El Lamborghini 350 GTV, el primer anti-Ferrari

Lamborghini 350 GTV 196337
Así era el primer Lamborghini deportivo.

En 1963 se presentó el primer modelo deportivo con el apellido de Ferruccio, el Lamborghini 350 GTV, un concept de formas futuristas para la época y un interior muy cuidado. Sus líneas fueron modificadas por Carrozzeria Touring para facilitar su producción en serie y que pudiese salir al mercado en un tiempo récord el Lamborghini 350 GT, con un frontal sin los faros escamoteables y unas formas más fáciles de producir, pero con claras similitudes con el GTV.

Motor V12, suspensiones independientes, frenos de disco, 360 CV… el primer Lamborghini era un auténtico bólido que tuvo que escocer al “Commendatore” aunque no quisiese reconocerlo.

El modelo de calle, 350 GT, se comercializó en 1964 y tenía un llamativo frontal con dos faros ovalados que recordaban a los ojos de una rana asomando en una charca. Dos años más tarde y tras sólo 120 ejemplares fabricados, fue sustituido por el Lamborghini 400GT, muy similar (apenas cambiaba el frontal, que pasaba a montar 4 faros redondos) en su versión compacta y a la que se añadió una carrocería algo más larga para la versión 2+2 denominada 400GT+2 y que era más proporcionada visualmente.

El Lamborghini Miura: Ferrari contra las cuerdas

Qué significa el logo de Lamborghini, Rubén Fidalgo37
El frontal del Miura es todo un icono de los años sesenta.

Si el GT350 fue toda una declaración de intenciones, la presentación en 1966 del Lamborghini Miura fue un rotundo “zas, en toda la boca” para Enzo Ferrari. Esta escultura sobre ruedas dejaba obsoletos a todos los modelos de Ferrari de la época, que se defendió con un lacónico “mis coches de calle simplemente son una manera de financiar mi escudería“, pero por dentro estaba que mordía, seguro. Una clara prueba de ello es que, tras el Miura, los Ferrari empezarían a copiar su esquema técnico, con el motor en posición central trasera.

Su motor V12 rendía 350 CV (llegó hasta los 385 CV con el paso de los años) y era capaz de alcanzar los 276 km/h, pasando de 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos. No había nada más rápido en su época y, para colmo, era precioso.

Las primeras unidades, alimentadas por unos sedientos carburadores Webber IDL40, se ganaron la mala fama de incendiarse con facilidad. El motivo es que las cubas de los carburadores tenían que tener su flotador perfectamente ajustado. De lo contrario, éste no cerraba la entrada de combustible al carburador, la gasolina rebosaba y… ya sabes, el calor de los colectores de escape y la gasolina no se llevan nada bien.

Si en su día fue toda una revolución, 50 años después es uno de los automóviles más deseados. El cantante Jamiroquai es uno de sus más fervientes admiradores y disfruta usando varios ejemplares de este automóvil revolucionario.

Su nacimiento fue la culminación de los delirios de Gian Paolo Dallara y Paolo Stanzani. Engendraron un esquema técnico tan revolucionario y bello desde el punto de vista de la ingeniería que había que buscar un escultor capaz de vestirlo apropiadamente, una difícil tarea que Marcello Gandini llevó a cabo de manera magistral.

El Lamborghini Espada: 40 años antes que el Porsche Panamera

Lamborghini Espada 1968 interior37
Porsche copió al Espada en el interior del Panamera.

Cuando Porsche presentó el Panamera, muchos se sorprendieron por la audacia de su habitáculo con 4 plazas independientes y unas butacas para los pasajeros casi tan buenas como las delanteras. Si uno ve la fotografía que hay en la entrada de este párrafo, comprobará que no es una idea original de Porsche, ni mucho menos. El interior que puedes ver en esta imagen pertenece al impresionante Lamborghini Espada, presentado nada menos que 42 años antes que la berlina de Porsche.

Este formidable gran turismo tenía unas proporciones de lo más escandalosas. Con casi 4,8 m de largo y 2 de ancho, medía sólo 1,18 m de alto, por debajo de la cintura de una persona de 1,85 m.

Otro elemento que ha resurgido años después y que se puede apreciar en la galería de fotos del Lamborghini Espada es el cristal de la luneta trasera partido (como en el Honda Civic actual, por ejemplo). Su diseño puede gustar más o menos. La verdad es que este modelo ha pasado por su particular limbo como coche clásico por su peculiar aspecto, pero sus cotizaciones están subiendo de manera escandalosa en los últimos 5 años. No en vano este Lambo (que fue el más exitoso de la marca en su época, vendiendo más de 1.200 unidades en 10 años) montaba casi el mismo motor que el Miura, un V12 de 325 CV (350 en los últimos años) capaz de hacerlo volar a ras de suelo por encima de los 250 km/h: el 4 plazas más rápido del mundo en su momento.

Su nombre también está relacionado con el mundo de los toros y hace referencia a la herramienta con la que los toreros matan a los toros y que formaba parte de su logotipo en los costados del coche.

El Lamborghini Countach: un cuarentón del futuro

Qué significa el logo de Lamborghini, Rubén Fidalgo37
El Lamborghini Countach sigue pareciendo del futuro después de 40 años.

Cuando Nuccio Bertone vio por primera vez la obra que había creado Marcello Gandini, no pudo contener un “¡¡¡COUNTACH!!!”, una expresión piamontesa de sorpresa y admiración como si un español castizo gritase “¡OSTI* PU*A!. La verdad es que no me extraña.

Se podría decir que los adolescentes de los primeros años ochenta se separaban en dos bandos: los que tenían un poster del Ferrari 288 GTO en su habitación y los que tenían el del Lamborghini Countach, que seguía pareciendo estratosférico pese a ser 10 años más veterano que el 288 GTO (presentado en 1984).

Todavía hoy en día el Lamborghini Countach sigue pareciendo más una nave galáctica que un coche, imaginaos el “shock” que su avistamiento produjo en 1974. Es más, gran parte de sus formas siguen siendo la fuente de inspiración para los “Lambos” actuales, especialmente las tomas de refrigeración de la mecánica sobre los pasos de rueda traseros.

Nada mejor que echar un vistazo a la galería de fotos de este reportaje para hacerse una idea de lo que fue, es y seguirá siendo el Lamborghini Countach.

El Lamborghini LM: hecho en España

Lamborghini LM 002 1986 español37
No tendría mucho estilo, pero sin duda rebosaba personalidad.

Para muchos fue el Porsche Cayenne el primer todo terreno de altas prestaciones, pero los de Sant´Agata Bolognese ya tenían claro el concepto en 1986 cuando presentaron el Lamborghini LM002, un todo terreno auténtico con prácticamente el mismo motor del Countach (aunque los prototipos montaron un V8 Chrysler). Este sensacional 4×4 está lleno de detalles pintorescos. Sus formas cuadradas fueron casi calcadas por el Hummer del ejército americano (repito, se trataba de un verdadero 4×4, no un SUV, y sus formas tenían la misión de hacerlo eficaz en el campo, con unos ángulos de ataque, ventral y salida excelentes).

Desde luego, si algo sabe un fabricante de tractores, es cómo conseguir que un vehículo avance fuera del asfalto, así que Lamborghini tenía suficiente “know how” para sacar adelante este proyecto que parecía un disparate en aquella época. Es más, en realidad el LM002 no era más que el modelo civilizado y potenciado del 4×4 presentado por Lamborghini para el ejército italiano en 1977 con el nombre de Lamborghini Cheetah. Supongo que con todos estos antecedentes queda claro que el Lamborghini Urus no es el primer todo terreno de la marca.

Fue el primer todo terreno capaz de superar los 200 km/h y sus prestaciones sólo eran equiparables a su capacidad de tragar gasolina, por lo que la mayoría de sus ventas fueron a parar a jeques árabes amos de pozos petrolíferos capaces de satisfacer su sed. De hecho, su mejor cliente fue Muammar al-Gaddafi, que encargó nada menos que 100 unidades para sus tropas.

Lo que tal vez no sea tan conocido de este formidable automóvil es que su carrocería se fabricaba en España, concretamente en la factoría Irizar en el País Vasco, y de allí se llevaba a Italia para vestir los chasis del LM002 y sus interiores.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba