*

Cómo serán los BMW del futuro más próximo

17 Febrero, 2017 por

Como es lógico, las grandes empresas hacen sus planes de negocio con mucha anticipación. Aquí os dejamos las claves del futuro más próximo de BMW, desde hoy mismo hasta el 2023, sus próximos lanzamientos y los puntos principales sobre los que se centrará su evolución en estos años.

Cómo serán los BMW del futuro más próximo24

Los próximos 7 años se presentan de lo más animado en el seno de BMW. Desde hoy hasta 2023, la marca de la hélice en movimiento quiere centrarse en las nuevas tecnologías, la conducción autónoma y las nuevas plataformas de movilidad. Y eso sin perder el carácter que imprime desde hace más de 100 años en todos sus coches, y no sólo en los de su propia marca, sino también en los otros que forman parte de su grupo empresarial, esto es, Mini y Rolls-Royce.

El primer objetivo marcado es el de llegar al millón de unidades, pero no de cualquier manera. La compañía quiere, además de vender más, vender mejor, de manera que su margen de beneficio esté entre el 8 y el 10% de aquí al 2023. Para lograr este mayor margen, hay que centrarse especialmente en los modelos con una mayor plusvalía, los más lujosos. Ahí es donde entra en juego el lanzamiento de modelos como:

  • El nuevo BMW X7, el todo terreno de lujo más grande fabricado por BMW.
  • El BMW i8 Roadster, la versión más lujosa y lúdica de su espectacular deportivo eléctrico.
  • BMW Z5, el roadster que se posiciona por encima del Z4.
  • El BMW Serie 9, para aquellos a los que un Serie 7 les sabe a poco.

En el apartado de rentabilidad para modelos que son caros, pero cuya producción no puede ser tan numerosa como la de un Serie 3, por poner un ejemplo, es importante la contención de costes. En este sentido, la plataforma modular CLAR es una piedra angular, al poder desarrollar sobre ella nada menos que 4 grandes modelos.

Conectividad y conducción autónoma

La interfaz hombre máquina es otro tema prioritario.24
La interfaz hombre máquina es otro tema prioritario.

Otro de los puntales del nuevo plan estratégico de BMW viene de la mano de las nuevas tecnologías, y no sólo las que podamos imaginarnos aplicadas directamente en los coches, también las posibles plataformas de movilidad son importantes.

En este campo, tanto la conectividad a bordo del vehículo como la de éste hacia fuera es prioritaria. No sólo se trata de ofrecer la posibilidad de mantener siempre conectados a sus pasajeros, también es importante para el desarrollo de los dispositivos de conducción autónoma, que necesitan muchísimos datos en tiempo real y rapidez en la transmisión de los mismos.

La conducción autónoma también implicará cambios importantes en la concepción de los habitáculos. El puesto del conductor tendrá que adaptarse a las situaciones en las que éste no esté al mando del vehículo y proporcionarle un mayor confort y seguridad, pero manteniendo la posibilidad de que pueda retomar el control rápidamente ante cualquier eventualidad. El desarrollo de los sistemas HMI (interfaz hombre-máquina), la facilidad de manejo de todos los dispositivos y un uso intuitivo y sin interferencias son un campo muy complicado y de vital importancia.

El desarrollo de la conducción autónoma no depende únicamente de las propias marcas de automóviles, también es imprescindible que los sistemas de comunicaciones sean rápidos y fiables y que las infraestructuras estén convenientemente adaptadas y su mantenimiento sea pormenorizado. Sistemas como el Galileo SatNavi europeo, la red 5G, señales de tráfico inteligentes y la adecuación de las leyes son también fundamentales en este desarrollo. Por ello, BMW considera poco probable que se pase de la fase beta de la conducción autónoma antes de una década. Es decir, no cree que haya coches completamente autónomos antes de 2027.

En este sentido, BMW se ha asociado con otros fabricantes para conformar un grupo de abogados que actúe como grupo de presión para que este plazo se acorte lo máximo posible y lograr un cambio de la legislación y que la tecnología en desarrollo sea permitida en las calles y carreteras cuanto antes. Todo ello a pesar de que en algunos mercados la legislación está muy por detrás de la tecnología, lo que también significa que cualquier prueba en situación real es un obstáculo enorme para los fabricantes.

 

Eficiencia y energías alternativas

La eficiencia y las nuevas alternativas energéticas son otra vía principal en BMW.24
La eficiencia y las nuevas alternativas energéticas son otra vía principal en BMW.

Con el problema de las emisiones y los niveles de contaminación cada vez más al límite, uno de los frentes prioritarios en BMW serán las energías alternativas y los sistemas de propulsión eléctricos e híbridos. De este modo, la marca bávara introducirá una versión híbrida enchufable en cada una de sus gamas, exceptuando los Touring, Coupé, Gran Coupé, Cabrio y Roadster.

Estas versiones PHEVs serán dos: una menos potente y otra más potente -denominada iPerformance- análoga a las versiones de MPerformance para variantes con motor de combustión. Todos contarán con unas nuevas baterías más grandes y potentes y una nueva electrónica que ofrezca una conducción más optimizada y eficiente.

De este modo, cada nueva generación de un modelo de BMW se ofrecerá con versiones de combustión, PHEV eDrive, PHEV iPerformance, un M Performance y un M.

No sólo se ampliará la oferta de BMW i a partir de 2020, sino que la oferta de modelos de BMW crecerá con nuevos modelos X, que se sumarán a los X7 y X2, no refiriéndose a renovación de modelos, sino a modelos completamente nuevos y no vistos hasta ahora.

En el apartado de los motores de combustión, los avances se centrarán en mejorar la eficiencia de los motores de gasolina, en los que la sobrealimentación será una piedra angular.

Otro campo importante para reducir los consumos y emisiones está en el peso del vehículo. Gracias a la experiencia acumulada con la fabricación en serie de componentes de fibra de carbono para la producción del BMW i3, BMW está en cabeza en este apartado y la tecnología de núcleo de carbono se extenderá a través de múltiples líneas de modelos.

Por ejemplo, la nueva arquitectura de aluminio de Rolls-Royce con tecnología de carbono anunciará una nueva generación de modelos comenzando con el nuevo Phantom.

En el caso de Mini, y como hemos podido ver en el nuevo Countryman, todos los modelos se están desarrollando para incluir propulsión eléctrica PHEV, aunque la principal novedad será el uso de tecnología a base de materiales ligeros para la nueva edición del Mini JCW GP esperada para 2018 y utilizada por primera vez en un Mini.

Otro cambio en la forma de vender sus vehículos está relacionada con su equipamiento. Aunque hasta ahora en BMW tenían claro que un coche debe ser personalizable en cada detalle y por ello permitían incluir opciones una a una, un estudio de mercado ha demostrado que los compradores prefieren agrupar el equipamiento opcional en paquetes, lo que supondrá un cambio en la estrategia comercial de la marca alemana.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba