Seguridad terciaria en el coche

9 Diciembre, 2010, modificada el 6 Marzo, 2012 por

Hay que prevenir los accidentes, pero una vez sufridos hay que aprovechar sistemas como el eCall y ser todo lo rápidos que se pueda para evitar lesiones mayores.

El conjunto de dispositivos de seguridad de nuestro vehículo puede dividirse en tres grandes grupos: seguridad primaria, con los sistemas que evitan un accidente –ABS, ESP…-, seguridad secundaria, formada por sistemas que minimizan las consecuencias
cuando se produce un accidente –airbags, cinturones, reposacabezas…-, y seguridad terciaria, sistemas que actúan después de que el accidente se produzca para que la gravedad de este sea la menor posible.

Algunos de los sistemas de seguridad terciaria tratan de evitar que, tras un accidente, pueda originarse un incendio. Para ello se han diseñado depósitos de combustible que evitan que los diferentes líquidos del vehículo lleguen a derramarse tras un accidente o dispositivos que cierran la inyección de combustible al detectar un impacto.

Otros sistemas evitan que el habitáculo se convierta en una trampa mortal para sus ocupantes tras el accidente. Los nuevos diseños en los automóviles permiten que las puertas se abran sin dificultad tras un accidente. Al mismo tiempo, las hebillas de los cinturones deben permitir una fácil y rápida apertura para evitar que los ocupantes del vehículo queden atrapados en su interior.

Además de los sistemas mencionados, de vital importancia pese a la poca atención que les prestamos, en la actualidad se está trabajando en la mejora de un nuevo dispositivo de seguridad terciaria. Se trata del sistema eCall, concebido con la misión principal de acelerar el tiempo de llegada de los servicios de emergencia después de ocurrir un accidente. El dispositivo se activa automáticamente en el caso de que se produzca un accidente, llamando a dichos efectivos y enviando, a la vez, información sobre el accidente, como puede ser la gravedad del mismo o la localización exacta del vehículo.

En caso de que se produzca un accidente grave, el sistema eCall, a través vía satélite GNSS– y comunicación wireless telefonía móvil-, realiza una llamada automática a un centro de recepción de llamadas de emergencia, normalmente el 112, proporcionando a los ocupantes del vehículo no sólo la posibilidad de conectar y hablar con el centro de emergencias, sino también enviando datos importantes sobre el accidente como puede ser la localización exacta del vehículo, para que la ayuda llegue inmediatamente. La utilización de un teléfono de emergencias implica que el sistema puede ser plenamente operativo en todos los estados de la Unión Europea. En el caso de que se produzca un accidente grave, la comunicación automática se activa gracias a distintos sensores del interior del vehículo. No obstante, también es posible hacer la llamada manual.

El sistema eCall precisa de una unidad a bordo del vehículo, que incluye una antena GNSS que permite la localización del vehículo, así como una antena de telefonía móvil para llevar a cabo la llamada de emergencia. Cuando el sistema detecta un accidente y realiza la llamada, los centros de recepción de llamadas de emergencia recibirán, junto con la llamada de voz, los datos del accidente en el instante en que se active, ya sea de forma manual o automática, el dispositivo eCall. Estos datos que el sistema envía a los centros de recepción de llamadas son, la localización exacta del accidente y la hora del mismo, si bien también pueden enviarse datos complementarios como la dirección que llevaba el vehículo, su marca, modelo y color, o si la llamada se ha realizado manual o automáticamente. Tras la recepción de los datos, y una vez comprobada la naturaleza de la llamada y su localización, el centro de asistencia devuelve la llamada para tratar de contactar, via teléfono, con los ocupantes del vehículo, incluso con los vehículos de emergencia ya en camino, para determinar con mayor precisión la gravedad del accidente.

Este sistema resulta útil en todos los accidentes, dado que es un sistema de seguridad terciario de ayuda al conductor. No obstante, el tipo de accidentes en los que resulta de especial ayuda es en aquellos producidos en lugares apartados, donde no podemos encontrar a nadie que pueda llamar a los servicios de emergencia, de forma que el sistema eCall automáticamente realiza la llamada, acelerando la llegada de los efectivos y la posibilidad de salvar la vida de los ocupantes del vehículo. Un estudio realizado en distintos países europeos reveló que el 90% de las llamadas realizadas con este sistema se establecían en menos de 25 segundos, y hasta el 97% lo hacía en menos de 45 segundos. En distintos estudios desarrollados se ha concluido que en Europa aproximadamente 2.500 vidas podrían salvarse anualmente si los servicios de emergencia fueran avisados con mayor rapidez.

Los principales beneficios asociados al uso del sistema eCall son, la reducción en tiempos de respuesta, ya que la llamada se produce automáticamente; la reducción en la gravedad de las consecuencias del accidente, lo que contribuye a una mayor eficacia; y un ahorro en costes, los estudios de Centro Zaragoza confirman que el ratio beneficiocoste también resulta positivo económicamente.

El sistema sólo opera con este tipo de número de emergencia por lo que, aunque funcione en todos los estados de la Unión Europea, el conductor debe estar atento si conduce fuera de este área por si el sistema presenta algún fallo al salir de ella.

En definitiva, los sistemas y dispositivos relativos a la seguridad terciaria comienzan a actuar después de que el accidente se produzca y tratan de conseguir que la gravedad de este sea la menor posible. No obstante, en caso de accidente, todos los medios disponibles deben ser utilizados para conseguir ayuda por parte de los ocupantes que no hayan resultado heridos de gravedad o de testigos del accidente, uso de los postes SOS si la carretera dispone de ellos, teléfonos móviles

Te puede interesar...

1 Comentario

Especial Operación Salida | Hoy Motor 30 Junio, 2011

[…] 011, más corto y fácil de recordar aunque con un coste similar al de una llamada nacional. 5. La seguridad terciaria juega un papel […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba