*

¿Se va a depreciar el vehículo diésel?

15 Octubre, 2015, modificada el 20 Octubre, 2015 por

El escándalo Volkswagen ha puesto en el punto de mira a los motores diésel. Ahora, la pregunta es si los vehículos diésel sufrirán una depreciación en el mercado de ocasión.

¿Se va a depreciar el vehículo diésel?5

Puede que todavía sea pronto para hacerse esta pregunta, pero los indicios no son nada buenos, más si cabe si tenemos en cuenta el último escándalo protagonizado por Volkswagen con la manipulación de las emisiones.

Las mecánicas diésel han estado incentivadas durante las dos últimas décadas por gobiernos e industria. Todos recordamos las originales campañas publicitarias del tipo “diésel gustazo, diéselo” y los beneficios fiscales de los que han gozado durante años estos motores.  Tanto las instituciones como los fabricantes provocaron un cambio de mentalidad en los compradores. Atraídos por las ventajas de estas mecánicas en, por ejemplo, países como España y Francia, los vehículos diésel llegaron a acaparar un 70% de la cuota total del mercado.

Sin embargo, las cosas están cambiando y el mercado ha registrado en los cuatro últimos años un descenso en la venta de vehículos diésel en favor de vehículos híbridos y gasolina. Si bien es cierto que esta caída de las ventas ha sido muy leve, también lo es que pueda indicar un cambio en las preferencias de los consumidores y una caída más acusada en el futuro.

Gráfico: Matriculaciones por tipo de combustible en España5
Los diésel pierden cuota de mercado en los últimos cuatro años.

Desconfianza de los consumidores

La semana pasada publicamos las 5 razones que hacían peligrar el diésel. La primera de ellas tenía que ver con los recelos y suspicacias que se pueden generar en los compradores tras el escándalo de la manipulación de emisiones. Según la asociación de consumidores OCU, “sin duda habrá un antes y un después del caso VW”. “Volkswagen ha dejado en evidencia a toda la industria y ha perjudicado mucho a su imagen.  Y claro, ha generado incertidumbre  y desconfianza en los consumidores”, añadió la asociación. Por su parte, el responsable de un concesionario multimarca de VO nos manifestó la preocupación del sector: “No es un asunto que haya que tomarse a la ligera; evidentemente, existe un temor”.

Si algo hay que no gusta al mercado de vehículos de ocasión, son los coches que arrastran mala fama o han estado salpicados por alguna polémica. En el caso Volkswagen, los vehículos afectados tendrán que ser sometidos a una revisión y modificación por parte del fabricante. Según Curro San Miguel, experto en el mercado de VO, los cambios llevados a cabo en los coches “implican que el vendedor tenga que dar una explicación extra para cerrar la venta, un motivo más que suficiente para que el comprador tenga oportunidad de rebajar su precio”.

Las ventajas de los diésel ya no son tantas

La segunda de las razones a la que aludíamos para dudar de la hegemonía de las mecánicas diésel en el futuro tiene que ver con las restricciones que pongan en marcha las ciudades al tráfico de este tipo de vehículos.

Los motores diésel emiten más oxidos nitrosos (NOx) y partículas (PM). Estos dos contaminantes son los responsables de las boinas de polución que se forman en las grandes ciudades y, además, son altamente perjudiciales para la salud, al dañar los tejidos del sistema respiratorio. Por esta razón, grandes capitales europeas como París y Londres están poniendo coto a los diésel. La capital inglesa ya ha impuesto una tasa extra a estas mecánicas, mientras que París ha puesto en marcha un plan para que desaparezcan del centro de la ciudad en 2020.

5
Los vehículos diésel sufrirán restricicones al tráfico en el futuro, lo que provocará un retraimiento de la demanda y, en consecuencia, una bajada del precio de este tipo de mecánicas.

En España, todavía no se han tomado medidas similares, pero todo indica que  llegarán. De momento, las tarifas de estacionamiento regulado en la ciudad de Madrid son más gravosas para los dueños de un vehículo diésel, ya que, por ejemplo, un vehículo de  gasolina matriculado entre 2001 y 2005 paga lo mismo que un diésel más moderno matriculado entre 2006 y 2015.

A este respecto, son interesantes las palabras de Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), cuando explica que el usuario no quiere limitaciones a su movilidad y, por tanto, busca alternativas que no se persigan, por llamarlo de alguna manera”.

Por su parte, la asociación de consumidores OCU ha manifestado que “a la hora de elegir coche, el precio y el mantenimiento pesan mucho en la decisión de los conductores, pero también y cada vez más el impacto que el uso del vehículo tiene en el medio ambiente y la salud”.

A esto habría que añadir la reducción de la brecha de precios entre el gasóleo y la gasolina, ya que, según el presidente de Ganvam, “cada vez son más los conductores que deciden ahorrarse los 2.000 euros de diferencia que supone de media la compra de un modelo de gasoil. Además, la caída del precio de la gasolina ha recortado distancias con el gasoil y la diferencia ya casi no compensa a la hora de llenar el depósito”.

Estos motivos pueden llevar a una depreciación importante de las mecánicas diesel, ya que, si aumentan los costes y, además, son más perjudiciales para la salud, algo que preocupa, los futuros compradores no encontrarían razones para decantarse por un vehículo diésel. Y, ya se sabe, el mercado funciona por la ley de la oferta y la demanda. Si juntamos mucha oferta de vehículos diésel con una demanda paulatinamente más baja, la conclusión parece inevitable: el coche diésel se va a depreciar.

Una muestra de la posible depreciación del vehículo diésel la encontramos mirando las cifras de ventas de nuestros vecinos galos. Tras la el anuncio de las medidas anti-diésel que va a poner en marcha el Ayuntamiento de París y el recargo de dos céntimos por litro de gasóleo aprobado por el gobierno, la demanda de vehículos diésel se ha desplomado. En seis meses, la cifra de ventas ha caído un 6,1%, y el Comité de Fabricantes Franceses (CCFA) ya ha vaticinado que, en breve, las ventas de diésel se situarán en el 50%, cuando hace tan sólo tres años suponían un 70% del mercado.

Volvemos otra vez a la misma conclusión: si voy a sufrir una mayor presión fiscal y restricciones en mi movilidad, ¿por qué habría de pagar más por un vehículo diésel?.

5
Las medidas anti diésel llevadas a cabo en Francia ha provado un desplome de las ventas de este tipo de vehículos.

Estudio sobre la depreciación de los modelos VW en Europa

La empresa EurotaxGlass ha realizado un estudio en 30 países europeos, y su conclusión ha sido que el precio de los vehículos Volkswagen de segunda mano no se ha visto afectado de manera significativa por el escándalo de las emisiones. Sin embargo, han advertido que está situación podría cambiar de aquí a un año.

La empresa atribuye el límitado impacto de las crisis VW sobre el precio a que los vendedores han preferido aplazar sus ventas a bajar el precio, con la esperanza de que el ruido mediático en torno a los vehículos diésel de la marca alemana se reduzca progresivamente.

“Vemos un riesgo de tendencia a la baja durante las próximas fechas para la marca VW y modelos del grupo, una vez que la gente haya comprendido la magnitud del dieselgate”, ha afirmado Christof Engelskirchen, director general de EurotaxGlass.

Una de las claves para esta afirmación fue la disminución de un 1,5% resgistrada en el precio de los vehículos diésel nada más conocerse el escándalo. Según Eurotax, no puede afirmarse que se trate de un efecto de la noticia del caso VW o de la volatilidad propia del mercado, pero es un dato a tener en cuenta y que habrá que corroborar en el futuro, cuando haya transcurrido más tiempo.

Te puede interesar...

Marcos Diego

3 Comentarios

Igar73 16 Octubre, 2015

Nos estamos olvidando de que el Dieselgate ha destapado un gravísimo problema de salud pública que vá más alla de la “boina de polución”.

El óxido de nitrógeno (NOx) está considerado como un elemento CARCINÓGENO. Es decir: no es que favorezca su aparición sino que produce cáncer

Rubén Fidalgo 16 Octubre, 2015

En el fondo todo este asunto, el revuelo y la preocupación de los propietarios y autoridades no es más que una enorme hipocresía. Por desgracia, a la mayoría le da igual lo que salga por el tubo de escape de su coche. ¿Cuántos reprograman la unidad de mando para poder anular elementos como la EGR o el filtro anti partículas para no pagar la reparación de dichos sistemas?… en fin.

Juanma 17 Octubre, 2015

¡Muerte al diesel!! Bueno si me das un A7 de 320 CV por 5.000 pavetes pj me lo pienso, aunque contamine jajajaja

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba