Reportaje

¿Se puede comprar un coche entre particulares durante el estado de alarma?

Ampliar

25 de mayo, 2020

Los concesionarios de automóviles ya están abiertos y han desarrollado unos protocolos seguros para que los clientes vuelvan a sus exposiciones. Los grandes compraventas hacen lo propio para no perder impulso, pero… ¿Y las compras de coches entre particulares?

Puede que el impacto económico de la pandemia haga salir al mercado de segunda mano coches usados de particulares, productos atractivos a precios “más que negociables”, lo que significa una oportunidad. O simplemente necesites un coche para huir durante un tiempo del transporte público o, con las cuentas saneadas y todo lo que te has ahorrado en comer fuera durante estos meses, quieras darte un capricho. Sea por lo que sea, el mercado sigue ahí disponible y accesible si damos los pasos oportunos.

Bien, lo primero que hay tener en cuenta es cómo puede afectar a nuestro trato este guirigay de fases en el que nos hallamos. Sobre todo porque, mientras dure el estado de alarma y la desescalada, nuestra movilidad estará restringida. Es decir, no podemos ir a donde queramos al menos durante las próximas semanas. Por eso, yo recomiendo un poco de paciencia y una oferta informada.

Información y paciencia: las claves para comprar coche en estos momentos

Así, debemos acudir a los anuncios más completos posibles huyendo de los más simplones del tipo “Año 2006. Kilómetros en carretera. Impecable”. Cuanta más información te ofrezca un vendedor en su anuncio, más claro tendrá lo que vende y más asentada tendrás su opción a la hora de ir a verle. Y seguro que es más solícito cuando reclames más datos, cosa que habrás de hacer para fundamentar muy bien tu compra.

Reclama todo lo que consideres oportuno: registros, imágenes, vídeos… El vendedor se tiene que hacer a la idea de que estamos en un situación extraordinaria que implica algo más de esfuerzo por ambas partes. Pero tampoco te pases, no vayas a pedirle que te grabe un vídeo conduciendo en autopista, pues, primero, es ilegal y, segundo, él se encontrará con las mismas restricciones que tienes tú en el mismo caso. También creo que lo más razonable es que, de momento, busques ofertas cerca de tu localidad o en la misma comunidad.

Si has hecho ya tu criba y lo que ves te convence, puedes reservar el vehículo siempre y cuando le hagas saber al vendedor que esa reserva implica validar in situ todo lo que te ha contado por otros medios. Yo no soy partidario de reservar nada estando las cosas como están. Puede que esto se alargue, tus circunstancias cambien y encuentres una oferta mejor. Creo que es más prudente no hacer nada más que manifestar tu sincero interés al vendedor y emplazarle a una próxima cita en la que cerrar el trato. Y todo está muy parado, así que no creo que otro “te levante ese coche” antes de tiempo.

Bien. Pues pongamos que ha pasado el tiempo, estamos ya en la fase “dos y medio” (mediados de junio si todo va bien, no es que tengas que esperar al 2036), el coche sigue a la venta y quieres acercarte a verlo con seguridad. Pacta con el vendedor un lugar despejado y al aire libre. Y convén con él en la necesidad de ambos de llevar mascarillas y guantes (aunque a mí, personalmente, me parecen una cochinada y soy mucho más partidario de lavarse frecuentemente con los geles “todopoderosos” que venden).

¿Puede incendiarse el coche por un bote de hidrogel al sol?

Cuando quedéis, saludaos con cordialidad pero sin estrechar la mano. El vendedor también estará en guardia, ya que corre el mismo “peligro” en la cita que tú. Tal y como vas protegido, puedes trastear por el exterior y el interior del coche sin suspicacias. Asegúrate de expresar de viva voz tus dudas, pues con la mascarilla no se perciben bien tus gestos. De hecho, nos vamos a pasar un tiempo sin ver una sonrisa en vivo y en directo.

Comprar coche entre particulares: quién lo prueba y en qué debes fijarte

La prueba dinámica es quizá el momento más comprometido. Tanto, que yo dejaría por esta vez que fuese el mismo propietario el que me llevase a dar una vuelta. Y si no puedes esperar más allá de la fase 1 para ir a verlo, tendrás que ir sentado en los asientos de atrás, en plan Cabify. Pídele al conductor que acelere, que cambie de marcha, que reduzca, que frene, que encienda las luces, la radio, los intermitentes… todo lo que quieras ver en acción. La diferencia a cuando tú lo conduzcas no será muy grande. Opino que es mejor ceder el volante al propietario para no herir sensibilidades que van a estar a flor de piel durante un tiempo: “Que nadie nos toque lo nuestro, aunque sea con guantes”.

Si el producto te convence, cierra el acuerdo. No hagas lo de dar la mano, que, aunque te has hartado de verlo por la tele, en Europa no formaliza ningún acuerdo. Mejor entregar una pequeña señal en efectivo en billetes desinfectados y firmar un contrato privado. El resto del dinero, como siempre, por transferencia.

Dejo a cada cual que negocie, si cree oportuno, incluir un lavado interior con tratamiento de ozono. Así las cosas, puede ser incluso mejor que una pequeña rebaja.

El último escollo que nos queda es la transferencia. Y aquí os emplazo a que la hagáis a través de gestoría. Aunque las Jefaturas de Tráfico vayan abriendo, van a tener un lío montado considerable. Mejor que otro se ocupe de lidiar con ellos en vuestro nombre, mientras contáis con un justificante del todo legal. El importe del trámite, a convenir, aunque la transferencia siempre la debe pagar la parte del comprador.

Llevarlo a casa será lo más sencillo, pues… estás yendo a casa. Y tendrás tu coche comprado a un particular listo y dispuesto para usar y disfrutar en la nueva normalidad.

En resumen: información, paciencia, confianza, limpieza y seriedad. Al fin y al cabo,es en lo que se debería sustentar toda operación de compra-venta.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Elías

    Cabify, en serio??? Una explotadora multinacional que lleva 3 años en España, y la pones de ejemplo, en vez de al taxi, que lleva 100 años… Cuánto te pagan??

    • Blas

      Este cabrón está a sueldo de Cabify, sin duda, como muchos otros vendidos. Contra esto tenemos que luchar, Elías.

      • Editor

        Queridos Elías y Blas.
        A este «cabrón» no le paga nada Cabify. Y es obvio que no habéis entendido la alusión. No estoy sugiriendo escoger una opción sobre otra, ni siquiera toco de manera lateral tan enconado debate del que me mantengo al margen (no como otros…). Sólo digo que el propietario del vehículo irá a los mandos y vosotros ocuparéis las plazas traseras, como en un Vehículo de Turismo con Conductor, sin que lleve su decoración distintiva ni taxímetro en el salpicadero. Bien, tal vez debería haber dicho «en plan vicepresidente 9º en coche oficial», pero me pareció más adecuado lo otro.
        Lamento que os haya hecho mala sangre. No era mi intención.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche