Reportaje

Coronavirus: ¿Se puede comprar un coche en el estado de alarma?

Ampliar

24 de marzo, 2020

Aunque los concesionarios y compraventas han cerrado sus departamentos de ventas (sólo mantienen abiertos algunos talleres), se pueden seguir haciendo todas las gestiones que sean necesarias para la compra y que se puedan hacer online de forma telemática.

La situación excepcional actual con la declaración del estado de alarma publicada en el BOE (Real Decreto 463/2020 del 14 de marzo) para la contención de los contagios de coronavirus está generando mucha confusión en la ciudadanía, entre ellas, qué pasa si quiero o necesito comprar un coche.

Según el Real Decreto, la actividad de la compraventa de vehículos no está contemplada como una actividad comercial de primera necesidad, de modo que:

  • Los comerciales, agentes y gestores no pueden acudir a su puesto de trabajo y deben respetar el confinamiento.
  • Los concesionarios y compraventas no pueden abrir al público durante el estado de alarma.

Aunque no puedan acudir a su puesto de trabajo físico, muchas de sus labores se pueden efectuar telemáticamente, de modo que siguen al pie del cañón para atender a los clientes, especialmente a aquellos que han comprado su nuevo vehículo y esta situación de confinamiento ha bloqueado la operación.

Sobre si es posible realizar la compra de un vehículo durante el estado de alarma, hay que diferenciar entre dos posibles escenarios: el de los vehículos nuevos y el de los vehículos usados, así que vamos a ver cada uno de ellos con detalle.

¿Se puede comprar un coche nuevo en el estado de alarma?

Las gestiones para la compra de un vehículo nuevo se pueden seguir haciendo. Sólo la entrega física del vehículo no está permitida.

1 fotos

Ampliar

Ante la pregunta de si es posible comprar un coche nuevo durante el confinamiento, la respuesta es que sí se puede, pero con matices. El interesado puede contactar con el vendedor para realizar la consulta, confeccionar el vehículo, solicitar toda la información, etc. Pero todo se debe realizar telemáticamente, ya sea por internet o telefónicamente. No podrá realizar la prueba dinámica del vehículo ni personarse en las instalaciones de la marca, cuyo departamento de ventas permanecerá cerrado al público para evitar multas al incumplir el Real Decreto que regula el estado de alarma.

También se pueden realizar todas las gestiones administrativas pertinentes, siempre que se disponga de la manera de hacer llegar online los diferentes documentos necesarios (DNI, certificados, nóminas…) y el vehículo se puede matricular, puesto que la administración mantiene operativas sus oficinas virtuales, aunque algo saturadas.

Respecto a las financiaciones y pagos tampoco hay ningún problema ni limitación, ya que se pueden realizar telemáticamente de manera más o menos ágil.

El gran problema está en el pedido del vehículo en sí y, sobre todo, en la entrega del mismo y, de nuevo, aquí hay dos supuestos:

  • El vehículo está en stock: si el vehículo ya se ha fabricado y está en un almacén o físicamente en el concesionario, no hay ningún problema más allá de cómo conseguir un permiso para poder acudir a recogerlo. Podremos pagarlo, documentarlo y tenerlo listo, pero nuestro desplazamiento hasta el concesionario y el retorno a casa no está contemplado dentro de los supuestos permitidos por el decreto de estado de alarma.
  • El vehículo es un pedido a fábrica: si nuestro coche no existe y tiene que hacerse un pedido a fábrica el problema está en que, debido al cierre de muchas factorías, algunos sistemas para la realización de pedidos no permite a los comerciales cerrar la orden de pedido y, aunque sí se lo permitan, no pueden dar un plazo de entrega concreto, puesto que se desconoce la duración del estado de alarma, tanto de nuestro país como del país donde se fabrique el vehículo en cuestión.

En el caso de que queramos entregar nuestro vehículo como parte de pago, también se pueden realizar todas las gestiones necesarias, aunque la tasación quedará pendiente de formalizar hasta que se pueda llevar el vehículo a las instalaciones, salvo que se acepte la tasación a tanto alzado inicial, que no es recomendable.

¿Se puede comprar un usado durante el estado de alarma?

También es posible realizar todas las gestiones de compra de un coche usado, salvo la entrega física del mismo.

1 fotos

Ampliar

En el caso de la compra de vehículos de ocasión las limitaciones son similares. Los vendedores no podrán atendernos físicamente, pero sí de manera telemática, por teléfono o vía internet y facilitarnos toda la información precisa.

También se pueden realizar todas las gestiones relacionadas con la compra, como la solicitud de un préstamo, la transferencia del titular, etc.

Las limitaciones en este caso son similares a las de la compra de un coche nuevo: la tasación del usado que entreguemos a cambio y la recogida física del vehículo, pero además se añade otra dificultad, la ITV.

En la actualidad es posible realizar la transferencia de un vehículo aunque la ITV no esté en vigor y, como medida excepcional, también se puede circular con un vehículo que la tenga caducada y no haya podido acudir a la ITV por las limitaciones de movilidad impuestas por el decreto de alarma.

Ahora bien, una cosa es que yo tenga la ITV caducada recientemente y no pueda renovarla porque la situación es la que es, y otra que el coche tenga la inspección vencida hace meses, antes de que se declarase el estado de alarma.

Muchas compraventas tienen los coches con la ITV caducada y la pasan justo en el momento de la venta. Si el coche que compramos está en este supuesto, podremos comprarlo y ponerlo a nuestro nombre, pero con la ITV caducada no será legal circular con él. La Guardia Civil podría multarnos por circular con el vehículo con la ITV caducada con anterioridad al decreto de estado de alarma.

Tampoco es un mal demasiado grave, ya que no podremos circular con nuestro coche en ningún caso, salvo que el viaje esté en alguno de los supuestos de las excepciones a la norma para evitar contagios del COVID-19.

Además, habría una manera de que la compraventa pudiera pasar la ITV del vehículo, contratando los servicios de un taller mecánico, que sí están contemplados dentro de las excepciones y sí pueden realizar su actividad normalmente, aunque con las limitaciones y precauciones propias de la situación de alarma actual.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Enx

    Me ha pasado algo similar con BMW, compre un coche de exposición, dos semanas antes del estado de ALARMA, y no he podio adquirir el vehículo, cabe destacar por parte del concesionario que me ha vendido el coche, su nula comunicación, conmigo, durante el proceso de formalización de papeles y matriculación… he llamado a BMW España y tampoco pueden contactar con ellos, eso sí el concesionario a cobrado ya, y yo no tengo noticias…. no tengo ni idea, si tengo derecho a reclamar.

    • Rubén Fidalgo

      Hola Enx, muchas gracias por tu mensaje. Resulta extraño que a través del departamento de atención al cliente de BMW no te den una respuesta. En principio el coche se ha podido poner a tu nombre si todo está pagado, pero no se puede realizar la entrega física del mismo. Al tratarse de un problema de fuerza mayor no es posible reclamar que no se pueda efectuar la entrega física del vehículo, pero entiendo que sí puedes reclamar y quejarte por la falta de comunicación por parte del concesionario, queja que debes comenzar tramitando a través del servicio de atención al cliente de la marca en España. Por favor sigue informándonos de cómo evoluciona tu reclamación, que espero que se solucione lo antes posible. Un saludo y muchas gracias.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche