Reportaje

Ya puedes comprar el Duesenberg SSJ: el favorito de las estrellas de Hollywood

16 fotos

Ampliar

24 de agosto, 2018

Os traemos un reportaje del Duesenberg SSJ, un coche lo suficientemente fascinante como para que Gary Cooper o Clark Gable lo tuvieran en sus garajes. Se subastará este fin de semana y se espera que rompa varios récords.

La historia del automóvil ha dado muchos vehículos fascinantes a los que hay que rendir culto, sin embargo, el Duesenberg Special Speedster J que estará presente en la subasta en Gooding & Company (25 de agosto), es probablemente el automóvil más importante producido por la industria estadounidense.

Te puede interesar: Coches célebres por accidentes de personajes famosos

Solo se fabricaron dos unidades, y ambas fueron a parar a los garajes de dos estrellas del cine de la época: Gary Cooper y Clark Gable. El protagonista de hoy fue adquirido por Cooper en el momento en que el actor hizo su transición del cine mudo al sonoro (género en el que estuvo presente durante 35 años).

La única foto que hay de los dos Duesenberg SSJ

16 fotos

Ampliar

El célebre actor protagonizó 80 películas y ganó dos Oscar al mejor actor por “High Noon” y “Sergeant York”. Si estas dos estatuillas son el máximo premio para un intérprete, tener las llaves en casa de un Duesenberg SSJ era una compensación enorme para cualquier persona. El coche ha sido propiedad únicamente de dos afortunados: Briggs Cunningham (piloto y fabricante de automóviles) y de Miles Collier, un coleccionista del más alto nivel que definía su legado como “un conjunto cuidadosamente escogido de las innovaciones automotrices más profundas y raras de nuestro tiempo”.

Los récords del Duesenberg SSJ

Después de explicaros la procedencia de este “unicornio”, parece lógico pensar que alcanzará cifras estratosféricas (se espera que se venda por una cifra de alrededor de 10,000.000 de dólares) en la subasta de la que tendrá papel protagonista. Es muy probable que el coche marque el récord del Duesenberg más caro que se ha vendido, puesto que actualmente lo ostenta un Duesenberg J Long-Wheelbase Coupe de 1931 que se vendió en la edición de hace 7 años de Pebble Beach: 10,340.000 dólares.

Otro de los récords que el “Duesy” puede romper es el de el coche estadounidense más caro de la historia. En la actualidad, este récord lo posee la primera unidad del Shelby Cobra (propiedad de Carroll Shelby durante toda su vida), que alcanzó un precio de 13,750.000 dólares.

En el caso de que los pujantes se calienten y empiecen a hacer ofertas que asciendan a los 20 millones, el Duesenberg se podría convertir en el coche fabricado antes de la Segunda Guerra Mundial más caro del mundo. Este récord lo estableció un Alfa Romeo 8C 2900B Lungo Spider de 1939, que alcanzó los 19,800.000 dólares.

Este Alfa Romeo es el coche más caro que se ha venido anterior a la Segunda Guerra Mundial

16 fotos

Ampliar

El Duesenberg SSJ fue el coche más rápido del mundo

Como hemos dicho anteriormente, sólo se fabricaron dos unidades de este espectacular automóvil. Las dos montaron un propulsor DOHC de 8 cilindros y 7 litros que desarrollaba 400 CV a 5.000 rpm, nada mal para un coche con más de 75 años a sus espaldas.

Este es el propulsor que monta el «Duesy»

16 fotos

Ampliar

Hubo otro coche que compartió motor con los dos SSJ, el llamado Mormon Meteor, un modelo más aerodinámico que quería establecer récords de velocidad. Este coche ya piso el césped de Pebble Beach en el año 2004 y se vendió por 4,252.000 dólares, cifra suficiente como para conevertirse en uno de los cinco modelos más caros vendidos en dicha edición.

Hay muchas conjeturas acerca de cómo de rápidos son los dos Duesenberg SSJ. Sin embargo, el Mormon Meteor cubrió en el circuito de Boneville una distancia de 5.235 kilómetros en 24 horas, lo que supone una media de 218 km/h (todo un récord en el año 1935).

Os preguntareis el por qué del curioso nombre del coche, que traducido al español es algo así como “meteorito mormón”. El apodo deriva de su conductor: un mormón muy devoto, que llevó una vida austera y que nunca fumó ni bebió alcohol.

Aquí tenemos el Mormon Meteor, que comparte motor con el Duesenberg SSJ

16 fotos

Ampliar

El Duesenberg tuvo mala suerte

El Duesenberg Model J fue diseñado desde un primer momento para convertirse en el mejor coche del mundo, siendo anunciado en diciembre de 1928 en el Salón del Automóvil de Nueva York.

Si analizamos esa fecha, podemos darnos cuenta de que menos de un año después (29 de octubre de 1929), se produjo el crack de la bolsa que colapsó la economía estadounidense llevando a la Gran Depresión. Puesto que el coche tenía un precio de unos 15.000 dólares, las ventas empezaron a disminuir de manera estrepitosa, ya que prácticamente nadie tenía ese dinero para gastarlo en un deportivo.

Foto de la época con el «Duesy» y el Mormon juntos

16 fotos

Ampliar

A pesar de que la compañía fue una víctima más del “martes negro”, jamás hay que dudar que los Duesenberg Models J, SJ y, en última estancia, el SSJ son los clásicos estadounidenses más codiciados: rendimiento ejemplar, un diseño maravilloso y haber sido coche de celebridades son sus principales credenciales.

El Cord, propietario de la marca, poseía más de 150 compañías, entre las que podemos destacar Duesenberg and Cord, Lycoming Engines, Stinson Aircraft Company y American Airways (en este momento American Airlines). Cord se negaba a admitir que la compañía iba en declive, por lo que en 1932 lanzó una versión supercargada del SJ, que alcanzaba 320 CV. Al no ser el momento de este tipo de extravagancias, fue todo un fracaso, lo que supuso un detonante para que “Cord Corporation” se derrumbara.

El SSJ se convirtió en el coche más rápido del momento

16 fotos

Ampliar

El Duesemberg Model J se convirtió en todo un símbolo de poder

La Gran Depresión por tanto redujo enormemente el número de personas que podían permitirse gastar más de 10 veces el salario anual promedio en un coche. Por tanto, tener un Duesy significaba ser parte de la élite de la sociedad. El Cord sabía esto, por lo que su estrategia de marketing iba completamente dirigida a esta élite.

Además de Clark Gable o Gary Cooper, más super estrellas tuvieron coches de la marca

16 fotos

Ampliar

Cord decidió cederle durante 6 meses y de manera gratuíta uno de los dos SSJ a Clark Gable. Después de este medio año, se le ofreció el coche por 5.000 dólares (un tercio de su valor en ese momento), pero Gable lo rechazó puesto que ya tenóa un Duesenberg Model JN Convertible Coupé.

Después de todo esto, podemos afirmar que el Duesenberg SSJ tiene suficientes motivos como para que algún multimillonario se rasque el bolsillo: coche de producción más rápido del momento, glamouroso por todos sus costados y favorito de las celebridades de la época. Si queréis ver en directo la subasta de semejante joya lo podéis ver en la página web de la casa de subastas Gooding&Co.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche