Rolls-Royce: historia

29 Octubre, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

El lujo y la exclusividad que rezuma la firma del Espíritu del Extasis no han sido igualados en el tiempo, pese a la presencia de marcas y rivales temibles. Esta es su historia.

En 1884 Frederick Henry Royce comenzó un negocio de mecánica y electricidad de automóvil. Años después, en 1904, decide ampliarlo lanzando su primer vehículo, un coche de gran lujo llamado Royce 10 hp, con propulsor de 2 cilindros, fabricado en la planta de Manchester y presentado en sociedad en el Salón de París. Por entonces conoce a un entusiasta de la automoción llamado Charles Stewart Rolls -dueño de la distribuidora de coches Fulham C.S. Rolls&Co.- en el Hotel Midland de Manchester, con el que acuerda una línea de comercio en la que los productos fabricados por Royce, esencialmente basados en el original Royce, se comercilizarían como Rolls-Royce -el contrato incluía una cláusula que así lo estipulaba-. La idea original, fabricar “los mejores coches del mundo”, se mantiene intacta hasta hoy.

La compañía Rolls-Royce Ltd. se funda el 15 de marzo de 1906, y tras valorar Coventry, Bradford y Leicester se traslada a Derby en 1908 por el favorable precio al que se pagaba la electricidad en aquella localidad. Un año después, en 1907, Rolls propuso fabricar un motor de aviación, algo que no no gustó a Royce. La empresa, bajo directriz de la Oficina Inglesa de Guerra, terminaría haciéndolo bien entrado 1914: un V8 bajo licencia Renault. Le seguirían un 12 cilindros propio, llamado Eagle de 1915, el 6 cilindros Hawk, un Falcon de 190 CV y un Condor de 675, nacido poco antes del final de la guerra. Cerca de la mitad de los motores usados por los aliados salieron de las plantas Rolls-Royce.


Volviendo a los coches, el Silver Ghost (1906-1925), arriba y junto a estas líneas en diferentes versiones de carrocería, fue responsable de la temprana reputación de Rolls-Royce. Contaba con motor de 6 cilindros y se fabricaron 6.173 en disversas configuraciones. En 1921 la firma estrena una segunda fabrica en Springfield, Massachusetts (USA) -abierta durante diez años-, para atender la fuerte demanda que registra en el país norteamericano. Allí se fabrican 1.701 Ghost -basado en su chasis se desarrollarían los primeros blindados británicos usados en las 2 guerras mundiales-. Un año después, en 1922, lanza el Twenty, de precio y ambición inferiores -se mantuvo en la brecha hasta 1929-.

Pero antes, exactamente en 1911, el escultor Charles Sykes diseñaba el perenne emblema de la firma, conocido como “Espíritu del Extasis”, una dama que viaja inclinada hacia delante mientras sujeta su túnica elevada por el viento. Cuentan que la modelo en la que se basó era secretaria de su buen amigo John Walter Scott-Montagu, llamada Eleanor Velasco Thornton, y que a su vez la figurilla recordaba una parecida que Montagu llevaba como mascaron de proa en su coche, simbolizando una sarcástica dama que pedía silencio acercando dos dedos de la mano a sus labios.


En 1931 adquiere Bentley, cuyas finanzas no pudieron con la Gran Depresión. Desde entonces, y hasta 2002, los Bentley y Rolls-Royce fueron casi idénticos, salvo por las parrillas de los radiadores y otros detalles menores, aunque Bentley siempre atesoró una imagen más deoprtiva fruto de sus gestas en competición. La producción de automóviles Rolls-Royce y Bentley se traslada a la localidad británica de Crewe en 1946, y también a Mulliner Park Ward, en Londres. Simultáneamente, produce chasis destinados a carroceros especializados que acometen diferentes desarrollos bajo impronta Rolls-Royce.


Mientras, el negocio de aviación marchaba a buen ritmo. En las décadas de los 50 y 60 la relación de la compañía, sumergida en la producción de turborreactores, fue particularmente intensa con British Aerospace, culminando en su fusión con Brsitol Siddeley en 1966. De aquellos años data la producción de un motor diésel de grandes dimensiones destinado a maquinaria agrícola y actividades ferroviarias -esta parcela sería adquirida por Perkins en 1980-. También la turbina Olympus 593 Mk610 destinada al Concorde. Sin embargo, problemas financieros causados por el largo y complejo desarrollo del turborreactor RB211 motivan la nacionalización de la empresa por el gobierno británico en 1971. Dos años más tarde, en 1973, el negocio de automóviles se separa como Rolls-Royce Motors, mientras que la división de motores de aviación y marina -negocio que también abordó- se mantiene como empresa pública hasta 1987, cuando es privatizada como Rolls-Royce plc.


Llegamos a 1980. Rolls-Royce Motor Cars esadquirida por el consorcio Vickers, que decide venderla cuando la nostalgia marca tendencias motivando modelos y enseñas del pasado. Por ejemplo, en 2002 Mercedes-Benz resucita Maybach y Volkswagen presenta el New Beetle. Los grandes de la industria se lanzan a la caza de firmas como Maserati, Bugatti, Mini, Bentley… o Rolls-Royce. En 1998 Vickers opta por vender. El grupo Volkswagen/V.A.G. hace ofertas pero BMW Group, que contaba en su poder con un jugoso contrato para el suministro de motores y otros componentes destinados a la oferta Rolls-Royce/Bentley, aparecía con mayores posibilidades. No obstante, la oferta de BMW, cifrada en 340 millones de libras, fue superada por Volkswagen, que la situó en 430.


En esas medias Rolls-Royce plc decide vender las patentes y licencias del nombre y logotipo Rolls-Royce a BMW Group, no a Volkswagen, que había adquirido los derechos del emblema “Spirit of Ecstasy” y del diseño del radiador; BMW adquirió los derechos del nombre y logotipo “RR” por 40 millones de libras, la propiedad más valiosa. Entonces Volkswagen declaró que sólo quería Bentley y acuerda con BMW Group que de 1998 a 2002 la firma de la hélice suministre motores a Volkswagen y permita el uso del nombre, y que desde el 1 de enero de 2003 sólo BMW pueda utilizar la marca Rolls-Royce, dejando Bentley bajo tutela Volkswagen.


Entre los modelos más emblemáticos, además de los citados 10 hp -evolucionado a 15, 20, 30 hp y V8-, Twnty y Silver Ghost, figuran los Phantom (1925-29); 20/25 (1929-36), Phantom II (1929-35); 25/30 (1936-38); Phantom III (1936-39); Wraith (1939-39); Silver wraith (1946-59); Silver Dawn (1949-55); Phantom IV (1950-56); Silver Cloud (1955-65); Phantom V (!959-8); Phantom VI (1968-92); Silver Shadow (1965-80); Corniche (1971-96); Silver Spirit (1980-98); Silver Seraph (1998-2002) y, de nuevo, Phantom (2003 a nuestros días) en sus diferentes versiones: limousine, gran limousine o Extended Wheelbase, descapotable o Drophead Coupé y Coupé.

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba