*

5 razones por las que tu coche puede no pasar la ITV

24 Febrero, 2017 por

Hay fallos leves que no te impedirán obtener un informe favorable y seguir circulando con tu vehículo, pero existen 5 razones básicas por la que tu coche puede no pasar la ITV y circular con normalidad, sin exponerte a ser multado.

5 razones por las que tu coche puede no pasar la ITV6

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un trámite obligatorio para todos los coches que superen los cuatro años de antigüedad. En el reportaje “Ahorra tiempo y dinero al pasar la ITV”, te explicamos en qué consiste y cómo pasarla sin problemas. Ahora, ponemos nuestro foco sobre 5 elementos por los que tu coche puede no pasar la ITV y que son más usuales de lo que creemos.

Los posibles fallos que puede tener tu coche al pasar la ITV se dividen en leves, graves y muy graves. Con los fallos leves, no estarás obligado a volver a pasar la inspección para probar que has corregido el error, salvo que acumules tres, en cuyo caso se convierten en una falta grave. Sin embargo, con tan solo un fallo grave, estarás obligado a pasar de nuevo la inspección sin coste en el plazo de un mes. Podrás circular con tu vehículo, pero solo con destino al taller. En caso de las faltas muy graves, el coche quedará inmovilizado y la documentación será retenida.

Los fallos graves no son muy habituales, pero sí lo son los leves y graves. En la siguiente lista, vamos a enumerar 5 motivos para no pasar la ITV que, de hecho, constituyen el grueso de los fallos detectados en la mayoría de inspecciones.

5 fallos por los que tu coche no pasará la ITV

Neumáticos

Es muy importante comprobar el interior de los neumáticos.6
Es muy importante comprobar el interior de los neumáticos.

La elección de los neumáticos y el estado de los mismos es el ABC de la seguridad en el vehículo. Su buen estado es fundamental para evitar posibles accidentes o, simplemente, un molesto pinchazo que te obligará a echar la rodilla al suelo, sacar el gato y cambiar la rueda. Eso, en el caso de que tu coche cuente con rueda de repuesto, porque, de no ser de así, te verás obligado a llamar al seguro.

Según la normativa española, la profundidad mínima del neumático para pasar la ITV deber ser de 1,6 milímetros. En el enlace siguiente, puedes ver cómo se comprueba el dibujo de los neumáticos. Esto es algo que la gran mayoría de los conductores conoce y comprueba antes de ir a pasar la inspección, pero lo que no todo el mundo sabe es que también hay que comprobar los flancos exteriores e interiores. Un mal equilibrado puede provocar que el interior de las ruedas esté más gastado de lo que debería, incluso con los alambres a la vista. De ser así, el inspector anotará una falta grave y tu coche no pasará la ITV.

Alumbrado y señalización

Comprobar el estado de la luces es rápido y sencillo.6
Comprobar el estado de la luces es rápido y sencillo.

Al igual que sucede con los neumáticos, el sistema de alumbrado y señalización es fundamental para circular con todas las garantías de seguridad. A pesar de que es fácil de comprobar, éste es uno de los fallos más típicos en la ITV. Si, por ejemplo, la luz de cruce de uno de los faros no funciona, tu coche no obtendrá el informe favorable para pasar la ITV. El inspector revisará todo, por lo que hasta la bombilla que ilumina la matricula debe de estar en perfectas condiciones. Afortunadamente, son defectos rápidos y baratos de subsanar.

Amortiguación

Unos amortiguadores en mal estado aumentan la distancia de frenado del vehículo.6
Unos amortiguadores en mal estado aumentan la distancia de frenado del vehículo.

En el reportaje titulado “el peligro de circular con amortiguadores gastados”, comprobamos las diferencias de comportamiento entre un coche con amortiguadores nuevos y el mismo vehículo con los amortiguadores al 50% de su rendimiento. La distancia de frenado, por ejemplo, se alarga notablemente. Por esta razón, entre otras, unos amortiguadores en mal estado harán que “tiren a tu coche en la ITV”.

Retrovisores

retrovisor roto6
Con un retrovisor roto, no pasaremos la ITV (Foto: Blogdeviajesyturismo.es)

Si cualquiera de los retrovisores está roto o no está, tu coche no pasará la ITV. Esto parece obvio, pero resulta que si, por ejemplo, la carcasa no está bien sujeta, también pueden considerarlo un defecto grave. Aquí dependerá del humor del inspector el que deje pasarlo o no.

Chinazos en el parabrisas

6
Un chinazo en el parabrisas es motivo para que tu coche no pase la ITV.

Al igual que sucede con la sujeción de los retrovisores, un chinazo en la luna puede o no ser motivo para que tu coche no pase la ITV y, en este punto, estaremos en manos del inspector. Para afinar un poco más, podemos decir que, si el defecto está en la parte de la luna que queda delante del puesto del conductor y éste ha empezado a agrietarse, es muy probable que sea considerado defecto grave.

Hemos elegido estos cinco motivos porque están entre los más habituales, pero existen muchos otros por los que tu coche podría no pasar la ITV: nivel de gases, estado de los frenos, silentblocks, anclajes de los cinturones de seguridad…

Te puede interesar...

Marcos Diego

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba