Quién fue Eduardo Barreiros

Quién fue Eduardo Barreiros

16 agosto, 2017

Quién fue Eduardo Barreiros. La historia del automóvil en España tiene sus luces (Hispano-Suiza, Landa...) y sus sombras (Pegaso, Barreiros, el apagado de sus luces...), En esta vorágine está Eduardo Barreiros, un empresario español capaz de crear una industria de la nada basada en sus motores diésel.

Siempre hablamos de aquello que ocurre más allá de nuestras fronteras pero olvidamos que somos el octavo productor de automóviles del mundo. Esto no ocurre por casualidad. En nuestro país se sentaron las bases para que esto fuese posible hace mucho tiempo, más del que se nos pueda ocurrir y uno de los máximos exponentes fue Eduardo Barreiros.

Un gallego, nacido en 1919 en una aldea orensana, hijo del conductor del autobús que unía esta pequeña localidad con la capital de la provincia. Este hombre comenzó a trabajar en un taller mecánico dónde aprendió mecánica y descubrió sus dotes naturales para comprender el funcionamiento de un motor.

Tras la guerra civil española, durante el periodo autartico el joven Eduardo se dio cuenta de que era imposible con los gasógenos (gases que alimentaban los motores de combustión) era imposible lograr la potencia necesaria para que los vehículos pesados se moviesen con soltura. Los motores de gasolina consumían mucho combustible y este era caro y escaso en aquella España, por lo que Eduardo Barreiros decidió intentar la conversión de un motor gasolina alemán a diésel. Tomó un motor vetusto a punto del desguace para su experimento. Como un Frankenstein vio la luz su primera conversión.

Cadena de producción de los SIMCA 100 en Villlaverde.
Cadena de producción de los SIMCA 100 en Villlaverde.
Ampliar

Más adelante, tras fundar una compañía dedicada a la construcción y mantenimiento de infraestructuras con sus hermanos, Eduardo se traslada a Madrid. En la capital es donde establece su primera fábrica en una nave de 30.000 metros cuadrados. Compra viejos camiones del ejército para convertir sus motores para poder utilizar combustible diésel.

El INI y ENASA, encargadas de fabricar los Pegaso, no cejaron en su intento de paralizar los planes del empresario gallego negándole las autorizaciones necesarias para arrancar su producción.

En 1957 se logra el gran hito, el abuelo; un camión destinado al ejército portugués, con lo que logra las licencias necesarias para la fabricación y allana el camino para lograr mejorar sus relaciones con la administración y sentar las bases de su gran industria. Esto también beneficia a la hora de importar equipo y exportar sus productos.

Eduardo Barreiros fue nombrado en Estados Unidos como uno de los empresarios más influyentes de Europa. Había logrado una industria en la que trabajaban 17.000 personas. Pionero del cuidado por el trabajador incorporando una clínica en la planta de producción e Villaverde, hoy Centro Madrid de PSA, también incorporó ayudas a la vivienda o mamografías obligatorias para sus trabajadoras. El 40% de los vehículos pesados que se fabricaban en España eran Barreiros.

Un camión Barreiros en acción.
Un camión Barreiros en acción.
Ampliar

En los 60 Barreiros deberá hacer frente a un problema financiero, cuando aparecieron las ventas a plazos, entonces solicitaron créditos oficiales que le fueron negados. Aunque pronto, y a través de bancos y otros prestamistas privados, logra afianzar su compañía.

La añoranza de Eduardo Barreiros tras construir tractores, motores de barco, camiones, autobuses y grupos electrógenos es fabricar coches, aquí se encuentra con Chrysler, con el que negocia un acuerdo. Mil, fueron los millones de pesetas que invirtió la empresa norteamericana en España. El gran punto de inflexión.

Una gran caída, la forma de construcción de un camión y un coche es completamente distinta. Chrysler-Barreiros comenzó a fabricar los Dodge Dart y Simca 1000, sin llegar nunca al nivel de ventas comprometido con los norteamericanos. Como consecuencia y para solventar los problemas ocasionados de la cantidad de vehículos inmovilizados se emiten ampliaciones de capital que toma Chryster hasta lograr el control de la empresa.

Vista aerea de las instalaciones de Barreiros Diésel.
Vista aerea de las instalaciones de Barreiros Diésel.
Ampliar

Entonces Eduardo Barreiros vende a Chrysler su participación. Se dedica a “descansar”, industrializando un espacio ganadero. Debido al contrato firmado al vender su participación en la compañía de automóviles, que incorpora una clausula en al que se le prohíbe durante unos años dedicarse a cualquier actividad relacionada con la automoción; el mecánico Gallego no ceja en su intento.

Llegará a Cuba, donde desea repetir su éxito en un país completamente aislado. Llega a fabricar una gama de motores e incluso diseña un nuevo sistema de producción. El problema fue el fallecimiento de Eduardo en 1992 en la Habana.

Museo Eduardo Barreiros en Valemorillo, Madrid.
Museo Eduardo Barreiros en Valemorillo, Madrid.
Ampliar

Hoy, en las instalaciones de Barreiros Diesel de Villaverde en Madrid se ubican las instalaciones del Grupo PSA y Renault Vehículos industriales. La calle principal que llega hasta la entrada más grande y central de esta industria lleva el nombre de Eduardo Barreiros, un pionero, un visionario capaz de erigir en una España muy condicionada una gran industria.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba