Reportaje

Qué significa el logo de Borgward

23 fotos

Ampliar

19 de abril, 2019

Si recuerdas el nombre de Borgward tienes ya unos cuántos años. Esta compañía desapareció del mapa hace décadas pero ahora vuelve completamente reinventada. Te contamos su extraordinaria historia en este reportaje sobre su logo.

Aunque se fundó en 1919 y podría ser considerada como una de las marcas de coches más antiguas, en 1961 desapareció del mapa casi sin dejar rastro, de modo que Borgward es en la actualidad una de las marcas más desconocidas. Vamos a dar un repaso a su historia con la excusa de saber qué significa el logo de Borgward.

El nombre de esta compañía proviene del apellido de su fundador, Carl Friedrich Wilhelm Borwgard, quien tomaría prestados el color rojo y el blanco de la bandera de la ciudad en la que instauró la sede de su compañía: Bremen.

Ya tienes pues el motivo del nombre de esta marca de automóviles y su logotipo en forma de rombo con los colores rojo y blanco de fondo.

Borgward: 100 años de calidad suprema

La calidad de los coches Borgward como este Hansa era excepcional.

23 fotos

Ampliar

Los inicios de Borgward como fabricante de automóviles se remontan a 1919 (así que este año están de centenario, como Citroën o Bentley), cuando un joven ingeniero pasó a formar parte de la propiedad de la fábrica de camiones Bremer Reifenindustrie, que pasó a denominarse Bremer Kühlerfabrik Borgward & Co a partir de ese momento.

Sus productos estrella eran los triciclos de carga Blitzkarren y Goliath, sencillos pero muy robustos y prácticos para las necesidades de transporte de la época. Tras varias uniones con otras compañías como Hansa, por fin se establece como Borgward y la fabricación de vehículos industriales y automóviles es una de sus líneas de negocio en un holding empresarial que en 1939 contaba con nada menos que 22.000 empleados en plantilla.

Tras quedar prácticamente destruida por los bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial y con casi la mitad de sus empleados y él mismo recluidos como prisioneros de guerra y obligados a realizar trabajos forzados por los vencedores, Borgward tuvo que renacer de sus cenizas, algo que logró en apenas tres años.

En 1961 la compañía Borgward fue la triste protagonista de uno de los mayores escándalos financieros de Alemania y tras su bancarrota fue adquirida por Hanomag y Barreiros.

Desde entonces y hasta 2015, el nombre de Borgward sólo figuraba en las corazas de los vehículos supervivientes, pero en el Salón de Franfurt de 2015 reapareció la marca alemana, resucitada en el cuerpo de modelos de estilo crossover fabricados en China.

Borgward Isabella: el canto del cisne

El Borgward Isabella, especialmente el Coupé y el cabrio, son modelos realmente bellos.

23 fotos

Ampliar

Los automóviles fabricados por Borgward siempre destacaron por la calidad con la que estaban construidos. Lejos de recurrir a alardes técnicos o líneas espectaculares, los Borgward eran concebidos como camiones, destinados a soportar lo que se les echase encima, con una fiabilidad extraordinaria que se obtenía gracias al uso de materiales de primera calidad y soluciones muy probadas y duraderas.

El excesivo celo impuesto en la calidad de fabricación y de los materiales hizo que la rentabilidad de sus ventas no fuese nunca elevada.

En 1954 se presentó el que sería su modelo más popular y el más reconocido en la actualidad: el Borgward Isabella. Como todos los modelos de la marca, su calidad de fabricación era extraordinaria, aunque el estilo de sus carrocerías resultaba algo anodino. Sin embargo, dos de las siluetas resultaron ser realmente atractivas a los ojos y hoy en día son modelos bien cotizados por los coleccionistas. Los Borgward Isabella Coupé y Cabrio disponen de unas líneas muy elegantes y proporcionadas, con una inspiración claramente marcada por la moda de los coches americanos de la época.

El presente de Borgward: una marca de SUV chinos

La gama actual de Borgward se centra en los SUV.

23 fotos

Ampliar

Resucitada en 2015 como marca de automóviles, Borgward fabrica SUV con cierto regusto premium en China y desde hace apenas un año se han comenzado a comercializar en Europa.

En la actualidad su gama está compuesta por dos modelos: el Borgward BX5 y el BX7 dos SUV que se encuadran dentro de los segmentos C y D, que se podrían considerar como equivalentes a los BMW X3 y BMW X5, modelos en los que están claramente inspirados.

Aunque no llegan en algunos aspectos a estar a la altura de las primeras marcas europeas, los modelos de Borgward no son el típico modelo “chino” que los europeos tenemos en la cabeza. Su calidad de fabricación es elevada y cuentan con un buen nivel de equipamiento y una relación precio/producto muy positiva, aunque sus ventas son residuales, en gran medida por su desconocimiento.

El futuro de Borgward

Concept car del Borgward Isabella.

23 fotos

Ampliar

En 2017 se presentó el Borgward Isabella Concept, un prototipo de encantadoras líneas que empleaban el nombre del modelo más reconocido de la marca alemana.

Bajo sus líneas futuristas se esconde una plata motriz eléctrica que dejaba claro que Borgward veía que el futuro pasaba por abandonar los motores de combustión tradicionales hace ya dos años.

Diseño, tecnología y electricidad son las claves del futuro más próximo de esta marca que se ha reinventado cuando casi está celebrando un siglo de vida.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche