Qué significa el logo de Aston Martin

4 Noviembre, 2015, modificada el 8 Febrero, 2017 por

¿Qué significa el logo de Aston Martin? En este caso encontramos dos emblemas o elementos en su logo principal (el nombre de Aston Martin y unas alas) y un segundo elemento, muy característico de la compañía, que son las letras DB que designan a una estirpe de modelos cargada de carisma. Veamos qué es cada uno de estos elementos.

Qué significa el logo de Aston Martin7

Tras conocer cuál es el origen del logo de Alfa Romeo y de la insignia de Audi, ahora llega el turno de conocer la historia que se encierra tras el escudo de armas de Aston Martin, la compañía de coches de lujo británica famosa por servir al agente secreto James Bond.

Como en la mayoría de los emblemas, el logo de Aston Martin encierra varios símbolos. En este caso encontramos dos en su logo principal (el nombre de Aston Martin y unas alas) y un segundo elemento, muy característico de la compañía, que son las letras DB que designan a una estirpe de modelos cargada de carisma. Veamos qué es cada uno de estos elementos.

De dónde vienen las alas de Aston Martin

Qué significa el logo de Aston Martin7
Las alas proceden de Lagonda, una marca de lujo adquirida por Aston Martin en 1947.

El nombre de Aston Martin aparece por primera vez en 1914 sobre el radiador de un automóvil de la compañía Bamford & Martin Ltd, fundada un año antes. Su origen es muy sencillo: por un lado tenemos el apellido de uno de sus fundadores (Lionel Martin) y por otro, el nombre de la competición en la que, él mismo como piloto, ganó la primera carrera con un coche de su propia compañía (la famosa carrera de montaña Aston-Clinton de 1913).

Ya tenemos el origen de una de las marcas de automóviles más antiguas y prestigiosas del mundo y que ha podido sobrevivir a los malos tiempos gracias a la cantidad de “novias” que han salido a su paso para mantenerla a flote pese a sus dificultades financieras. Siempre es difícil mantenerse con vida cuando eres un pez pequeño en un mar de tiburones.

El logotipo de Aston Martin incorporó sus alas en 1947 tras la adquisición en ese año de la compañía Lagonda, famosa por la excepcional calidad de sus berlinas y las prestaciones de sus grandes mecánicas.

Para conmemorar esta unión, la compañia lanzó en 1974 (el mismo año de la adquisición de Lagonda escrito por un disléxico) el Aston Martin Lagonda, una berlina de 4 puertas con unas prestaciones y un lujo fuera de serie… pero también, con una electrónica demasiado avanzada y poco fiabilizada que casi arruina a la compañía y tira por tierra toda su fama. El problema fue que los costes de desarrollo de esta excepcional berlina se disparó tanto, que al final decidieron lanzarla al mercado con unos sistemas a medio desarrollar y componentes baratos. El resultado fue un desastre, pero el tiempo lo ha convertido en un automóvil de culto, hasta el punto de ser reeditado en 2015 para satisfacer la demanda de los jeques del petróleo.

Aston Martin DB, el tractor de James Bond

Qué significa el logo de Aston Martin7
David Brown exigió unir sus iniciales a los modelos diseñados tras su adquisición. El DB5 es todo un símbolo en sí mismo.

Sin lugar a dudas, la historia de Aston Martin no sería la misma sin el insparable binomio de dos sagas: la de los modelos de Aston Martin DB y el agente especial James Bond 007.

David Brown es el nombre de un ingeniero y fundador de la compañía con idéntico nombre, famosa por sus robustas cajas de cambios y tractores agrícolas. En 1947, el mismo año en el que Aston Martin adquiere Lagonda, la compañía David Brown se hace con el control de Aston Martin.

Junto con Ferruccio Lamborghini, es la única compañía de maquinaria agrícola que también desarrolló vehículos situados exactamente en el extremo opuesto: deportivos de alta gama, el glamour con botas de goma.

Para dejar su huella en la compañía, David Brown obliga a poner sus iniciales en los nuevos modelos desarrollados bajo su dirección, los Aston Martin DB.

El primer modelo de esta exitosa saga fue el Aston Martin DB I presentado en 1948 y sucedido por el DB2 en 1950. Sus prestaciones y rendimiento en competiciones como las 24 Horas de Le Mans, afianzaron el prestigio de la compañía, pero su fama se dispararía como las balas de la Beretta 418 del agente 007 con la llegada del formidable Aston Martin DB5, el coche de James Bond por antonomasia.

Una de las señas de identidad de la saga DB de Aston Martin son los formidables motores de 6 cilindros en línea con doble árbol de levas en cabeza, excelentes por rendimiento y calidad constructiva.

En 1968 se presenta el Aston Martin DB V8, precursor de los Vantage V8. En 1972 David Brown sale de la compañía en plena crisis y las siglas DB olvidadas hasta que se resucitan con la llegada del Aston Martin DB7 en 1994, con la compañía ya en manos de Ford Motor Company.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba