*

Qué peligros debes tener en cuenta al conducir en un país por la izquierda

19 Julio, 2017 por

Si tienes pensado viajar estas vacaciones a un país en el que se circula por el lado contrario al nuestro, te va a interesar este reportaje. Algunas dificultades son evidentes, como el hecho de llevar la palanca de cambios en la mano izquierda, pero otros detalles es probable que los pases por alto, ya lo verás.

Qué peligros debes tener en cuenta al conducir en un país por la izquierda1

Conducir por el lado contrario al que uno está acostumbrado necesita un período de adaptación hasta que automatizamos algunas reacciones. Si además lo hacemos en un coche con el volante a la derecha (porque no nos hemos llevado nuestro vehículo, sino que contamos con uno de ese país), la confusión inicial es muy grande. La primera complicación que nos suele venir a la cabeza es tener que manejar la palanca de cambios con la mano izquierda. Esto es algo extraño, pero sólo los primeros minutos, a esto uno se adapta rápidamente. Por cierto, es el único mando que está invertido, los pedales son como los que conocemos, con el acelerador, el freno y el embrague de derecha a izquierda.

Sin embargo, otras dificultades no se nos ocurren a bote pronto, pero están ahí y son las que más nos pueden complicar la vida al circular en un país donde la conducción se hace por el lado contrario (Reino Unido, Irlanda, Australia, Japón, China…). Te las exponemos para que las tengas claras:

  • Mira a la derecha primero: seguro que alguna vez te has fijado en que en los pasos de cebra británicos pone “look right first“. En efecto, como peatones estamos acostumbrados a que los coches que más próximos están a nosotros se nos acerquen por nuestra izquierda al ir a cruzar. Sin embargo, allí es al revés. Son muchos los atropellos a turistas por este motivo, de modo que han puesto esta alerta en los pasos de cebra. Sin embargo, para los conductores no hay este aviso y debemos tenerlo presente. Cada vez que nos vayamos a incorporar en un cruce, cuando salgamos de un garaje… deberemos tener presente que el tráfico más cercano a nosotros se acercará por nuestra derecha, no por la izquierda, así que “look right first”.
  • Las rotondas, como el reloj: los que solemos conducir por la derecha sabemos que, al entrar en una rotonda, vamos a girar en ella en el sentido contrario a las agujas del reloj. Esto hace que, cuando conducimos en un país con el volante en el lado contrario, tendamos a meternos en las rotondas en sentido contrario al tráfico. Recuerda, allí se gira en el sentido de las agujas del reloj en las rotondas.
  • Hay más coche a tu izquierda: Otro de los errores comunes cuando conducimos por el carril contrario es que estamos acostumbrados a que a nuestra izquierda no haya más coche (nuestro cerebro está acostumbrado a sentirse en el lado derecho del vehículo). Esto provoca dos problemas que pueden acabar en un accidente. El primero de ellos es que, al circular por nuestro carril, tendemos a ir demasiado arrimados al borde izquierdo, incluso llevaremos las ruedas izquierdas invadiendo claramente el arcén. Lo mismo nos sucederá al adelantar a otro vehículo: vamos a ir demasiado pegados a él. Hasta que nos acostumbremos a ir sentados en el lado derecho (que nuestro cerebro se sienta de manera natural e institiva en ese lado) y a tener un metro y medio más de coche a nuestra izquierda, lo mejor es que nos guiemos por la línea pintada que está a nuestra derecha en vez de por la de la izquierda.
  • Ojo al aparcar: seguro que alguna vez te has dado cuenta de que, en una calle de sentido único, te resulta más fácil aparcar a la derecha que a la izquierda, sencillamente estás más habituado a maniobrar a la derecha. En los países de los que hablamos es más frecuente aparcar a la izquierda, así que las primeras maniobras te llevarán más tiempo… y algún que otro rozón. Ten cuidado también al bajarte del coche y acostúmbrate a mirar a tu derecha en vez de a tu izquierda antes de abrir la puerta. Un buen truco es que abras la puerta con la mano izquierda, lo cual te obliga a girar algo el tronco y mirar hacia donde debes para evitar golpear a un peatón o a otro vehículo que circule a tu  lado.

 

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba