Reportaje

Qué hacer si no arranca el coche

2 fotos

Ampliar

27 de enero, 2020

Los coches son cada vez más complicados y es mejor no tocar nada si no se sabe bien lo que hacer, pero muchas veces no enciende por cosas sencillas y podemos solucionarlo nosotros mismos. Vamos a ver qué cosas sencillas pueden ser la causa y cómo solucionar el problema.

Pocas sensaciones hay más frustrantes que sentarte en el coche, girar la llave (bueno, hoy en día casi todos es pulsando un botón) y que el condenado se niegue a arrancar. Además del problema de tener que buscar otra manera para desplazarnos, nuestra cabeza empieza a dar vueltas pensando en cuánto nos va a costar la broma.

Aunque en la mayoría de los casos no va a quedar más remedio que llevar el coche al taller en una grúa o llamar a un mecánico para que se acerque a tratar de arrancarlo, hay algunas soluciones que podemos encontrar nosotros mismos simplemente con el manual del coche en la mano. Lo que sí que hay que tener claro es que hay dos situaciones diferentes en las que el coche no arranca y ya eso nos puede dar una pista:

  • El coche no hace nada al intentar arrancar: giramos la llave (o pulsamos el botón) y no pasa nada, no se oye nada, es como si no lo hubiésemos hecho. Aquí el problema suele ser un fallo tonto que en muchas ocasiones podemos solucionar nosotros mismos.
  • El coche hace ruido al intentar arrancar: cuando le damos a la llave se escucha cómo el motor gira e intenta arrancar, pero no enciende o lo hace y se para inmediatamente. Aquí sí suele deberse a un fallo mecánico o electrónico en el sistema de gestión de motor y no va a quedar más remedio que ir al taller, aunque también puede ser simplemente una batería agotada, no está de más probar con unas pinzas, otra batería o un arrancador.

Vamos a ver algunas de las situaciones más frecuentes por las que el coche se niega a encender cuando le damos al arranque y cómo podríamos solucionarlo.

El coche no arranca por culpa de la batería

El coche que sirve de ayuda debe estar encendido para evitar descargar su batería también.

2 fotos

Ampliar

Suele ser la causa más frecuente. Aquí puede suceder que el motor gira porque hay algo de energía en la batería todavía, pero no las suficiente como para que sea capaz de encender el motor o bien que esté totalmente agotada y al girar la llave no suceda nada.

Si el motor gira más despacio de lo normal o si vemos que la luz de cortesía es más tenue de lo normal, casi seguro que es que la batería está con muy poca carga y no es capaz de poner el coche en marcha. La solución es conectar una batería nueva, usar unas pinzas o un arrancador.

Tal vez te interese: Cómo arrancar el coche con pinzas

El coche no arranca por culpa de la llave

A veces el problema es que la antena del anti robo no recibe bien la señal de la llave.

2 fotos

Ampliar

Otra de las causas más frecuentes por las que no encienden los coches es por un defecto en el sistema anti robo de la llave de contacto. Los coches a partir de los años noventa empezaron a montar sistemas electrónicos de reconocimiento en las llaves. Si una antena en la cerradura del volante no detecta el chip integrado en la llave, el coche no enciende. Puede que falle esa antena o el chip de la llave.

Lo primero es intentarlo con el otro juego de llaves que deberíamos tener del coche. Primero probamos con la otra llave y, si no enciende, lo que podemos intentar es girar con una de las llaves mientras acercamos la parte donde está el chip para tratar de que la señal de éste llegue mejor a la antena que está en la cerradura.

El coche no arranca por culpa de un fusible

No es mala idea comprobar los fusibles, basta que uno esté fundido para que pueda ser ésa la causa.

2 fotos

Ampliar

La instalación eléctrica de los coches es muy compleja y está protegida por muchos fusibles. Puede ser que alguno de los fusibles esté fundido y por eso el coche no encienda. Debemos sacar el manual de instrucciones del coche, buscar en el índice alfabético en qué página está el capítulo de los fusibles y comprobar si en la lista de fusibles hay alguno que haga referencia a la electrónica del motor, al sistema de alarma, inhibidor de encendido… e ir directamente a por ellos.

Por desgracia, muchas veces hay fusibles que protegen varios circuitos y, aunque en el manual de instrucciones nos dice que un fusible es el de la luz de cortesía, puede que también sea el que alimenta otro elemento que es el que nos impide poner el motor en marcha. Comprobar los fusibles lo podemos hacer nosotros mismos, nos lleva menos de diez minutos y pueden ser la causa.

El coche no arranca por culpa de un inhibidor

Si el coche no reconoce la llave con ella dentro es posible que alguien esté usando un inhibidor cerca.

2 fotos

Ampliar

Antes comentaba que los coches equipan un sistema de reconocimiento electrónico de la llave para permitir el arranque y que un defecto en la antena receptora o en el emisor de la propia llave puede ser el problema. Bien, pues también puede ser que haya algo externo que interfiere en esa señal e impide que el coche y la llave se comuniquen.

Si estamos cerca de un edificio oficial podemos prácticamente afirmar que son sus inhibidores los que están haciendo que nuestro coche no encienda. Otras veces es porque ha pasado un coche camuflado de algún personaje o lo tenemos aparcado al lado y no nos hemos dado cuenta. Tenemos dos alternativas:

  • Empujar el coche para alejarlo del inhibidor hasta que éste deje de interferir en la señal de la llave
  • Leer el manual del coche

En el manual de usuario del vehículo hay siempre un apartado que explica cómo se debe proceder en caso de fallo en la llave inteligente. En la mayoría de los casos nos pide que coloquemos la llave en un lugar concreto del coche y sigamos un procedimiento para poder poner en marcha el motor.

Tal vez te interese: Cómo evitar que te roben el coche con una llave inteligente

El coche no arranca por culpa del motor de arranque

A veces un golpecito en el motor de arranque basta.

2 fotos

Ampliar

Para hacer girar el motor del coche y que encienda los coches tienen lo que se llama «motor de arranque». Es un motor eléctrico con un piñón desplazable que se acopla al motor del coche y lo hace girar hasta que enciende. Aquí pueden fallar 2 cosas: el motor eléctrico o el piñón desplazable, conocido como «bendix» o «solenoide».

Un fallo corriente es que los rodamientos sobre los que gira el motor eléctrico se desgastan y el rotor se queda pegado al estátor y no gira. Lo que notamos es que escuchamos un ruido como un «clá» y que baja la intensidad de la luz de cortesía porque hay mucho consumo eléctrico, pero el motor no gira.

La solución es que alguien dé golpes con algo sólido en el motor de arranque mientras giramos la llave para que la vibración del golpe separe el rotor y el estátor y gire. Esto es muy complicado y hay coches en los que el motor de arranque no está nada accesible. A veces se soluciona si metemos una marcha, soltamos el embrague y movemos un poco hacia delante o hacia atrás el coche. Al girar un poco el volante motor, el piñón del motor de arranque engrana en una postura en la que favorece que el rotor y el estátor no se queden pegados.

El coche no arranca por culpa del pedal de freno o embrague

Un fallo en los interruptores de los pedales o en las propias bombillas de freno pueden impedir que el coche encienda.

2 fotos

Ampliar

En la actualidad, casi todos los coches te obligan a pisar el pedal del embrague o del freno para permitir el arranque. Para ello simplemente tienen un interruptor en los pedales y si ese interruptor no está accionado, no dan corriente al motor de arranque.

Una forma de comprobar si es un problema con el interruptor en el pedal de freno es fijarnos en si se encienden o no las luces de freno al pisar el pedal con el contacto puesto. Si no se encienden las luces, casi seguro que la causa de que el coche no encienda sea el interruptor del pedal de freno.

Esto me hace recordar un problema que tuve con un cliente en el taller. El coche no le arrancaba, comprobé el interruptor y estaba bien, pero la unidad de mando del coche me decía que no recibía señal del interruptor cuando lo accionaba.

Después de poner un cable en paralelo hasta la unidad de mando y varias horas de trabajo el problema resultó ser la bombilla de la luz de freno. Aquel modelo montaba la luz de freno con la de posición (algo muy frecuente) con una bombilla de doble filamento de 5/21 watios. El cliente había cambiado la bombilla y había puesto una normal de un solo filamento y el casquillo puenteaba los positivos del circuito de la luz de freno y de las luces de posición. Desde entonces, cuando un coche no arranca compruebo hasta las bombillas.

Otra comprobación que podemos hacer nosotros mismos es coger una linterna y mirar a ver si se ven los interruptores en los pedales de freno y embrague. A veces se dobla la pletina donde va montado el interruptor y éste no se acciona correctamente al pisar el pedal.

El coche automático no arranca por culpa del selector

Si el selector no está correctamente engastado en la P o en la N, el coche no arranca.

2 fotos

Ampliar

Los coches con cambio automático sólo permiten accionar el arranque si tenemos el selector del cambio en la P (Parking) o en la N (Neutral). Si tu coche es automático y al darle a la llave de arranque no hace nada, prueba a mover un poco la palanca, empujarla un poco hacia el tope de la P o hacia la N o incluso en una posición intermedia.

En ocasiones moviendo la palanca acaba por hacer buen contacto y permitiendo el arranque. No perdemos nada por intentarlo.

Tal vez te interese: Cómo cuidar un cambio automático

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Rubén

    Como casi siempre, un placer leer tus útiles consejos para profanos y para los que nos creemos que sabemos algo.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche