Reportaje

Qué pasos seguir cuando tienes un siniestro

Ampliar

23 de octubre, 2019

Por desgracia, es muy probable que algún día tengas que cubrir el parte amistoso de accidente. Te contamos cómo debes proceder después de tener un siniestro. Aquí nos referiremos a un accidente leve, en el que no haya daños personales y los coches puedan seguir rodando sin demasiados problemas.

Tener un golpe con el coche no es nada agradable y es normal que nos sintamos nerviosos, mal, desanimados e incluso cabreados. Es difícil contener las emociones y, sobre todo cuando somos los perjudicados, es normal sentir cierta ira. Sin embargo, hay que mantener la calma y tener claro que los gritos, los gestos y las malas palabras sólo van a empeorar las cosas. El accidente ya ha ocurrido, ahora toca pasar el trago lo mejor y más rápido posible.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que es seguro salir del vehículo, ponernos el chaleco de alta visibilidad, bajarnos del coche, señalizarlo y preocuparnos por el otro implicado. Si hay daños físicos es imprescindible llamar a emergencias y realizar un atestado del siniestro.

Tal vez te interese: cómo señalizar tu coche

Si no hay heridos, lo mejor, siempre que la otra parte se muestre colaborativa, es cubrir el parte amistoso de accidente (asegurándonos de que los datos que introduce la parte contraria son reales, así que comprueba la matrícula del vehículo y la identidad del conductor, no te fíes de lo que escriba) y tomar todas las fotos que se puedan del siniestro. Es importante hacer fotos tanto de los vehículos como de la posición y localización de los mismos. Hoy en día casi todos llevamos una cámara en el bolsillo gracias a los smartphones.

Una vez tomados los datos y las fotos, siempre que sea posible, deberemos retirar los vehículos del lugar del siniestro y despejar la calzada.

Lo más probable es que después de tener el siniestro estemos en un estado de ánimo muy nervioso y es fácil que volvamos a tener algún incidente, así que antes de coger el coche, una vez hayamos podido parar en un lugar seguro, es conveniente que nos tomemos unos minutos para sosegarnos.

Qué hacer con el parte amistoso de accidente

El siguiente paso es ponernos en contacto con nuestra compañía de seguros y hacerle llegar el parte amistoso de accidente, ya sea entregándolo en persona, por mail o incluso mediante los diferentes servicios de mensajería a través del smartphone. Es importante que tanto nosotros como la parte contraria entreguemos nuestras copias del parte a nuestras respectivas compañías.

No tengas prisa por llevar el coche al taller. Hasta que la compañía no acepte el siniestro no hay compromiso para la peritación por parte del seguro, pero es importante que vayas pensando en un taller de confianza, especialmente si eres el perjudicado y no culpable en el siniestro. Hay compañías que ponen pegas a las reparaciones en talleres ajenos a aquellos con los que tengan algún tipo de acuerdo, pero como perjudicado tienes tus derechos, entre ellos elegir dónde reparar tu vehículo.

Lamentablemente, las compañías de seguros tienen unos plazos legales para responder y suelen aprovecharlos al máximo. De todos modos, es recomendable ser insistente y, si en una semana no nos contactan para proceder a la peritación, deberemos ponernos en contacto con nuestra compañía y consultar cuál es la situación con la parte contraria.

Que el otro implicado en el siniestro entregue su copia del parte amistoso en su compañía agiliza las cosas, así que es importante insistir para que lo haga en el caso de que no lo haya hecho.

En cuanto la parte contraria acepte el siniestro debería ponerse en contacto con nosotros para establecer una fecha para la peritación del vehículo y a partir de ahí es muy probable que empiece un nuevo calvario para nosotros. Si todo va bien y el golpe no es muy grave no habrá problema y en poco tiempo tendremos de nuevo nuestro coche operativo. Lo desesperante llega cuando nuestro coche tiene ya años o el golpe es lo bastante grave como para que su reparación tenga un coste cercano al valor venal del vehículo, en ese caso lo más seguro es que intenten darnos el coche por siniestro total.

Tal vez te interese: qué hacer si nos declaran siniestro total

Como perjudicados tenemos derecho a que se repare el vehículo aunque los costes sean superiores a su valor venal o bien a la restitución del bien por uno de similares características, de modo que no debemos aceptar esta primera oferta y reclamar nuestros derechos como perjudicado.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    y si la aseguradora contraria te da solo el valor venal ( vamos a suponer que 2000 euros) y por esos 2000 euros no arreglas el golpe ni tampoco te puedes comprar un coche como el que tenias ¿ que haces?…..

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche