Reportaje

¿Qué fraudes al seguro del coche son más comunes? ¿Y más costosos?

6 fotos

Ampliar

28 de enero, 2020

Según datos de ICEA, dos de cada tres fraudes a seguros se producen en la rama de los vehículos. Dentro de esas estafas podemos encontrar desde las triquiñuelas más comunes hasta los fraudes al seguro del coche más costosos, llegando a casos con 400.000 euros de indemnización.

Durante la crisis económica, los fraudes a las aseguradoras sufrieron un repunte. Sin embargo, en estos últimos años de recuperación económica las estafas se han estancado y, aunque no aumentan, se niegan a descender. Según las estimaciones de la compañía Línea Directa, el coste total de los fraudes al seguro del coche en la última década superaría los 9.200 millones de euros, una cantidad equivalente al 0,7% del PIB de España en 2018.

Te puede interesar: Fraudes al seguro del coche, su coste superaría los 800 millones anuales

En el ámbito del fraude entre particulares, el coste medio por estafa alcanzaría los 1.296 euros. Además, el fraude más habitual (83%) es la reclamación de daños materiales, donde el 85% son intentos de incluir en los partes elementos ajenos al siniestro. Por ejemplo, entre estas estafas más comunes se encuentran los casos en los que el reparador pinta arañazos en el vehículo con tiza o pega un trozo de celo en el parabrisas para simular un “chinazo”.

Uno de los fraudes al seguro del coche consiste en pintar falsos arañazos con tiza. Fuente Línea Directa.

6 fotos

Ampliar

En segundo lugar se encuentran los fraudes por daños corporales que son menos comunes (17%), pero su coste medio multiplica por 20 al de las falsas reclamaciones por daños materiales. Además, entre 2017 y 2018, estas estafas se han incrementado aproximadamente un 10,5%. Prácticamente todos los fraudes por daños  corporales (99,8%) consisten en la simulación de lesiones o la falsa agravación de unas reales. Es en estos casos en los que encontramos las indemnizaciones más costosas y, por tanto, las mayores estafas. Estos son cuatro fraudes desvelados por detectives de Línea Directa, donde se ha comprobado la reclamación improcedente de daños corporales.

“El trabajo es salud”

En este primer caso, la compañía ha investigado a una mujer a la que se le concedió una Incapacidad Permanente Total (IPT) por la Seguridad Social tas un accidente de tráfico. Esta condición supone que la persona está inhabilitada para el ejercicio de la profesión habitual y la mujer reclamaba una indemnización de 130.000 euros.

Sin embargo, en las imágenes obtenidas por un detective privado se puede ver  a la investigada trabajando con total normalidad.

Un detective ha grabado a la investigada yendo a trabajar con normalidad.

6 fotos

Ampliar

«Amaxofobia»

En este fraude, la investigada presentó un informe psicológico que reportaba la existencia de síntomas de amaxofobia, miedo insuperable a la conducción, como secuela de un accidente. Ante este trastorno se reclamaron 20.000 euros al seguro, pero el detective pudo grabar a la investigada conduciendo normalmente, incluso cometiendo infracciones de tráfico como un cambio de sentido de la marcha prohibido por línea continua.

En la imagen aparece la investigada conduciendo y haciendo un cambio de sentido de la marcha prohibido.

6 fotos

Ampliar

«El falso ciego»

Este se trata de la estafa más costosa de las cuatro que ha mostrado Línea Directa. En este caso, se ha investigado a un hombre que sufrió un accidente al circular con fuertes lluvias. Como consecuencia del fuerte golpe de una tapa de alcantarilla contra el eje delantero del coche, el investigado reclamó una gran indemnización por ceguera, lesiones graves y los costes de asistencia de una tercera persona, en total 400.000 euros.

Al ser grabado realizando su vida normal, se puede observar que el lesionado no muestra síntomas de ceguera y es capaz de pasear y de realizar otras actividades sin ningún tipo de ayuda.

La grabación del detective muestra al investigado paseando sin necesitar ninguna ayuda por su ceguera.

6 fotos

Ampliar

«Recuperación milagrosa»

Por último, la protagonista de la estafa es una tenista federada que, entre otras lesiones, se rompió el húmero después de un accidente de coche. De esta forma, la investigada alegó que le era imposible ejercer como tenista profesional y reclamó 176.000 euros.

Sin embargo, el detective ha grabado a la mujer realizando un entrenamiento completo de tenis, sin mostrar síntomas de lesión o de las secuelas que ha reclamado.

En la imagen se puede ver a la tenista investigada entrenando sin ningún síntoma de lesión visible.

6 fotos

Ampliar

Los principales fraudes al seguro del coche de las mafias organizadas

A pesar de las costosas indemnizaciones de los casos anteriores, la verdadera preocupación de las compañías de seguros son los fraudes de las mafias organizadas. En este sentido, estos grupos organizados se han multiplicado por tres desde 2013, con un importante aumento en 2018. Según las aseguradoras, el problema de estas mafias es su conexión con varios delitos, algunos más graves que las estafas a seguros. Además, el importe medio de sus fraudes se sitúa en los 10.500 euros, ocho veces más que en las estafas convencionales.

Dos años de prisión por estafar al seguro

Estos son algunos de los casos reales de fraudes realizados por mafias organizadas y que han sido recopilados por los especialistas antifraude de Línea Directa.

  • El falso agente del seguro: un estafador se hizo pasar por un agente de Línea Directa y pidió 150 euros por una póliza, mientras rellanaba los datos de contratación online con datos de contacto falsos. De esta forma, el estafador se quedaba con el dinero y los estafados pensaban que tenían un seguro en vigor. Este fraude se llevó a cabo en Sevilla y afectó a 69 personas que están pendientes de juicio.
  • Fraude sí, pero no con mi coche: este fraude organizado consistía en el montaje de siniestros y la reclamación de daños corporales, solo que los cuatro sujetos implicados realizaban la estafa con coches alquilados. En total, el grupo simuló 9 siniestros en Valencia, donde hubo 20 lesionados ficticios.
  • Una gestoría poco fiable: la trama de este fraude se encargaba de comprar vehículos viejos en Vizcaya solicitando al vendedor que no cancelase la póliza, ya que necesitaban el seguro en vigor para pasar la ITV. De esta forma, el grupo aprovechó para simular 29 siniestros con 39 lesionados ficticios.
  • De copas: en esta última estafa, los protagonistas son un grupo de personas que trabajaba en el mismo local de copas en Málaga y se dedicaba a organizar montajes de accidentes. Tras 17 siniestros falsos y 40 lesionados ficticios se consiguieron las suficientes evidencias para demostrar que se trataba de un fraude.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche