Reportaje

Qué es un sleeper car: lobos con piel de cordero

14 fotos

Ampliar

09 de marzo, 2020

Se están poniendo de moda entre la afición y cada vez hay más personas que se animan a disfrutar de un lobo con piel de cordero, que sería la traducción perfecta en castellano.

Lobos con piel de cordero, eso es exactamente lo que significa «Sleepers» cuando hablamos de coches. Son modelos de aspecto discreto pero que esconden unas prestaciones sorprendentes, justo lo contrario que un BMW 316i con pegatinas de M3.

Básicamente hay dos tipos de «sleeper» en el mundillo: los que nacieron siéndolo y los que han sido modificados posteriormente para, manteniendo su apariencia prácticamente de serie, convertirlos en verdaderos «matagigantes».

Puede que te interese: BMW M3, tres décadas a toda velocidad

Un ejemplo perfecto del primer tipo de Sleeper es el Volkswagen Golf G60 Limited presentado en 1989. Estéticamente era incluso más discreto que un Golf GTi de 8 válvulas, pues disponía del frontal de las versiones básicas del Golf monofaro en lugar de los dobles faros de los modelos topes de gama. Sin embargo, bajo su capó se ocultaba la mecánica del Golf GTi 16v a la que se añadía un compresor volumétrico G. A diferencia del G60 normal, que partía del modelo de 8 válvulas y rendía 160 CV, el Limited llegaba hasta los 210 CV y se produjo en una serie limitada que hoy en día es muy cotizada.

10 coches míticos de los 80: prestaciones hasta en berlinas

Dentro del segundo tipo de Sleeper, una de las modificaciones más frecuentes es la de instalar un motor de BMW M3 E36 con 321 CV a bordo de un BMW 318 Compact, manteniendo su aspecto exterior más o menos inalterado.

Vamos a dar un repaso a algunos de los «stock sleepers» más interesantes que hay, normalmente son berlinas de altas prestaciones.

Stock Sleepers: sorpresa, sorpresa

Si te gustan las sensaciones al volante y se te cruza alguno de estos modelos en el camino, no lo dudes, sus precios no son desorbitados todavía y te harán disfrutar como un enano. Desde mediados de los años ochenta y hasta la llegada de la crisis del nuevo milenio, muchas marcas ofrecieron en su catálogo modelos de aspecto discreto pero con prestaciones que incluso en la actualidad son sobresalientes. Vamos a dar un repaso a algunos de ellos.

Alfa Romeo 164 QV

El Alfa Romeo 164 QV suena bien, es divertido y tiene mucha personalidad.

14 fotos

Ampliar

Tal vez sea el que tiene el sonido más bonito de toda la lista. Su motor V6 de 3 litros diseñado por Busso es una leyenda entre los aficionados, sus prestaciones son excelentes y su diseño tiene cada vez más admiradores. La calidad de fabricación es mayor de lo que la fama cuenta, con un sistema de climatización muy eficaz, un cuadro de instrumentos repleto de información y unos asientos de cuero que, además de confortables, nos sujetarán a la perfección.

Su potencia era de 200 CV en los primeros con motores de 12 válvulas y de 232 CV en los posteriores con culatas de 4 válvulas por cilindro.

Audi 200 turbo

Las versiones con el motor de 20 válvulas son un acierto seguro.

14 fotos

Ampliar

De la primera generación presentada en 1979 hay pocos ejemplares y su cotización se está desmadrando en los últimos años. Hace apenas una década estaban disponibles por apenas 3.000 euros, hoy en día es complicado conseguirlos por debajo de los 15.000 euros en buen estado. La segunda generación está algo más asequible y, por prestaciones y equipamiento, es la más recomendable, especialmente si se trata de una de las últimas ya con culata multiválvula.

Audi 200: el Audi que lo cambió todo

El motor de 5 cilindros turbo ya ofrece un rendimiento sensacional de serie, pero se puede apretar todavía más gracias a su extraordinaria robustez.

Las versiones Quattro son también muy recomendables, con un eficaz diferencial central torsen y un autoblocante en el eje trasero.

En cuanto a potencias, van desde los 170 CV del primer Audi 200 5T  a los 220 CV de los motores de 20 válvulas, pero es fácil obtener más de 300 CV de ellos sin demasiados problemas.

BMW 528i e39

Los E39 todavía eran relativamente ligeros.

14 fotos

Ampliar

Su motor no es tan pesado como el de los 535i o 540i y están a unos precios que no se deben dejar escapar. Su motor de 6 cilindros roza los 200 CV, tracción trasera y una carrocería que se mantenía todavía relativamente ligera comparada con los estándares actuales.

10 coches míticos de los 90: los más políticamente incorrectos

La caja de cambios tiene unos desarrollos bien elegidos y el chasis cuenta con un eje trasero bastante bien guiado que hace que sea muy agradable para una conducción sport.

Citroën CX GTi Turbo

El Citroën CX GTi Turbo 2 fue un bombazo por su agresiva publicidad con Grace Jones.

14 fotos

Ampliar

Sus 168 CV parecen bastantes más porque los entrega a un tranquilo régimen de sólo 5.000 rpm, de modo que entre el ralentí y las 4.000 rpm ofrece más potencia que muchos de sus rivales, lo que se traduce en unas recuperaciones más propias de modelos más potentes.

Sus frenos y su dirección son extraordinariamente eficaces incluso en comparación con los modelos actuales y sólo su suspensión necesita un período de adaptación. Los balanceos son notables, pero se mantiene atado al suelo con mucha eficacia. Si se tiene fe se puede rodar a unos ritmos que humillan a algunos GTi modernos y con un confort que no te imaginas.

Citroën Xantia Activa V6

La suspensión Activa del Xantia lograba una eficacia que sigue siendo inalcanzable.

14 fotos

Ampliar

No se ha comercializado ningún coche con una suspensión más eficaz que la Activa equipada en los Xantia con motor V6 con cambio manual y Turbo CT. El límite de este coche lo marca la fe del conductor y la calidad del neumático que monte, porque el sistema de estabilizadoras activas y la suspensión hidroneumática extraen la máxima adherencia existente en cada momento.

Su paso por curva es inalcanzable para la mayoría de los coches y todavía no se ha batido el récord de velocidad en slalom y en esquiva obtenido por este coche… y eso que no disponía de control de estabilidad electrónico. No te piques con esta modesta berlina en un tramo virado porque saldrás escaldado.

En cuanto a potencias, el V6 rozaba los 200 CV con un sonido muy agradable, pero tal vez sea más recomendable el Turbo CT de bajo soplado. Declara 150 CV, pero tiene mucho par y una respuesta muy agradable, además de ser muy fiable y con un coste de mantenimiento menor que el V6.

Ford Scorpio Cosworth

Cosworth firmó las culatas de 24 válvulas del Scorpio.

14 fotos

Ampliar

Sólo las llantas y los formidables asientos de cuero firmados por Recaro desenmascaran que bajo el capó delantero de esta gran berlina se oculta un motor V6 con las culatas firmadas por Cosworth que subían su potencia hasta rozar los 200 CV.

10 coches míticos del 2000: una década optimista

Aunque de comportamiento muy burgués, el Scorpio Cosworth era un coche rápido y muy confortable con un interior mucho más espacioso de lo que las berlinas actuales nos tienen acostumbrados. Su tracción trasera también le da su puntito de carácter.

Ford Mondeo ST 220

El Ford Mondeo ST 220 es un verdadero lobo con piel de cordero.

14 fotos

Ampliar

La segunda generación del Ford Mondeo llegó al mercado y se merendó a todos sus rivales en cuanto a comportamiento dinámico se refiere. Dinámico casi como un GTi, el ST 220 además ofrecía unas prestaciones sorprendentes con 220 CV que ofrecían unas aceleraciones muy buenas en su día.

Más que por sus prestaciones en sentido estricto, este coche sorprende por su dinámica conducción, que llega a ser adictiva.

Lancia Thema Turbo 16v

El Lancia Thema Turbo era más eficaz que el 8.32

14 fotos

Ampliar

El motor más conocido y cotizado del Thema es el Ferrari del 8.32, una edición mítica pero que está bastante cara y que en realidad no ofrecía mejores prestaciones que el 4 cilindros turbo de 16 V de 205 CV. Menos pesado, con más par y mucho más fiable, el Lancia Thema Turbo era más rápido, ágil y eficaz que el 8.32, pero no cuenta con la leyenda de Ferrari ni su sonido.

El Lancia Thema Turbo es un modelo muy interesante en la actualidad, con unos precios ridículos para una berlina que ofrece un interior tan cuidado, diseño italiano y un motor con carácter.

Mazda 6 MPS

El Mazda MPS esconde un eficaz sistema de tracción y 260 CV.

14 fotos

Ampliar

Otra de esas berlinas que uno no se espera que corran como lo hacen es el Mazda6 MPS. Su motor sobrealimentado rendía la nada despreciable cifra de 260 CV y su comportamiento dinámico estaba entre los mejores del momento.

No fue un éxito de ventas y no hay muchas unidades a la venta, pero sus precios no son disparatados y por ello es uno de esos coches que merece la pena comprar si se cruza en el camino. Fiable, rápido, eficaz y exclusivo, lo tiene todo para que lo disfrutes.

Mercedes E 500

Los pasos de rueda y el faldón no engañan.

14 fotos

Ampliar

Afinado por la gente de Porsche, el Mercedes E 500 ya ha pasado el purgatorio y no para de subir en cotizaciones. No es exactamente un «sleeper» porque sus pasos de rueda delanteros más anchos y los neumáticos dejan claro que no es un Mercedes W124 del montón.

Su motor V8 de 326 CV es una bestia parda y los de Porsche supieron cómo transformar una aburrida berlina en un coche con carácter y de los más rápidos de su época. Dentro, el Mercedes E 500 renuncia a la plaza central trasera para ofrecer el máximo confort a sus dos pasajeros, que de este modo irán mucho mejor sujetos cuando lleguen las curvas.

Opel Senator 24v

El Opel Senator 24v es divertido y potente.

14 fotos

Ampliar

Otro cochazo que puedes encontrar a precios irrisorios y que sorprende por sus prestaciones. El motor de 6 cilindros en línea de 3 litros y 24 válvulas es una roca y, si lo consigues con cambio manual, sus prestaciones y dinamismo sorprenden.

Lujoso y aerodinámico, sus 204 CV pueden parecernos escasos para un coche con semejante motor, pero es más ligero de lo que parece y corta el aire eficazmente, lo que le permitía alcanzar los 235 km/h con bastante facilidad.

Peugeot 406 V6

El 406 V6 tenía unas buenas prestaciones y un dinamismo muy bueno.

14 fotos

Ampliar

Equipado con el mismo motor que el Xantia, el Peugeot 406 V6 no es tan eficaz como el Activa en el paso por curva, pero a muchos conductores les gustan más sus reacciones al ir menos aislado del asfalto que el Citroën hidroneumático.

Es un coche ligero, con unas suspensiones bien planteadas y un motor potente capaz de rodar muy rápido y con mucha eficacia. La película «Taxi» lo encumbró en el mundo del Tunning, pero de serie es un verdadero lobo con piel de cordero.

Renault Safrane Biturbo

El Safrane Biturbo es hoy en día un coche muy buscado.

14 fotos

Ampliar

El motor V6 de doble turbo convirtió al Renault Safrane en uno de los coches más rápidos del mercado en su momento. Sus 270 CV eran bastante brutales, con una contundente entrega de par que hacía que los pasajeros de esta cómoda berlina se incrustasen en sus lujosas butacas de cuero cada vez que se hundía el pie derecho.

Por desgracia fue un fracaso comercial y hay muy pocas unidades disponibles, lo que hace que sus precios sean relativamente elevados y muy difícil encontrar ejemplares.

Saab 9-5 Aero

El Saab 9-5 aero rompía récords en recuperaciones.

14 fotos

Ampliar

El motor de 4 cilindros y 2,3 litros de cilindrada de Saab es una verdadera obra de arte, sobre todo cuando se trata de las versiones sobrealimentadas. Los Saab 9-5 Aero con este motor rendían 250 CV, que pueden no parecer muchos, pero su par motor superaba los 400 Nm y sus recuperaciones humillaban a modelos de Porsche o Ferrari.

Su comportamiento dinámico no está a la altura. No le gustan las curvas ni tener que frenar con fuerza, pero pocos coches te sacan una sonrisa tan clara en la cara cuando pisas el acelerador en un adelantamiento.

Volvo 850 T5-R

El Volvo 850 T5 R tenía unas prestaciones tan buenas como su sonido.

14 fotos

Ampliar

Otro sueco sobrealimentado que quita el hipo cuando aceleras. En este caso el motor de 5 cilindros tiene un sonido fascinante y es más ágil que el Saab en zonas viradas. Las carrocerías SW son las más cotizadas y pocos coches como éste permiten viajar con toda la familia y su equipaje disfrutando tanto del viaje.

Sus 240 CV ponen en muchos aprietos a las ruedas delanteras, que tienen que lidiar con una entrega de par bastante violenta, lo que exige tiento a la hora de desatar toda la caballería.

Volkswagen Passat W8

El Passat W8 es caro de mantener, pero suena a gloria.

14 fotos

Ampliar

Con 278 CV, no es la potencia lo más llamativo de este coche sino su configuración mecánica con los 8 cilindros formando una W. Podría decirse que es una especie de Veyron cortado por la mitad y sin turbos.

Sus prestaciones son buenas, aunque el peso encima del eje delantero hace que su comportamiento sea más torpe de lo deseable y el cambio tiptronic enmascara parte del carácter de esta mecánica. Eso sí, el sonido que emiten sus salidas de escape te pone los pelos de punta.

Sleepers modificados: una moda en auge

Aparentemente es un Karmann Ghia, pero esconde 320 CV.

14 fotos

Ampliar

En el mundo de las preparaciones y del «tunning» hay para todos los gustos. Los hay que se centran en el aspecto exterior, la electrónica y el sonido, las prestaciones… pero cada vez tienen más adeptos los que optan por hacer profundas modificaciones conservando una apariencia discreta.

Dentro de este apartado están los que simplemente se limitan a dar una vuelta de tuerca más a su mecánica original y aquellos que se atreven a hacer injertos de lo más sorprendente. Dentro de este último apartado, uno de los más conocidos en el mundillo es el VW Karmann Ghia de Bader Racing.

Por fuera, sólo las llantas nos hacen sospechar que hay algo extraño en este Karmann Ghia, uno de los deportivos más seductores por sus líneas y más decepcionantes por sus prestaciones y comportamiento dinámico.

El motor del Porsche 993 está metido con calzador.

14 fotos

Ampliar

Jochen Bader compró un modesto Karmann Ghia T14, le extirpó su motor de VW Escarabajo de apenas 45 CV y le instaló el formidable 6 cilindros bóxer de un Porsche 993 RS con nada menos que 320 CV. Por supuetso, la reforma no se quedó sólo en incrustar semejante motor, también modificó las suspensiones, los frenos, la dirección, reforzó el chasis… y logró que un modesto Karmann Ghia sea capaz de poner contra las cuerdas a modelos de campanillas, con un estilo único.

Aquí la lista de modelos susceptibles de ser transformados es casi interminable, aunque los preferidos son modelos como los los BMW E30, Mini clásicos, VW Golf, Ford Escort, Ford Sierra, Peugeot 406 (la película Taxi lo puso en auge), Honda Civic o Mercedes W124, entre otros.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Keka.

    Interesante

    • Rubén Fidalgo

      Gracias Keka, me alegro de que te haya resultado interesante. Muchas gracias por tu comentario, un saludo.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche