*

¿Qué es un seguro con franquicia?

20 Noviembre, 2014, modificada el 21 Noviembre, 2014 por

Todos sabemos lo que es un seguro a todo riesgo y un seguro a terceros. Pero… ¿y un seguro con franquicia? Mi experiencia me dice que no todos sabemos a ciencia cierta lo que es, así que aquí tienes una guía que te descubre todos los secretos acerca de esta modalidad, tan completa como, en muchos casos, económica.

¿Qué es un seguro con franquicia?1

El seguro con franquicia es, grosso modo, un compromiso entre asegurado y aseguradora en el cual la segunda parte cobra menos por el seguro a la primera a cambio de que ésta se haga cargo de una cierta cantidad en caso de siniestro. La franquicia en sí es concretamente la cantidad de dinero que el asegurado deja de cobrar por parte de la compañía en caso de siniestro, haciéndose ésta cargo del resto.

Se trata de un modo de asegurar tu vehículo de una forma más económica. La cantidad que debe afrontar el asegurado en caso de siniestro no suele ser muy elevada, y sin embargo la rebaja de cuota respecto a un seguro a todo riesgo suele compensar. Además, la cantidad que el usuario debe afrontar no tiene porque ser igual a la rebaja de cuota que haga la compañía de seguros en cuestión.

Seguro con franquicia, los pequeños detalles

La información que te he dado hasta ahora seguramente la conocías ya. Sin embargo, hay que estar atento a una serie de pequeños detalles que, conociéndolos, evitarán que nos demos algún susto en caso de tener un accidente.

Lo primero que tenemos que conocer al detalle son las coberturas que ofrece un seguro de este tipo. Los ‘puntos calientes’ a tener en cuenta, y a contratar llegado el caso son los siguientes:

  • Incendio
  • Robo
  • Rotura de lunas tanto propias como ajenas
  • Daños propios

En el caso de los dos primeros puntos, suelen ser daños de un coste bastante elevado, con lo que contratar un seguro con franquicia que ampare estos casos seguirá compensando. Sin embargo, y teniendo en cuenta que la cantidad de la franquicia suele ser de media de unos 200/300 euros, no conviene contratar este tipo de coberturas para el tercer punto. La rebaja de la cuota del seguro por contratar estas coberturas nunca será suficiente para compensar un posible daño de este tipo -por daños propios entendemos arañazos y demás- ya que el coste del arreglo generalmente no llegará a la cantidad que debemos afrontar en caso de siniestro.

La cobertura de daños propios suele ser más cara que el resto, pero a cambio te aseguras que en caso de tener un accidente fuerte, el seguro te cubra los daños de tu coche sin pega alguna.

¿Me conviene contratar una franquicia?

Estamos ante un punto muy subjetivo. Puede que haya personas que no les importe asumir el riesgo y otras que no lo harían jamás. Mi consejo es que hagas un examen de conciencia. Pregúntate cosas como:

  • ¿Cuántos partes sueles dar al año?
  • ¿Eres de esos que utiliza partes al final de cada ejercicio para arreglar cualquier arañazo que tenga el coche?
  • ¿Usas el coche cada día para ir a trabajar, o solamente los fines de semana?
  • ¿Cuál es tu historial de accidentes?

Contestar sinceramente preguntas de este tipo son las que te llevarán a decidir si te puede llegar a convenir un seguro de este tipo. Evidentemente las respuestas no son verdades absolutas, ya que alguien que jamás se haya accidentado puede contratar un seguro con franquicia y tener al primer día un incidente. Pero es obvio que si nuestro historial está impoluto, o sin conducimos 2 días a la semana en lugar de 5, nuestras posibilidades de sufrir un percance son menores.

¿Qué cantidad de franquicia debo tener?

En este apartado se abren un montón de posibilidades, que dependen principalmente de la compañía de seguros que elijas. Lo normal es que se te ofrezca una cantidad que oscile entre los 100 y los 1.000 euros -como te decía antes, lo habitual es que la gente opte por 200 o 300, pero cada uno es libre de hacer lo que quiera-. Sin embargo, existen algunas compañías que no te dan la opción de elegir la cantidad de franquicia, dependiendo ésta del valor del vehículo en cuestión.

¡Ojo! Una franquicia, un accidente

España es un país de pillos, como buenos latinos que somos. Es por eso que conviene aclarar dos puntos clave si llega el momento en el que sufrimos un accidente.

  • La franquicia se aplica una vez por accidente. Es decir, si nos damos un golpe en el que resultan dañados el frontal y el lateral de nuestro vehículo, la aseguradora solamente deberá aplicar una franquicia, ya que el daño de dos zonas del vehículo es producto de un solo siniestro.
  • También se evita la ‘pillería’ de cara al cliente. No es posible unir varios incidentes bajo una sola franquicia. Si usted quiere arreglar un golpe en el paragolpes trasero y otro en la puerta delantera izquierda, productos ambos de distintos siniestros, deberá hacer dos partes y, por tanto, pagar dos veces la cantidad acordada como franquicia.

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba