Qué es la rueda libre: así funciona y así ahorra

31 Marzo, 2015, modificada el 7 Febrero, 2017 por

¿Qué es la rueda libre? La rueda libre es una posibilidad que cada vez más fabricantes ofrecen en sus modelos: poder “rodar a vela” o con inercia, especialmente en las versiones automáticas. Aquí te explicamos cómo funciona la rueda libre y sus ventajas para reducir el consumo.

Qué es la rueda libre: así funciona y así ahorra3

Actualmente son las leyes y las homologaciones las que obligan a las marcas a buscar ingenios para reducir los consumos y las emisiones. Es por ello que cada vez proliferan más sistemas como el de la rueda libre de este reportaje. Gracias a él, los coches pueden rodar sin freno motor con la máxima inercia, lo que baja el consumo de combustible cuando llaneamos. Los anglosajones lo denominan “coasting” y aquí se suele expresar como “rodar a vela“.

Al igual que muchos otros sistemas que hoy se anuncian como la mayor novedad y que ya te nombramos en este reportaje sobre modernidades con 100 años de antigüedad, esto de la rueda libre no es algo nuevo. Hubo momentos en la historia en los que el ahorro de combustible fue una necesidad imperiosa. El mayor de ellos fue, tal vez, en la posguerra, de ahí que fuese en esos años precisamente cuando la gente más se exprimió la sesera para inventar toda clase de ingenios, entre ellos el mecanismo de rueda libre.

Antes de nada me gustaría dejar claro que en este tutorial me refiero a la rueda libre que permite rodar al coche con inercia, no a los sistemas de rueda libre de algunos modelos 4×4 que desacopla los bujes delanteros del palier para que no arrastren al diferencial delantero y a la transfer cuando no llevamos la tracción total acoplada.

Tal vez no hayas conducido nunca un coche con este sistema todavía, pero seguramente sí has montado en bicicleta, así que, para explicarlo de un modo sencillo, recurriré a esta máquina para mostrar el principio básico de la rueda libre.

En una bici, cuando vas llaneando o bajando una cuesta puedes dejar de dar pedales y seguir rodando con la inercia; incluso, si te aburres, puedes dar pedales hacia atrás y seguir hacia delante. Esto es posible gracias a que el piñón de la rueda trasera no está fijo al eje como sí lo está la catalina a los pedales, sino que tiene un trinquete que lo hace fijo en un sentido pero deja que gire loco en sentido opuesto.

En los coches, el sistema de rueda libre tiene el mismo efecto. Cuando aceleramos (damos pedales), el motor arrastra la caja de cambios y ésta hace girar las ruedas y empujar el coche. Al soltar el acelerador, en un coche sin rueda libre el motor sigue solidario con las ruedas, de modo que éstas son las que hacen girar el motor. El sistema de inyección corta el combustible y no consumimos ni una gota de gasolina (o diésel o GLP, etc…), pero la compresión del motor nos hace perder velocidad rápidamente, de forma que no tenemos casi inercia. En un coche con rueda libre, al levantar el pie del gas, el motor se desacopla de las ruedas, de forma que tenemos mucha más inercia. Esto permite que podamos ir llaneando a cierta velocidad con el motor consumiendo lo mínimo para mantener el ralentí (Bosch incluso está desarrollando un sistema que apaga el motor en estas circunstancias para que el consumo sea cero), lo cual reduce mucho el gasto medio de combustible.

Como decía (y como puedes ver en el vídeo de cómo funciona la rueda libre), este sistema no es nada nuevo y se montaba en muchos coches y camiones de los años 40 y 50 del siglo pasado. Si ya existía y ahorraba combustible… ¿por qué se dejó de usar hasta ahora?. Bien, el problema de que, al soltar el acelerador, se desacople el motor es que el coche no está sujeto por la transmisión y, si estamos bajando un puerto, se embala. Los frenos ahora son muy buenos, pero no lo eran tanto hace veinte o treinta años, de modo que era frecuente quedarse sin ellos por temperatura en los descensos, con el riesgo que ello conlleva.

En la actualidad, con los modernos sistemas de frenos controlados por centralitas electrónicas y en comunicación con otras unidades de mando (concretamente la de motor y la del cambio automático), es posible acoplar de nuevo el motor a la transmisión en cuanto pisamos el pedal de freno, logrando ese efecto de freno motor y reteniendo el coche de manera efectiva. Esta es la gran novedad de los sistemas modernos, que un sistema electrónico hace de forma automática e instantánea lo que debería hacer un conductor de forma manual, tardando más tiempo y sin manos ni pies suficientes para todo: pisar el embrague, desconectar la rueda libre, soltar el embrague y reducir marcha, etc.

Cómo funciona la rueda libre

En los sistemas antiguos, la rueda libre era un dispositivo completamente mecánico con unas bolas o rodillos que giran entre dos piezas excéntricas, de forma que en un sentido la excéntrica interior arrastra a la exterior porque las bolas quedan atrapadas entre ellas, pero en sentido opuesto el rodamiento queda libre. Prácticamente es el mismo mecanismo que tienes en el piñón de una bicicleta.

En la actualidad, este dispositivo se monta en coches con cajas de cambio automáticas, de modo que lo que hace el sistema es directamente dar la orden de cambio y dejar el selector en punto muerto, volviendo a engranar una marcha en cuanto tocamos el acelerador o el freno. El sistema sólo se activa cuando rodamos por encima de cierta velocidad, normalmente 60 km/h o en las dos marchas más largas disponibles. Si, por ejemplo, es un cambio de 6 velocidades, lo haría en quinta y sexta, y en algunos modelos sólo en la sexta.

Vídeo: Cómo funciona la rueda libre en los coches

Cómo bajar los consumos con rueda libre

En un coche con este dispositivo, el efecto queda anulado en cuanto usamos el control de crucero, por lo que, si vamos llaneando por autovía con el control de crucero, no vamos a sacar ningún partido a este sistema. Además de no poder utilizar el control de crucero, la rueda libre sólo está disponible en la mayoría de modelos si así lo solicitamos, ya sea al elegir el “modo ECO” en la tecla que modifica la gestión del cambio y del pedal del acelerador o bien entrando en el menú del ordenador de abordo del coche y marcando la opción de “marcha en inercia” o como lo denomine cada fabricante.

El conductor no nota absolutamente nada salvo una mayor inercia al rodar y menos ruido, ya que el motor se pone a régimen de ralentí. En algunos modelos no se nota el más mínimo tirón al volver a pisar el acelerador, pero en otros sí hay una especie de retraso cuando damos gas de nuevo, lo que provoca un pequeño tironcito al volver a engranar la marcha.

¿Es fiable la rueda libre?

En los sistemas antiguos, que eran completamente mecánicos y exigían la instalación de un mecanismo a mayores en la caja de cambios, el sistema de rueda libre tenía algunas averías, ya que las excéntricas y las bolas (o rodillos) se desgastaban. En la actualidad no hay nada a mayores, simplemente se pone en punto muerto, de modo que no supone el menor riesgo de avería su uso, al contrario, al bajar el esfuerzo del motor y de la transmisión, se reducen los desgastes, por lo que no es necesario tener ninguna precaución en su uso.

Nunca lo hagas

Algunos conductores tienen la costumbre de pisar el embrague o poner punto muerto para ahorrar combustible cuando bajan un puerto o llanean, emulando al sistema de rueda libre. Esto no se debe hacer jamás, porque no tendremos freno motor en caso de emergencia. Un coche con rueda libre frena y acciona el freno motor instantáneamente en cuanto una emergencia sucede, pero el conductor, que además suele ponerse nervioso y cometer errores, tarda más tiempo en reaccionar (si es que lo hace correctamente) y se pierden varios metros que pueden suponer la diferencia entre un grave accidente o un simple sobresalto. Mi consejo es que, si vuestro coche no dispone de rueda libre, no intentéis imitarlo de forma manual.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

5 Comentarios

EFF 31 Marzo, 2015

No veo el enlace del video

Marcos de Diego 1 Abril, 2015

Hola EFF:

Hacia la mitad del texto hay un enlace en grande y azul, si pinchas verás el vídeo.

Gracias.

Rubén Fidalgo 1 Abril, 2015

Hola Marcos, gracias por la aclaración. EFF, efectivamente puedes acceder al vídeo clickando sobre el link resaltado en el texto. Un saludo.

may0013 11 Abril, 2015

Yo creo que lo ideal sería integrar un sistema de rueda libre, un start&stop, y una hibridación con batería y un motorcito de 50-60 CV eléctrico que sustituyera al de combustión en necesidades pequeñas de aceleración, con el fin de mantener apagado el motor de combustión el mayor tiempo posible. Solo bajo demanda continuada, el de combustión se vuelve a poner en marcha.
En caso de frenar, en lugar de retener con el motor de combustión, un inversor para que el motor eléctrico haga las veces de generador para las baterías/ condensadores.

Rubén Fidalgo 13 Abril, 2015

Hola may0013, como comento en el reportaje, Bosch está desarrollando un sistema como el que sugieres. Un saludo y gracias por tu comentario.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba