Reportaje

Qué es el modo Limp Home

Ampliar

21 de junio, 2019

Lo más frecuente es que te digan que el coche ha entrado en modo de emergencia o degradado, pero muchas veces también te dirán o incluso aparecerá en algunos displays la expresión "Limp Home". No te obliga a parar inmediatamente, pero hay que tener algunas precauciones.

Vas tan tranquilo por la carretera, pisas un poco el acelerador para rebasar a otro coche o porque llega un repecho y cuando vuelves a soltar el acelerador, zas, se enciende una luz en el cuadro y, en algunos modelos, aparece el mensaje “Limp Home” en el display de la instrumentación. ¿Qué diantres es eso de “Limp Home”?.

La traducción literal de limp home es “cojea a casa” y es exactamente eso, un programa de funcionamiento del coche que nos permite llegar a casa con algunas limitaciones cuando hay algún fallo técnico. También se suele decir que el coche está en modo de emergencia o degradado.

Normalmente este aviso viene acompañado de algunas luces naranjas en el cuadro de mandos. Mientras sean naranjas no hay que preocuparse demasiado, el verdadero problema es cuando son rojas. Para ser claros: si se enciende una luz roja, para lo antes posible. Si la luz es naranja, puedes circular con precaución y atento.

La mayoría de las veces que sucede lo descrito anteriormente se debe a un problema o bien con la EGR o porque se ha agarrotado la geometría variable del turbo. Otras veces es un problema del sistema de control de emisiones. Cuando la centralita que controla el motor detecta algún dato incorrecto, se activa esta función para llegar cojeando a casa.

Qué sucede cuando el coche entra en modo de emergencia o Limp Home

Cuando la unidad de mando motor detecta un error, deja de fiarse de lo que le dicen los sensores y empieza a tomar decisiones teniendo en cuenta sólo unos valores básicos. Se suele decir que empieza a trabajar por tablas y es así, realiza sus cálculos en base a un programa fijo en lugar de tener en cuenta los datos en tiempo real que le envían los sensores.

En estas condiciones las prestaciones del motor se reducen y, además, corta comunicación con otras unidades de mando que interactúan con el motor. Por ejemplo, se desconecta el control de tracción, deja de funcionar el control de crucero, en muchos coches también se apaga el aire acondicionado… el coche se pone en un modo de supervivencia y reduce al mínimo las exigencias para garantizar que al menos podamos llegar a casa.

Lo más recomendable cuando sucede esto y no se enciende ninguna luz roja es que no nos agobiemos, sigamos el viaje y paremos en un lugar seguro apartado del borde de la carretera. En muchas ocasiones basta con apagar el coche, esperar unos segundos y volver a encenderlo para que desaparezca el fallo. Esto indica que el defecto es esporádico. Debemos fijarnos en qué estábamos haciendo cuando apareció la alerta, si estábamos acelerando a fondo, por ejemplo.

Si además de la luz de check engine se enciende alguna luz roja, para lo antes posible porque entonces es que el fallo es grave y está en peligro la integridad de la mecánica.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • Pedro

    Limp mode

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche