Qué llevar en el coche al viajar de noche

9 Junio, 2017, modificada el 3 Agosto, 2017 por

Conducir por la noche tiene una serie de particularidades para las que conviene estar preparados. Tanto si sueles viajar de noche como si sólo es un viaje el que vas a tener que hacer te conviene llevar contigo estas cosas. Apenas ocupan espacio y son las típicas que, como el paraguas, si las llevas no te harán falta pero, si se da la necesidad y no las tienes, será un verdadero incordio.

Qué llevar en el coche al viajar de noche

Hay cosas que la ley nos obliga a llevar en el coche, como los triángulos de emergencia o el chaleco de alta visibilidad, pero no está de más que llevemos con nosotros algunos elementos que pueden resultarnos muy útiles y que ni son caros ni ocupan mucho espacio. Básicamente, el principal problema por la noche es la falta de luz, tanto para ver como para que nos vean, pero hay otros criterios menos evidentes que también debemos tener en cuenta para estar más seguros y cómodos.

Aquí van las cosas que te recomendamos que lleves contigo en el coche si viajas por la noche:

  • Linterna: es evidente. Mi consejo es que, si la tienes que comprar, elijas una de tipo frontal (las que se ponen en la cabeza, para entendernos). Tienen la ventaja de que nos dejan las manos libres. Esto nos permite, por ejemplo, ver mientras cambiamos una rueda pinchada, o caminar por el arcén con el triángulo de emergencia viendo por donde vamos (y siendo más visibles al resto del tráfico).
  • Cargador del móvil: este elemento es fundamental por el día también, pero por la noche es más probable que lo tengamos que utilizar, debido a que es más fácil quedarse sin combustible, ya que la mayoría de las estaciones de servicio cierran de madrugada, así que quedarnos tirados es más fácil.
Help Flash tiene, además de la luz de emergencia, un modo para que funcione como linterna.
Lo ideal es llevar un tipo de linterna que nos deje las manos libres.
  • Bolsas para combustible: no ocupan espacio y son muy baratas. Es una bolsa de un plástico especial (que no se disuelve con la gasolina o el gasóleo) y con una pinza para rellenar en la gasolinera. Las suelen tener en las estaciones de servicio, pero, por si acaso, no ocupa espacio y nos puede sacar de un buen apuro si, como decíamos antes, nos quedamos sin combustible viajando por la noche.
  • Una manta: por la noche, incluso en verano, baja la temperatura ambiental y a veces no vamos con la ropa apropiada para ello. Tanto si nos da el sueño y tenemos que parar a dormir unos minutos como si tenemos una avería y tenemos que esperar a la asistencia, agradeceremos tener algo con lo que cubrirnos y mantenernos a una temperatura agradable. No hace falta una manta zamorana de esas que ocupan un metro cúbico cuando están dobladas y pesan 3 kg, las hay muy compactas, ligeras y cómodas.
  • Pañuelos de papel: es algo escatológico, pero nadie está libre de ser víctima de un apretón. Del mismo modo que no podremos repostar, porque no están abiertas las estaciones de servicio, no podremos aliviarnos, así que mejor contar con un plan B.

Como ves, se trata de cosas sencillas que caben fácilmente en el hueco de la puerta o en la guantera. En el caso de la linterna, Murphy suele hacer que el día que la necesites esté sin pilas. Revisa su estado de vez en cuando y asegúrate de que estén cargadas. Las hay que se pueden recargar en el mechero del coche, pero son más caras.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba