Reportaje

¿Protegen realmente los filtros de los coches frente al Coronavirus?

2 fotos

Ampliar

07 de mayo, 2020

La preocupación por los contagios del Covid-19 está haciendo que muchas marcas estén dando mucha importancia a los filtros de los sistemas de climatización de sus coches y lo utilicen como argumento de ventas. ¿Realmente nos protegen frente a esta infección?. Hemos preguntado a expertos y ésta es su respuesta.

Desde que en 1978 el Saab 900 fuese el primer coche en montar un filtro en la entrada de aire de la climatización al habitáculo han pasado 42 años. En la actualidad, todos los coches llevan filtros en su sistema de ventilación y muchos están destacando esta característica aprovechando la obsesión por protegernos de enfermedades como el Coronavirus. ¿Realmente nos protegen los filtros del habitáculo frente al Covid-19?. Hemos preguntado a expertos en sanidad y en biología molecular y la respuesta es que no necesariamente, vamos a ver por qué.

Lo primero que tenemos que tener claro es que es muy importante tener en orden el llamado «filtro antipolen» de nuestro coche. Lo conveniente es cambiarlo una vez al año y precisamente es en esta época cuando debemos hacerlo, con la primavera.

Hay modelos que equipan varios filtros en el sistema de climatización, no sólo que atrapan partículas sólidas como el polen o las cenizas del humo de los tubos de escape de los diésel. Algunos modelos también disponen de filtros de carbón activo que eliminan los olores e incluso sistemas de climatización que ionizan y purifican el aire del habitáculo. En este sentido, es muy llamativo el caso de Tesla, que afirma que el sistema de climatización de su Tesla Model X está preparado para protegernos de ataques nucleares y biológicos gracias a un habitáculo perfectamente estanco y a su sistema de climatización con filtrado y purificado del aire.

¿Realmente protegen del Coronavirus los filtros de habitáculo?

Los filtros de habitáculo no son la principal puerta de entrada del Covid-19 al interior de los coches.

2 fotos

Ampliar

Tras consultar a varios expertos en biología molecular y sanidad sobre la eficacia de los filtros de habitáculo de los coches frente al coronavirus, su respuesta es que algo sí protegen, pero que no son suficientes en absoluto. Para entender su respuesta, es conveniente conocer cómo se propaga el Covid-19.

Este virus es relativamente pesado, de modo que no permanece en suspensión en el aire demasiado tiempo, sino que se precipita sobre las superficies y es ahí donde más tiempo permanece, no flotando en el aire. En este sentido, los expertos nos dicen que, si nosotros hemos entrado en el coche sin estar contaminados y el interior del coche tampoco lo está, el filtro del habitáculo podría protegernos si, por ejemplo, un peatón estornuda delante de nuestro coche mientras cruza por el paso de cebra. El virus presente en ese «aerosol» absorbido por el ventilador de la climatización del coche quedaría atrapado en el filtro (siempre y cuando éste tuviese unas características de filtrado similares a las de las mascarillas FPP3, que sí tendrían los filtros marcados como clase H13, de acuerdo con las normas EN1822 e ISO29463, que son la mayoría de los coches modernos), de modo que, en ese caso, sí nos protegería.

Ahora bien, los filtros no sirven de nada frente al virus, porque éste entra en el coche por otros sitios. Para empezar, los expertos señalan que el habitáculo debería estar presurizado. De este modo, al bajar una ventanilla para pagar un parking o simplemente al abrir las puertas para acceder al coche, la presión interior evitaría que entrase aire del exterior que pudiera estar contaminado.

Incluso con un habitáculo presurizado, nosotros mismos podríamos introducir el virus en el coche al estar presente en nuestros zapatos, en las manos o en la ropa (recordad que es un virus pesado y rápidamente se queda en las superficies en vez de flotar en el aire).

Es decir, el filtro del habitáculo es importante y algo sí nos ayudará a evitar la entrada del virus, pero la puerta de entrada del Covid-19 a nuestro coche somos nosotros mismos.

Lo que sí han valorado positivamente los expertos son los sistemas de climatización que ionizan el aire y lo purifican, algo que por ahora sólo ofrecen los modelos de gama más alta, aunque también lo matizan. Para que estos sistemas fuesen eficaces realmente, no sólo deberían funcionar mientras estamos conduciendo, también deberían permanecer recirculando e ionizando el aire después de haber aparcado el coche durante unos minutos para desinfectar el habitáculo.

Cómo desinfectan los sistemas de ionización y ozono los coches

Los sistemas ionizantes y de ozono purifican el aire del interior.

2 fotos

Ampliar

Algunos modelos de alta gama disponen de sistemas de climatización que ionizan el aire. Esto significa que el aire que entra al habitáculo pasa a través de un dispositivo que lo que hace es cargar las partículas que hay en el aire con una carga electrostática negativa que hace que las bacterias, partículas de polvo, ácaros… se «apelmacen» y se caigan en vez de quedarse flotando en el aire. Esto ayuda a que el aire que respiramos dentro del coche esté más limpio.

Esto no mata al virus ni lo elimina, pero hace que sea más difícil que lo introduzcamos en nuestro organismo. Para desinfectar el coche y «matar» el Covid-19 una de las técnicas que hay es utilizar ozono. El ozono es una molécula de oxígeno compuesta por tres átomos en lugar de dos que es como se presenta el oxígeno que necesitamos para oxigenar la sangre.

El ozono es un gas que es tóxico para nuestro organismo (inflama las vías respiratorias, agrava los síntomas del asma…) si lo inhalamos en una cantidad excesiva (superior a los 240 µg/m3) , por hacer un símil para entendernos, es como una especie de lejía en gas. Desinfecta y limpia, pero no nos viene nada bien estar en contacto directo con ella.

Los climatizadores de los coches no generan ozono, el ozono se genera con unas máquinas que se pueden montar en los vehículos (o en las habitaciones, quirófanos, etc.) para su desinfección, para lo cual debemos estar fuera del coche y dejar dentro recirculando el ozono para que desinfecte.

Información útil sobre el estado de alarma y la crisis del coronavirus:

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche