Propósitos para 2012… al volante

30 Diciembre, 2011, modificada el 3 Enero, 2012 por

La llegada del nuevo año implica siempre una serie de buenos propósitos; desde Autocasion.com hemos decidido trasladar esta sana costumbre a la carretera. Ser un mejor conductor es posible y qué mejor excusa que la llegada de 2012 para conseguirlo. Te presentamos los puntos clave.

Concentración
Estamos ante el punto más importante a la hora de ponerse al volante. Muchos accidentes suceden por la distracción de un conductor. Los problemas en la carretera pueden aparecer en cualquier momento y de cualquier forma; conducir concentrados nos ayudará a evitar muchos riesgos.

Procura evitar maniobras bruscas en la carretera, y recuerda que los intermitentes son indispensables.3
Procura evitar maniobras bruscas en la carretera, y recuerda que los intermitentes son indispensables.

Anticipación
En la medida de lo posible, hay que evitar las maniobras bruscas y de última hora, ya que pueden implicar problemas para los vehículos de nuestro alrededor. Hacer los cambios de carril de una forma correcta, frenar con tiempo en los semáforos y anticiparse es prácticamente imprescindible para garantizar nuestra seguridad y la de quienes nos rodean.

Intermitentes
Un servidor te promete que no se gastan. Su utilización es indispensable para señalizar nuestras intenciones al resto de conductores, evitando malentendidos y posibles colisiones.

Gasolina
Ahora que entramos en la parte más dura del invierno, cobra vital importancia este punto. Si vas a realizar un viaje largo, ten siempre la precaución de tener el depósito lleno. Nunca sabes a ciencia cierta si te va a tocar parar por las inclemencias meteorológicas.

Prudencia

Si ves un semáforo en rojo o en ámbar, frena con suficiente tiempo y de forma suave.3
Si ves un semáforo en rojo o en ámbar, frena con suficiente tiempo y de forma suave.

No presupongas los movimientos del resto de los conductores. Sé prudente y paciente, esperando cualquier reacción de tus compañeros de carretera. Ten en cuenta que si intuimos los movimientos de los demás, podemos fallar y provocar un accidente.

Distancia de seguridad
Respetarla puede ser la diferencia entre tener un accidente y no tenerlo. Especialmente ahora, que nos tocará más de un día conducir con lluvia o
nieve. Recuerda que si la meteorología es adversa, debemos aumentar la distancia de seguridad. No cuesta nada y puede salvar vidas.

Humildad
Somos millones de conductores y sólo hay un Michael Schumacher. Aprende de los errores cometidos hasta ahora, asúmelos y pon los medios oportunos para que no se vuelvan a repetir. Te irás convirtiendo en un conductor mejor y quién sabe si el heptacampeón del mundo de Fórmula 1 acabará temblando… ¡Feliz 2012!

Te puede interesar...

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba