Porsche: máxima eficiencia

21 diciembre, 2010

La importancia de la imagen ecológica llega a una de las mejores marcas de deportivos del mundo. hoyMotor ha hecho un test de consumos con algunos de sus modelos y, como conclusión, te damos un consejo: no te fíes de las apariencias.

Durante los últimos 15 años, Porsche ha reducido un 1,7 % anual sus emisiones y sus míticos deportivos son de los más limpios, a pesar de la potencia de sus motores. Además, fue pionera en Europa, con un 911 -en 1966-, en hacer el test de gases de escape y montar catalizadores en el 85% de los modelos de su gama, aunque en 1987 aún no era una norma legal.

Si a esto le sumas la introducción, en los últimos años, de la inyección directa de gasolina en los Boxster, Cayenne y Cayman, la llegada del cambio automático de doble embrague PDK, el sistema Auto Start Stop del Panamera y las versiones diésel e híbrida del modelo 4×4, tienes toda una declaración de principios que continúa evolucionando bajo la filosofía Porsche Intelligent Performance -que vigila el peso de sus vehículos y optimiza al máximo-.

Sin conocer estos hitos de la marca de Stuttgart, parece una broma pensar que la casa alemana se preocupe por el medio ambiente. Pero nada más lejos de la realidad; el binomio altas prestaciones-elevadas emisiones no tiene por qué ser verdad. A las pruebas nos remitimos en este reportaje del evento que Porsche organizó en Madrid para confirmar que hace sus deberes, ecológicamente hablando.

Tras llegar a la finca Vega de Carabaña, dedicada a la producción de aceite de primerísima calidad y verduras ecológicas, los chicos de Porsche nos retan a hacer los consumos mínimos posibles con los 911 Carrera 4S y Cayman S -siempre conduciendo como lo haríamos normalmente-. Claro, los asistentes nos miramos con caras de decepción, porque… ¡ir a 80 km/h con cualquiera de estos coches debería ser cadena perpetua!

Primero hicimos una ruta de 80 km con el 911 y luego otra de 60 km con el Cayman. En ambos casos, circulamos por carreteras secundarias -viradas, con subidas y bajadas- y poblaciones -con sus correspondientes resaltos de alturas desmesuradas-. Y siempre intentamos ir lo más fino posible, pisando el acelerador con muchísimo tacto y anticipando las maniobras para no perder inercia, ni suavidad.

El resultado: el Porsche 911 Carrera 4S consiguió una media de 8 litros a los 100 km; hoyMotor hizo 9,7 litros, buenos números si tienes en cuenta los 10,5 litros a los 100 km que anuncia este modelo. El Porsche Cayman S calcó el consumo de su hermano mayor, a pesar de homologar 9,4 litros a los 100 km en ciclo mixto; nosotros gastamos sólo 8,1 litros durante el test.

Tenemos que reconocer que este tipo de inciativas te reconcilian con el coche -dejando el estrés de lado- y te hacen disfrutar, de nuevo, del placer de conducir y viajar.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Pablo 26 enero, 2011

A mi me gusta ir rapidito con el coche, pero si que es verdad que cuando decides ir a 90-100 cuidando los consumos se consigue disfrutar del automovil (a otro nivel claro está). Relaja mucho.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba