Porsche 911: 50 años de un mito

Porsche 911: 50 años de un mito

En 2013 se cumplen 50 años del nacimiento del deportivo más emblemático, el Porsche 911. Durante estas cinco décadas, el modelo ha pasado por importantes transformaciones, pero la firma germana ha sabido mantener intacta su esencia.

La silueta del Porsche 911 dejó verse por primera vez en el Salón del Automóvil de Frankfurt, allá por 1963. Desde el momento mismo de su aparición, su cuidada y atractiva figura le convirtieron en uno de los deportivos más deseados de la época y en la inspiración de muchas otras marcas.

Hasta la fecha de hoy, Porsche ha fabricado 820.000 unidades del 911, lo que le convierte en el deportivo más exitoso del mundo. Pero, ¿dónde se encuentra la clave de la notoriedad de este modelo? Los ingenieros de Zuffenhausen y Weissach han sabido conjugar en cada una de las siete generaciones aspectos aparentemente tan contradictorios como prestaciones, deportividad, uso práctico, diseño y funcionalidad.

Las siete generaciones del Porsche 911

Primer Porsche 911 (1963) – Nace la leyenda

Primera generación Porsche 911 (1963)
Primera generación Porsche 911 (1963)
Ampliar

La marca creó este 911 para suceder al Porsche 356 y lo presentó como prototipo en el Salón de Frankfurt. Nació con el apellido 901, pero su lanzamiento al mercado un año después se produjo ya con los tres números más conocidos de la automoción. Contaba con un motor bóxer de seis cilindros refrigerado por aire y una potencia de 130 CV, lo que le permitía alcanzar una velocidad máxima de nada menos que 210 kilómetros por hora.

Más tarde llegaron variantes del modelo que también lograrían ganarse un hueco en la historia. Hablamos del Porsche 911 S, 911 Targa, 911T y 911 Carrera RS.

La Serie-G (1973) – La segunda generación

Diez años tuvieron que pasar para que el Porsche 911 recibiera su primera actualización importante. El modelo G se produjo entre 1973 y 1989, el período más largo de tiempo de una generación del 911, y contaba con importantes avances en materia de seguridad.

Sin duda alguna, el protagonista de esta generación fue el Porsche 911 Turbo, que incorporaba un motor 3.0 de 260 CV y un enorme spolier trasero como señas de identidad. En 1997 las prestaciones del modelo pasaron a ser descomunales al aumentar su potencia hasta los 300 CV; se convirtió en el mejor coche de su categoría y en la referencia dentro de los deportivos.

El 964 (1988) – Un clásico moderno

En 1988, Porsche sorprendió con el lanzamiento del 911 Carrera 4 (964), que contaba con una plataforma totalmente renovada y un nuevo motor bóxer de 3,6 litros refrigerado por aire con 250 CV. La incorporación del ABS, dirección asistida y airbags fueron otras de las novedades más importantes.

El 993 (1993) – Los últimos modelos de refrigeración por aire

Cuarta generación del Porsche 911 (1993)
El Porsche 911 de 1993 es todo un icono.
Ampliar

Este 911, con el código interno 993, es para muchos el mejor Porsche de la historia. Su espectacular diseño, gracias a unos paragolpes integrados y un frontal inclinado, le convirtieron en un modelo muy elegante. Pero la verdadera razón por la que los entusiastas de Porsche siguen venerando al 993 es porque este modelo, producido desde 1993 hasta 1998, fue el último 911 con un motor refrigerado por aire.

El 996 (1997) – Refrigerado por agua

El Porsche 966 se fabricó entre 1997 y 2005 y supuso un punto de inflexión en la historia de la marca. Se trató del primer 911 con motor bóxer refrigerado por agua y, con sus 300 CV, abrió nuevos caminos en materia de reducción de emisiones, ruidos y consumos de combustible.

Con el 996 Porsche lanzó una ofensiva de producto sin precedentes, con toda una serie de nuevas variantes. El 911 GT3 se convirtió en una de las estrellas de la gama en 1999, y mantuvo viva la tradición del Carrera RS. El 911 GT2, el primer coche equipado de serie con frenos cerámicos, fue comercializado como un vehículo deportivo extremo a partir de finales de 2000.

El 997 (2004) – Clasicismo y modernidad

Porsche presentó en 2004 la nueva generación del 911 Carrera y 911 Carrera S. La novedad más importante, más allá de las modificaciones estéticas, correspondía al nuevo motor de 3,6 litros y 325 CV para el Carrera y un 3,8 litros de 355 CV para el Carrera S.

En 2006 llegó el Porsche 911 Turbo, primer modelo de gasolina de producción en serie que incluía un turbocompresor con turbina de geometría variable. Con los Carrera, Targa, Cabriolet, tracción trasera o integral, Turbo, GTS, modelos especiales y versiones de carretera de los GT de competición, la familia 911 quedaba compuesta por nada menos que 24 variantes.

El 911 (2011) – Refinado por la experiencia

La última generación del Porsche 911 representa el mayor salto tecnológico en la historia de este modelo. Mejorar un producto casi redondo era complicado, pero la marca ha conseguido introducir importantes novedades que han hecho de este deportivo una máquina casi perfecta. Así, la firma germana ha logrado mayores prestaciones y consumos reducidos gracias a una menor cilindrada (3,4 litros) y un aumento de la potencia de 5 CV. Otras innovaciones son el Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC) y la primera transmisión manual del mundo de siete velocidades. ¿Conseguirá la próxima generación mejorar aún más el 911? Seguro que sí.

Así es el actual Porsche 911 Cabrio

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Porsche siempre 8 febrero, 2013

SIn duda alguna el mejor de la historia

Porschista 8 febrero, 2013

Esto es una leyenda. Porsche = 911 = leyenda
…Pero 996 ha sido un error 🙂

Freddy 23 febrero, 2013

El 996 el mejor? No creo para los puristas es el 993 por ser el último con ”
aire”. Además la valoración del 996 de segunda mano es muy baja

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba