Reportaje

¿Por qué los coches franceses tenían faros amarillos? ¿Realmente funcionan?

15 fotos

Ampliar

19 de septiembre, 2022

Seguramente que te ha llamado la atención ver en películas ambientadas en Francia o en algún coche clásico que sus faros eran amarillos. ¿Sabes por qué lo hacían? Aquí te lo contamos.

Durante muchos años, los coches franceses montaban faros de color amarillo y seguro que ahora también hayas visto algún modelo moderno «tuneado» al que le han puesto un filtro amarillo en los faros. Ese color amarillo de la luz no es un color cualquiera sino que está recogido en el reglamento de circulación y su denominación exacta es «amarillo selectivo». Este color en los faros no era un capricho estético y tenía su razón de ser, pero desde 1999 está prohibido su uso en los vehículos matriculados a partir de ese año, ahora verás por qué.

Los faros amarillos franceses y el bulo de la guerra

En contra de lo que se cree, los faros amarillos no se impusieron por una guerra inminente.

15 fotos

Ampliar

El gobierno francés emitió una ley el 3 de noviembre de 1936 en virtud de la cual los faros principales de todos los vehículos debían cambiar la iluminación del color blanco al amarillo selectivo. Esta orden cambiaría por completo el aspecto de los coches que circulaban por el país vecino y tuvo sus consecuencias positivas y negativas, como veremos a continuación. Existe la creencia popular de que el motivo que hubo detrás de esta nueva reglamentación en la iluminación de los vehículos fue por motivos de seguridad ante una posible invasión alemana. Los coches extranjeros tendrían los faros de color blanco y serían fácilmente identificables e interceptables.

Este bulo está muy arraigado, pero tiene varios puntos débiles que hacen que se caiga por su propio peso y haya que buscar otro motivo real. Lo cierto es que la ley no daba ninguna explicación o motivo para tal cambio, lo cual ha promovido la confusión y que se hayan dado por buenas explicaciones tan vagas como ésta, que no tiene demasiada lógica si la pensamos un poco:

  • La ley se publica en 1936, unos años en los que, aunque había cierta tensión política, muchos de los políticos más importantes eran afines a la política de Hitler, entre ellos Pierre Laval, que fue Primer Ministro en 1935 y que sería ajusticiado tras la contienda por colaboracionista con los nazis durante el Régimen de Vichy.
  • Es absurdo pensar que en una invasión el color de los faros pudiera generar algún tipo de defensa real. Para empezar, no era un secreto lo del color de los faros ni sólo se fabricaban bombillas amarillas en Francia, así que los invasores podrían perfectamente camuflar sus vehículos instalando también el amarillo selectivo en ellos. En segundo lugar, si un ejército está decidido a invadir un país, de poco vale como defensa ver que ese tanque que me está apuntando tiene los faros amarillos.

El motivo no escrito pero que con mayor probabilidad está detrás de la obligatoriedad de montar faros amarillo selectivo en los coches franceses es el de la seguridad. La luz amarilla tiene una serie de ventajas frente a la luz blanca (sobre todo la que tiene como fuente una lámpara de incandescencia con un filamento de tungsteno).

Un detalle que seguro que no sabías: luces de marcha atrás amarillas

Hasta 1974, las luces de marcha atrás también tenían que ser amarillas.

15 fotos

Ampliar

Un detalle curioso es que la ley no sólo obligaba a que fuesen amarillo selectivo los faros delanteros. Si lo pensamos un poco, las luces de marcha atrás son del mismo color que las de los faros principales en nuestro coche, ¿no?. Bueno, pues en Francia sucedía lo mismo hasta finales de 1973 y las luces de marcha atrás también tenían que ser de color amarillo selectivo, como las delanteras.

Si alguna vez te coincide ir detrás de un coche clásico que fuese matriculado en Francia antes de 1974, es probable que te llame la atención que tenga dos intermitentes en la parte trasera para cada lado. En efecto, cuando la luz está apagada el color del cristal de la luz de marcha atrás se parece bastante al de un intermitente (amarillo auto), pero cuando meta la marcha atrás verás que la luz es más amarilla que anaranjada.

Sí, las luces de marcha atrás en los coches del mercado francés antes de 1974 también eran amarillas.

¿Qué ventajas tienen los faros amarillos?

Los faros amarillo selectivo tienen varias ventajas e inconvenientes.

15 fotos

Ampliar

La luz es una onda visible del campo electromagnético y como toda onda, se va «frenando» a medida que se propaga. Piensa en las olas que se forman en un estanque cuando tiras una piedra. Éstas se van disipando a medida que se alejan del punto donde ha caído hasta que desaparecen. La luz amarilla tiene una longitud de onda que hace que se disipe menos en el medio en el que se propaga, sobre todo cuando la densidad del medio aumenta, por ejemplo, porque en el aire hay partículas de agua o vapor en suspensión.

Los faros con luz amarilla tienen las siguientes ventajas:

  • Producen menos deslumbramientos al tráfico contrario: la luz amarilla es menos agresiva para el ojo al filtrar el espectro de la luz blanca más cercano a los azules y ultravioletas.
  • Aumentan el contraste: la luz amarilla aumenta el contraste y mejora la definición de las formas. Esto es algo que saben bien los fotógrafos, que suelen emplear filtros amarillos, sobre todo a la hora de hacer fotografías en blanco y negro. Es el mismo efecto que se consigue con las famosas gafas de color amarillo que suelen usar los conductores, cazadores, ciclistas, etc. que ayudan a la visión, sobre todo en las horas crepusculares.
  • Producen menos autodeslumbramiento: por su color, el amarillo cuando se refleja en la niebla, la lluvia o los copos de nieve genera menos autodeslumbramiento y esto mejora la visión en estas condiciones. Teniendo en cuenta que en gran parte del territorio francés tanto la lluvia como la niebla eran especialmente frecuentes, lo más probable es que ésta fuese la causa para que se promulgase la ley del 3 de noviembre de 1936.
  • Menor disipación: además de no producir autodeslumbramiento, la luz amarilla atraviesa mejor las gotas de agua y de vapor, de modo que se absorbe menos luz en el medio de propagación y ésta tiene más alcance. Hay varios experimentos en los que se miden los lúmenes en el foco y a diferentes distancias del mismo y se mantiene más alto el número de lúmenes a más distancia con los faros amarillos que con los blancos.
  • Se ven mejor las líneas de la carretera: el color amarillo hace que destaquen más las marcas viales de los arcenes y carriles.

Por desgracia, no todo son ventajas y también tienen sus inconvenientes:

  • Emiten menos luz: la luz que produce un filamento no es amarilla, es blanca. Esto hace que se tenga que poner un filtro de color para transformarla en amarillo selectivo. Siempre que añadimos un filtro, impedimos que salga todo lo que entra en él, así que siempre se pierde luz. Esto también es aplicable a las lámparas con filtros azules para hacer parecer más blanca la luz de un faro halógeno. LOS FILTROS ABSORBEN LUZ. Si eres aficionado a la fotografía, lo habrás comprobado claramente. Los filtros de colores le dan viveza a la escena, siempre que ésta esté bien iluminada. Si hay poca luz, no puedes usar filtros.
  • Enmascaran los colores: al ser una luz con color, el objeto que se ilumina puede verse en un color que no es el real. Por ejemplo, con un coche con faros amarillos las líneas de la carretera no se ven blancas sino amarillas. Lo mismo con las señales reflectantes de fondo blanco. Esto hace que sea muy difícil diferenciar, por ejemplo, si estamos en un tramo en obras (con la pintura amarilla y la señalización en fondo amarillo) o no.

¿Puedo montar en mi coche faros amarillo selectivo?

Sólo se pueden instalar faros amarillos en los coches matriculados antes de 1993.

15 fotos

Ampliar

En 1993 Francia dejó de obligar a montar estos faros y en 1999 la Unión Europea prohibió la instalación de faros amarillo selectivo en los vehículos. Esta prohibición tiene en parte motivos prácticos y también de seguridad. El motivo práctico principal es que para los fabricantes es mucho más rentable producir un solo tipo de faro que dos y de esta manera se unificaban las homologaciones para todos los países europeos. El segundo motivo tiene que ver con lo que comentábamos antes, el color de las marcas viales en los tramos en obras.

La señalización provisional en los tramos en obras en las carreteras es de color amarillo para llamar la atención y recordarnos durante todo el tramo que las condiciones de circulación no son las habituales. Si nuestro coche emite una luz amarilla y siempre vemos las líneas de ese color, se pierde esa función de advertencia de la señalización.

Un tercer motivo es que a partir de 1993 empezaron a proliferar otro tipo de lámparas además de las incandescentes, como las de descarga de gas (xenón y bi-xenón) o los led.

Si tu coche está matriculado antes del 26 de julio de 1999 sí está permitido que instales lámparas, faros o filtros de color amarillo selectivo, siempre que estén homologados, por supuesto. Sin embargo, aquellos vehículos matriculados con fecha posterior a la indicada, se rigen por la nueva homologación y está prohibido el amarillo selectivo en ellos.

¿Por qué usan faros amarillos en competición?

Los faros amarillos en competición son para diferenciar categorías, no porque tengan mejor luz.

15 fotos

Ampliar

Muchos aficionados se la juegan y, aunque está prohibido, montan faros amarillos en sus coches posteriores a 1999. Muchos lo hacen por motivos estéticos, otros porque consideran que se ve mejor con ellos y otros porque ven que en los coches de carreras se usan estos faros.

Tendemos a pensar que lo que se usa en los coches de competición es siempre lo mejor también para la carretera, pero a veces no sabemos el motivo real de que se usen en carreras determinadas tecnologías. En el caso de los faros amarillos en competiciones de larga distancia, el motivo no es ni la fatiga de los pilotos, ni la mejor calidad de la luz ni nada de eso. En carreras como las 24 Horas de Le Mans hay coches que montan faros amarillos simplemente para que los pilotos sepan si lo que se les acerca por el retrovisor es un coche con preferencia por ser de una categoría superior.

En este tipo de carreras participan vehículos con velocidades de carrera muy diferentes dependiendo de la categoría en la que se inscriban. Durante el día es fácil saber si vas en un GT3 que lo que te va adelantar es un LMP muchísimo más rápido y contra el cual lo mejor es arrimarse y darle preferencia de paso. Por la noche esto es imposible, así que a los coches de las categorías más rápidas les dejan faros blancos y a los más lentos los amarillos. Así por la noche cuando un piloto de GT ve que se le acerca un faro amarillo, es un rival contra el que tiene sentido competir, pero, si el faro es blanco, está obligado a facilitarle el adelantamiento.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche