Reportaje

Por qué hace ruido la marcha atrás

Ampliar

24 de junio, 2019

Seguro que has notado que en muchos coches el ruido del coche al ir marcha atrás cambia respecto a cuando vamos en primera. También es muy frecuente que al meter la marcha atrás entre peor que las otras y que, además, rasque. Te explicamos por qué.

Algunos lectores nos han consultado que por qué su coche hace un ruido diferente cuando va marcha atrás. Otros, en cambio, lo que nos han preguntado es por qué cuando meten la marcha atrás suele rascarles y ésta entra peor que cuando meten la primera. Para dar respuesta a ambas consultas hemos decidido unificarlas en este reportaje referido a los ruidos de la marcha atrás.

Por qué los coches hacen más ruido marcha atrás

En los coches eléctricos realmente no hay una marcha atrás en la caja de cambios. Para circular hacia atrás lo único que necesitan los coches eléctricos es invertir el sentido de giro de su motor eléctrico. Sin embargo, en los motores de combustión no se puede invertir el sentido de giro del motor, salvo que se trate de un motor de dos tiempos como el de las motos.

Para poder invertir el sentido en el que giran las ruedas respecto al del giro del motor, lo que se hace es introducir un piñón intermedio en la caja de cambios y éste es el motivo de que oigamos una especie de zumbido que se va haciendo más agudo cuanto más rápido vamos marcha atrás. Los piñones de la transmisión hacen ruido y cuantos más piñones estén solidarios girando más ruido hacen. Además, a medida que los dientes de esos piñones se van desgastando, cada vez aumenta más el ruido que hacen.

Por qué suele rascar la marcha atrás y cómo evitarlo

En muchos coches es frecuente que al querer meter la marcha atrás ésta entre dura y, además haga un ruido muy desagradable en el proceso. El motivo de que rasque la caja de cambios al meter la marcha atrás es que su mecanismo es más complicado que el de las otras marchas debido a que la componen tres piñones (los de la propia marcha y el que invierte el sentido de giro de las ruedas) en vez de dos como las otras marchas y, además, que solemos hacer mal la maniobra y estropeamos una pieza de la caja de cambios que se llama sincro o sincronizador.

Cuando las ruedas están paradas y el motor encendido, mientras no pisemos el embrague y estemos en punto muerto, hay unos piñones que giran en el cambio (los que están unidos al motor a través del disco de embrague) y otros que están parados (los que están unidos a las ruedas a través del diferencial). Si pisamos el embrague y no damos tiempo a que los piñones que estaban girando se paren, para evitar que las marchas rasquen tenemos los sicronizadores, que lo que hacen es igualar el giro entre los piñones de un eje y de otro en la caja de cambios. El piñón de la marcha atrás tiene algo más de inercia que el de la primera y al sincro le cuesta más trabajo igualar sus giros, así que, si pisamos el embrague y no esperamos un poco a que se reduzca la velocidad de giro de los piñones, estamos forzando el sincro y acabamos por estropearlo y que cada vez rasquen más las marchas.

Para evitar que nos rasque la marcha atrás al meterla es muy importante evitar tres errores que son la causa de que se produzca ese incómodo rascado:

  • Jamás trates de meter la marcha atrás si el coche no está totalmente parado. A veces incluso intentamos meter la marcha atrás cuando el coche aún rueda lentamente hacia delante. Esto somete a la caja de cambios y a los sincros a un esfuerzo tremendo y acabamos estropeándolos rápidamente. La marcha atrás sólo debemos meterla con las ruedas completamente paradas.
  • Pisa siempre el embrague hasta el fondo. Muchos conductores no pisan el embrague por completo y esto hace que haya todavía un pequeño roce en el disco de embrague que impide que los piñones lleguen a detenerse por completo antes de intentar meter la marcha.
  • Espera un segundo o dos con el embrague completamente pisado antes de meter la marcha. De este modo los piñones del eje solidario al embrague tienen tiempo de perder velocidad y le facilitamos el trabajo a los sincros.

 

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jcl

    gracias por estos consejos ruben, el ultimo apartado lo desconocia totalmente….lo pondré en practica; un saludo.

  • Jorge Sánchez

    Hola, en la mayoría de casos la marcha atrás no tiene sincronizadores, los piñones son de dientes rectos, si no no habría manera de engranarlos. Para entrar la marcha atrás lo que se hace es tener dos piñones fijos y mover un tercero para conseguir invertir el sentido de giro a la salida del cambio. Al ser los dientes rectos es lo que provoca el ruido típico de la marcha atrás.

    • Rubén Fidalgo

      Hola Jorge, en efecto en la mayoría de los casos no está sincronizada, pero los hay sincronizados y los consejos para evitar problemas con ellos (darle tiempo a que dejen de girar los piñones, no meterla con el coche en movimiento…) son válidos para sincronizados y rectos también. Muchas gracias por tu acertado comentario.

  • juan

    informate mejor. la marcha atras no esta sinconizada en la mayoria de los coches, en los coches normales para decirlo asi. asi se ahora en costes de fabricacion y en tamaño de la caja de cambios. por falta de sincrones el coche tiene que estar totalmente parado para poder insertar marcha atras y el embrague pisado a tope. cruje cuando el coche se mueve un poquito, cuando la gente no acostumbra a pisar a tope el embrague (falta unos milímetros hasta el piso), lo que suele pasar y en los cambios de marcha hacia adelante pero no se escucha nada porque los sincrones se encargan de acercar/igualar la velocidad de giro de los piñones

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche