Reportaje

¿Por qué el Gobierno debería extender las ayudas a la compra de coches de segunda mano?

Ampliar

06 de mayo, 2020

El Gobierno está a punto de aprobar el Plan Moves 2020 que incentiva la compra de eléctricos nuevos, pero... ¿qué pasa con el mercado de ocasión? ¿Acaso no son relevantes las cifras que mueve en nuestro país?

En plena crisis sanitaria, económica y social parece lógico que el Gobierno deba incentivar la compra de vehículos nuevos, como tiene intención de hacer con el Plan Moves 2020 -en este caso, solo enfocado a coches eléctricos.- De este modo ayudarán a reactivar de manera más rápida la actividad de una industria que genera de forma directa el 10% del PIB y el 9% del empleo en España. No obstante, la medida se antoja inútil para quienes no están interesados en un eléctrico y es igual de ineficaz para los negocios que tienen que lidiar con ERTEs, graves pérdidas o importantes inversiones para hacer de sus instalaciones lugares más seguros. Con el objetivo de que la antigua normalidad se imponga cuanto antes, las patronales del sector automovilístico nacional han solicitado al Ejecutivo un plan de choque que sea capaz de hacer frente al daño causado por el coronavirus.

En el saco entran concesionarios, fábricas y talleres. Sin embargo, la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha pedido que también se incluyan a los vehículos de ocasión… y lo cierto es que no les faltan razones. El mercado de coches de segunda mano continúa teniendo más protagonismo y adeptos en nuestro país que el de coches nuevos. Sin ir más lejos, el año pasado se vendieron más de 2,2 millones de automóviles de ocasión (cerca de un millón más que nuevos), según datos de Ideauto para Ganvam.

Coches de ocasión para achatarrar el parque y reactivar la economía

Evidentemente, a nadie se le pasa por la cabeza nutrir nuestras carreteras de automóviles viejos, inseguros y contaminantes. La idea sigue siendo la de reducir la edad media del parque, pero esto no es incompatible con comprar vehículos seminuevos que no superen los cuatro o cinco años. A eso se refieren en Ancove. Los modelos jóvenes de en torno a esta edad son mucho menos contaminantes y mucho más seguros que los de más de 10 o 12 años. Por tanto, resultaría sensato un plan de choque que comprendiera una ayuda a la compra de un coche joven si a cambio entrego uno viejo. Esta medida, además de contribuir al achatarramiento del parque y a la reactivación de la economía, sería la opción más viable de modernización para las economías menos pudientes.

«Hoy, la recuperación de las ventas de turismos pasa necesariamente por apoyar la venta de coches diésel y gasolina, en función de las necesidades reales del cliente, mucho menos contaminantes que las unidades viejas que componen el parque. Es preciso un plan estructural de achatarramiento que ponga como objetivos reducir la edad media por debajo de los diez años, dos menos que la actual. Tampoco se puede limitar en el tiempo, sino establecerlo en función de estos objetivos, lo que exige continuidad en las medidas», aseguran desde Ancove.

Bajadas de precio en el mercado de coches de segunda mano

Como os contamos hace poco en el artículo Los portales de automoción dan visibilidad ya al 80% del stock de VOla devaluación de las unidades que permanecen en stock (pierden alrededor de 12 euros de su valor al día) implica una contundente bajada de precios. Esto es algo que indudablemente favorecerá que los clientes aprovechen la oportunidad y vuelvan a iniciar procesos de adquisición.

Comparte este artículo:

Artículos similares

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche